Fed justifica desaceleración de precios

La baja en la inflación no es reflejo de la debilidad del mercado inmobiliario, según funcionarios; economistas de la Reserva de San Francisco advirtieron floja actividad en el conjunto de la economía
CHICAGO (CNN) -

La desaceleración en la inflación estadounidense desde mediados del 2008 no es un mero reflejo de la debilidad en el mercado inmobiliario, sino que apunta a una floja actividad en el conjunto de la economía, dijeron economistas del Banco de la Reserva Federal de San Francisco.

Esta teoría, publicada este lunes en el último boletín económico del banco regional, se conoce en momentos que los funcionarios de la Fed analizan por cuánto tiempo más deberán mantener sus tasas de interés a corto plazo cerca de cero, donde han estado desde diciembre del 2008.

La inflación moderada, junto con otros factores que incluyen una eleva tasa de desocupación, permiten mantener tasas de interés excepcionalmente bajas "por un período prolongado", dijo el Comité Federal de Mercado Abierto, la instancia de la Fed que fija la política monetaria, tras su última reunión en marzo.

De cualquier forma, algunos funcionarios de la Fed han comenzado a cuestionarse recientemente si la frase "período prolongado" sigue siendo necesaria debido a los indicios de que la economía está retomando su curso.

El influyente informe del Gobierno sobre empleo, publicado el viernes, mostró que la economía del país creó empleos en marzo a su mayor ritmo en tres años.

En momentos en que el debate sobre la política expansiva de la Fed toma impulso, la teoría de los investigadores de la Fed de San Francisco podría ayudar a mitigar los temores de que el fuerte descenso de los precios de la vivienda puede estar ocultando tendencias inflacionarias que podrían desencadenar un cambio en la política monetaria.

"Algunos analistas han planteado el interrogante sobre si los declives sin precedentes en el valor de las casas, que han sido el emblema de la reciente recesión, podrían estar moderando las lecturas inflacionarias subyacentes", dijeron en la publicación los economistas Bart Hobijn, Stefano Eusepi y Andrea Tambalotti.

"No obstante, un análisis minucioso de los datos inflacionarios recientes muestra que la debilidad en los precios de las casas representa un patrón general de moderados incrementos en los precios a lo largo de la mayoría de bienes de consumo y servicios y no está distorsionando la tendencia general en las mediciones subyacentes de inflación", señaló el informe.

Los economistas que elaboraron el estudio calcularon el índice de precios subyacentes de bienes de consumo, una de las mediciones que emplea la Fed para medir la inflación, excluyendo el componente de vivienda, y lo compararon con la medición que incorpora al sector inmobiliario.

Tras esto concluyeron que aunque los precios de las viviendas son una carga sobre la inflación general, el efecto es pequeño, y a nivel general la vivienda era sólo un componente más en el declive de las presiones inflacionarias generales.

Algo similar salió a la luz cuando los economistas de la Fed hicieron un cálculo similar del Índice de Precios al Consumidor.

"Sin importar si se incluye o no la vivienda, la inflación subyacente exhibe una notable tendencia desinflacionaria desde agosto del 2008", sostuvieron en el boletín. Estas presiones probablemente se deben a una holgura importante en la actividad económica, añadieron.

Ahora ve
Plan de reforma fiscal de EU podría violar las leyes de comercio internacional
No te pierdas
×