La vivienda china amenaza con explotar

La causa de la crisis financiera en 2008 puede reaparecer en la nación asiática e impactar al mundo; la dependencia de las mayores economías de la clase media china causará una nueva gran recesión.
china vivienda departamento lujo proyecto inmobiliario  (Foto: AP)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

Puede ser la próxima burbuja de bienes raíces del mundo, una que sigue creciendo con rapidez. Su fin puede ser una explosión sonada en todo el mundo.

Cada vez más economistas temen que una burbuja en los bienes raíces comerciales tenga el potencial de hacer vibrar a la economía mundial que sigue luchando por recuperarse de la impactante crisis financiera mundial de 2008.

Los precios al alza de las propiedades en las ciudades costeras de China, que han aumentado hasta 50% al año, han hecho crecer algunas rentas a niveles comparables con Manhattan, y han ocasionado un boom en los departamentos de lujo y espacios oficinales, que muchos temen que estén fuera de los límites de la demanda.

"Es obvio que China es una burbuja de activos. Es casi como si no hubiera aprendido su lección", dijo Nariman Behravesh, economista en jefe de HIS Global Insight.

Este rápido crecimiento en los bienes raíces ha ocasionado un aumento del 10% en su economía anual. Entre las principales economías del mundo, China lleva ventaja a un ritmo arrasador, con una tasa de crecimiento de casi 12% durante el primer trimestre de 2010. Los pesimistas alegan que cuando la burbuja reviente, los resultados pueden tener un impacto más allá de sus límites fronterizos. 

Las economías desarrolladas, como Alemania, Japón y Estados Unidos, se han vuelto más dependientes del gasto del consumidor del país asiático, y de la creciente clase media. Si el aumento se ve limitado por la explosión de una burbuja ahí, se desvanecerá uno de los principales conductores del crecimiento económico global.

"También existen varias economías que se están beneficiando del rápido crecimiento de las exportaciones de China", dijo el experto en la materia, John Makin, un académico visitante del Instituto de Empresas Estadounidenses. "Si se redujera el paso repentinamente, el impacto sería enorme. Si no lo manejan adecuadamente, tiene el potencial de poner en riesgo una posible recesión de doble hundimiento. No creo que llegue a eso, pero los antecedentes de China en esta materia no son los mejores". 
Miedo a lo desconocido

Aquellos que temen a la burbuja alegan que si el boom de los bienes raíces en la nación asiático desaparece, también lo hará el crecimiento económico con el que ha estado contando el mundo.

"El problema es que las viviendas que están construyendo no son las viviendas que necesitan. Están creando lujos que las masas no pueden costear", dijo el vendedor Jim Chanos, presidente del fondo de cobertura Kynkyos Associates, y uno de los observadores más prominentes sobre el futuro de la economía china. "Cuando explote, con certeza habrá algunos efectos devastadores que no podemos ver aún".

Mientras que el Gobierno chino limita a los bancos extranjeros para hacer negocios en su país, la falta de transparencia en el sistema bancario chino ha generado varios debates sobre el alcance global que pueden tener los efectos de un colapso.

"Creo que los límites en su acceso al mercado son en realidad de ayuda en este caso, pero (los grandes bancos occidentales) encontrarán la forma de evitarlos", dijo Simon Johnson, profesor del Instituto de Tecnología de Massachusetts, y ex economista en jefe en el Fondo Monetario Internacional (FMI). "Cuando nuestros bancos estén en problemas, tendrán que volver a ser rescatados y eso será enormemente costoso".

Aunque cada vez se acepta más que existe una burbuja en los bienes raíces, no todos temen por su efecto dominó. Algunos economistas, como Behravesh, creen que el impacto en Estados Unidos y Europa será relativamente mínimo.

Chanos cree que los países con economías que dependen fuertemente de los valores de exportación a China, como Australia y Brasil, corren más riesgo que las economías desarrolladas en América del norte y Europa.

Un aire de secretismo

Existen algunos economistas que no temen a una burbuja en los bienes raíces de China, y alegan que su Gobierno central está mejor posicionado ante una deflación de una burbuja que las economías occidentales que ignoraron las señales de la misma en sus propios países.

"Claro que hay partes de China que se hincharon al final del año pasado, y al principio de éste", dijo Anthony Michael, presidente del ingreso fijo asiático en Aberdeen Asset Management. "Pero el Gobierno chino lo sabe; no están de brazos cruzados, sino que ya están diciendo a los bancos que no hagan préstamos en ciudades que están sumergidas en desarrollos excesivos".

Michael también dice que el boom en los bienes raíces comerciales en el país asiático llegó con sólo una fracción del nivel de préstamos que se llevaron a cabo en Estados Unidos y en otras economías occidentales, cuyos compradores tomaban prestado el total (o incluso más) del valor total de la propiedad. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero Chanos, al igual que otros críticos, alegan que el nivel de los préstamos en el mercado de los bienes raíces es mucho más grande que como se ha dado a conocer. Dice que su burbuja en los bienes raíces puede no haber crecido sin la aprobación del Gobierno, y que una economía líder, como la de China, es en realidad más susceptible a las burbujas que una economía de mercado.

"La Unión Soviética creció muy por encima de las tasas de crecimiento de Estados Unidos durante los 20 o 30 años posteriores a la Segunda Guerra Mundial", dijo Chanos. "Fue un crecimiento falso, con proyectos de capital que probaron ser muy ineficientes".

Ahora ve
Esto es lo que Ford gastará en la reparación de la falla en sus puertas
No te pierdas
×