Brasil y China, juntos en la OMC

Los mandatarios brasileño y chino firmaron un plan de colaboración ante el organismo mundial; el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, llamó a conquistar el mercado chino.
Jintao y Lula  (Foto: AP)
BRASILIA (Agencias) -

Los presidentes de Brasil y China firmaron este jueves un Programa de Acción Conjunta con acciones para intensificar las relaciones en todas las áreas, incluyendo la coordinación de posturas en foros económicos internacionales como la Organización Mundial del Comercio.

El presidente Luiz Inacio Lula da Silva llamó a los empresarios brasileños a animarse a conquistar el mercado chino, tras un encuentro con su colega chino Hu Jintao.

Los dos mandatarios destacaron el espectacular aumento del intercambio bilateral de 780% desde 2003, para alcanzar un flujo de casi 36,000 millones de dólares en 2009, con un saldo favorable a Brasil.

"China se convirtió en nuestro principal socio comercial y en el mercado más grande para nuestras exportaciones", declaró Lula tras la cita con Hu. "Sin embargo, para que la promesa del comercio sur-sur sea una realidad, Brasil necesita aumentar el valor agregado de sus ventas", señaló.

"El empresariado brasileño tiene el desafío de ser más osado en la conquista del consumidor chino", acotó.

Las ventas brasileñas a China alcanzaron 19,900 millones de dólares en 2009, con importaciones por 15,900 millones de dólares en ese año, según datos oficiales.

Hu destacó que la intensificación del intercambio figura entre las prioridades de los dos países.

"Ambos manifestamos la voluntad de diversificación de la estructura del comercio bilateral, el crecimiento del comercio bilateral y de estimular a las empresas de los dos países a invertir mutuamente y cooperar en áreas como minería, energía, agricultura e infraestructura", expresó.

Los mandatarios de China y Brasil también firmaron acuerdos entre las empresas petroleras estatales de los dos países y entre los ministerios de Agricultura y de Ciencia y Tecnología.

Hu Jintao canceló sus visitas a Venezuela y Chile, y su regreso anticipado obligó a los organizadores a adelantar en un día la cumbre del grupo de países conocido como BRIC (Brasil, Rusia, India y China), para la tarde de este jueves.

Lula dijo que el compromiso de China para construir una planta de acero en un puerto brasileño también podría concretarse y que sería la mayor inversión de China en el país.

Los líderes no entregaron detalles al respecto, pero los medios brasileños han señalado que la firma china Wuhan Iron and Steel construirá la planta en un puerto del estado de Rio de Janeiro en conjunto con EBX, el grupo brasileño de energía e infraestructura controlado por el millonario Eike Batista.

Por otra parte, la empresa china Sinopec y el banco de desarrollo del país firmaron un acuerdo de desarrollo estratégico con la petrolera estatal brasileña Petrobras, dijo el presidente de Sinopec, Su Shulin.

Brasil y China acordaron también impulsar las exportaciones brasileñas de carne y tabaco al país asiático, y seguir adelante con la cooperación en la puesta en órbita de satélites.

"Este acuerdo fortalece la unidad entre los mercados emergentes", dijo Hu.

Fuentes del Gobierno brasileño dijeron a Reuters que Hu y Lula no discutieron el tipo de cambio chino, tema candente en las relaciones entre Beijing y Washington.

Es espera que Brasil y los otros miembros del grupo BRIC no alteren sus lazos con China, presionando al país para que permita la apreciación de su moneda, a pesar de las preocupaciones sobre el efecto de las exportaciones chinas a bajo costo en sus economías.

Los recientes descubrimientos en Brasil de reservas petrolíferas en sus costas han abierto una nueva área de cooperación potencial con China, que el año pasado aceptó prestar a Petrobras 10.000 millones de dólares a cambio del suministro de crudo garantizado por la próxima década.

Los líderes de Brasil, Rusia, India y China se reúnen en la capital brasileña en su segundo encuentro como grupo de potencias emergentes para discutir asuntos económicos globales y la promoción del comercio.

Ambiciones limitadas

Está previsto que Hu y Lula se reúnan con el presidente ruso, Dmitry Medvedev, y el primer ministro indio, Manmohan Singh, la tarde del jueves con una agenda reducida.

"En este momento difícil, tengo que volver a mi país para estar junto al pueblo de China", dijo Hu en un comunicado en referencia al fuerte terremoto en la región sureste del país que ocasionó la muerte a más de 600 personas.

Los países BRIC pretenden emplear el encuentro para fortalecer los lazos de comercio e inversión con líderes empresariales, banqueros, cooperativas y bancos de desarrollo estatal, explorando oportunidades de negocios.

Las diferencias entre los cuatro países que representan cerca del 40% de la población mundial se han hecho más evidentes desde la primera reunión del grupo el año pasado en Rusia, exponiendo las limitaciones de las ambiciones del grupo.

Se espera que el grupo reitere su pedido de que los miembros del BRIC y otros países en desarrollo tengan mayor poder de decisión en instituciones internacionales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Sin embargo, los países no pedirían la implementación de una nueva moneda de reserva global en detrimento del dólar, una idea discutida durante el último encuentro. Como importante acreedora de la deuda estadounidense, China no está dispuesta a ver una disminución en el valor de sus inversiones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pese a esto, los países del BRIC, que comparten su interés por tener mayor participación en los asuntos mundiales y las decisiones económicas, podrían abordar la posibilidad de dejar de lado el dólar, impulsando el comercio en monedas locales dentro del grupo.

Con información de AP y Reuters

Ahora ve
Para Estados Unidos, el TLCAN necesita cambios de fondo
No te pierdas
×