Brasil, en riesgo de “sobrecalentarse”

El auge de los mercados de propiedades, la creación de empleos y un elevado consumo llevan a temer; los expertos consideran que ya se ven presiones sobre la economía del país sudamericano.
real-dinero-billete-brasil-SXC.jpg  (Foto: Cortesía SXC)
RÍO DE JANEIRO (CNN) -

Mercados de propiedades en auge en Sao Paulo y Río de Janeiro, un récord en creación de empleos y un elevado consumo son sólo algunas señales que generan temor a que la economía de Brasil pueda sobrecalentarse. Por primera vez en dos años el Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central aumentó la tasa de referencia, conocida como Selic, en 75 puntos básicos para llevarla de 8.75% al 9.50 %.  

Una serie de sólidas cifras económicas han impulsado a analistas a aumentar sus previsiones de expansión para el año hasta incluso un 7%.

Eso marcaría el mayor ritmo de crecimiento en un cuarto de siglo para la mayor economía de Latinoamérica, confirmando una recuperación mucho más rápida en comparación con economías más desarrolladas que aún luchan por librarse del impacto de la crisis global.

Pero la falta de infraestructura, ahorros y trabajadores calificados en Brasil son algunas de las barreras a la expansión, que significa que un crecimiento tan elevado no puede durar sin aumentar la inflación, que ya se encuentra bastante más alta que la meta anual de 4.5% del Banco Central.

Una caída en la tasa de desempleo a mínimos históricos de 7 % es una de las señales que muestran que la capacidad ociosa en la economía de Brasil está desapareciendo rápidamente, dijo RBC Capital Markets en un informe.

"La demanda doméstica está muy fuerte. Eso no es sustentable a largo plazo", dijo a Reuters Nick Chamie, director global de investigación de mercados emergentes de RBC Capital Markets.

El especialista estima que la capacidad ociosa de la economía, conocida como brecha de producción, desaparecerá en el tercer trimestre de este año, aumentando el riesgo de desequilibrios, burbujas de activos y una tendencia de inflación mayor que podría ser difícil de revertir.

Presiones en año electoral

Economistas señalan que Brasil tiene un crecimiento anual sustentable de 4 a 4.5%, y superados esos niveles comienzan a aparecer las presiones de sobrecalentamiento.

Los brasileños prácticamente no se vieron afectados por la crisis y la demanda de bienes de consumo de parte de una clase media en rápida expansión se ha mantenido intacta.

La recuperación ha sido alimentada por medidas de estímulo del Gobierno y tasas de interés en mínimos históricos, que han dejado los préstamos automotores e inmobiliarios al alcance de millones de personas.

La sólida recuperación no podría llegar en mejor momento para Dilma Rousseff, la candidata presidencial del gobernante Partido de los Trabajadores del presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Rousseff enfrenta una dura lucha contra el candidato opositor, José Serra, en las elecciones de octubre.

"Cada cifra económica, especialmente las relacionadas al consumo, que tienen un mayor efecto en aprobación presidencial, favorecen a Rousseff en este momento", comentó Joao Pedro Ribeiro, economista de la consultoría Tendencias en Sao Paulo.

El mandatario  Lula ha jurado en reiteradas oportunidades que mantendrá la estabilidad económica antes de las elecciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero los comicios podrían hacer que el ex líder sindical esté más reacio a poner un freno, aumentando los riesgos de un sobrecalentamiento que podría dejar a su sucesor con un dolor de cabeza económico.

Las señales de presión por el rápido crecimiento ya se han hecho notar en el déficit de la cuenta corriente de Brasil, que anotó un saldo negativo de 5,100 millones de dólares en marzo frente a un déficit de 1,600 millones de dólares en el mismo mes del año pasado, en la medida en que la fuerte demanda económica impulsó las importaciones.

Ahora ve
Autoridades de España confirman 13 muertos por ataque en La Rambla
No te pierdas
×