La gran masacre económica griega

La Unión Europea y el FMI tratarán de salvar a Grecia, pero su aporte puede no llegar a tiempo; la crisis en las islas helénicas puede contagiar a otras naciones como España, Portugal o Italia.
grecia cajero crisis europa ayuda  (Foto: CNN)
Colin Barr

Finalmente Europa logró idear un rescate griego creíble, pero incluso una gran inyección de efectivo podría no ser suficiente para prevenir otro caos en el mercado.

Las autoridades de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) dijeron el miércoles pasado que esperan llegar a un acuerdo con el Gobierno de Grecia este fin de semana con respecto al paquete de rescate. El FMI dijo que el paquete podría costar hasta 160,000 millones de dólares a un plazo de tres años, una cifra más alta de las que se habían discutido anteriormente.

Las autoridades europeas "se han visto lentas" en el asunto de Grecia desde hace meses, dijo Mitchell Orenstein, profesor de estudios europeos en la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore.

Pero los eventos de la semana pasada, con tres países europeos importantes sufriendo degradaciones crediticias y con costos de préstamos en aumento para las naciones más pequeñas de la periferia europea, dejaron claro la necesidad de actuar de forma decisiva.

"Hay que actuar con rapidez", dijo el titular del FMI, Dominique Strauss-Kahn en una conferencia de prensa el miércoles pasado. "Debemos hacerlo porque si no arreglamos Grecia, probablemente habrá varias consecuencias en el resto de la Unión Europea".

De hecho, la crisis es tan severa que un oficial de la Organización de Cooperación de Desarrollo Económico (OCDE) dijo que la situación de Grecia "es como el Ébola: cuando te enteras de que lo tienes, tienes que cortarte la pierna para sobrevivir".

Y parece que el mensaje está llegando. Aunque la canciller alemana, Angela Merkel, quien se ha opuesto a la ayuda a Grecia por la fuerte oposición de los votantes alemanes ante los rescates, prometió la que principal economía de la UE "pondrá de su parte". 

Incluso si Alemania ofrece el dinero, no queda claro si el rescate de Grecia será suficiente para frenar la situación. Los rendimientos sobre los bonos griegos registraron picos récord el martes pasdao, después de la degradación del crédito a un nivel "basura". Los de Portugal corrieron con la misma suerte.  

El precio de los bonos rebotó el miércoles pasado mientras que el rescate de Grecia parecía estar tomando forma. Las acciones en Europa se vendieron de nuevo después de que Standard & Poor's degradara a España, alegando que el débil crecimiento podría presionar su posición presupuestal.

Los tambaleantes precios de los bonos entre las naciones europeas en problemas económicos "conlleva una reapreciación fundamental de los riesgos de invertir en esos países",dijo Tim Backshall, estratega en Credit Derivatives Research. "Llevan mucho tiempo vencidas".

El riesgo ahora es que incluso si Europa deja de lado sus diferencias políticas y financia un paquete de rescate para Grecia, los problemas clave siguen sin ser atendidos, como el problema de la falta de cohesión en materia de problemas fiscales de los estados miembro.

"La gran incapacidad de las instituciones de la zona del euro es el mayor problema que estamos viendo", dijo Orenstein. "Será difícil mantener la zona del euro sin una mayor autoridad fiscal y monetaria".

Las dudas sobre la capacidad de las autoridades para reaccionar con prontitud podrían hacer que los costos de los préstamos aumenten en Portugal, España e Irlanda, que junto con Italia y Grecia conforman los llamados PIIGS de Europa (Portugal, Ireland, Italy, Greece, Spain, un anacronismo que han utilizado para referirse a estas naciones en inglés y que también se asimila a la palabra pigs, que se traduce como cerdos). Esto podría hacer salir un flujo de capital de estos países, socavando la recuperación impulsada por la liquidez que tomó terreno en todo el mundo.

"Todo se siente algo frágil", dijo Backshall, quien explicó a sus clientes la semana pasada que los bonos corporativos a nivel inversión son costosos tras su alza, y esperan una caída. Notó también que los swaps crediticios con moras en las instituciones bancarias estadounidenses, como Bank of America y Citigroup se han esparcido significativamente en semanas recientes, y en algunos casos están llegando a sus niveles de 2008.

El repentino fuego en Europa también es un recordatorio de que las muchas cuentas de los rescates financieros aún tienen que ser pagadas, y la inundación del mercado con efectivo no disimula los problemas estructurales de las instituciones débiles y de los países sobre-extendidos.

"Lo más notorio a estas alturas del ciclo global es que los mercados de capital global son ultra-líquidos", dijo la economista de Tullett Prebon, Lena Komileva, en una nota a sus clientes. "Aun así, existen bancos que no tienen capital, lo que aumenta el riesgo de otro colapso global sistemático".

Ahora ve
Cinco lesiones escalofriantes en el deporte
No te pierdas
×