Los bancos deben ayudar a clientes: EU

Timothy Geithner, titular del Tesoro, dijo que las entidades deben ser capaces de tomar un riesgo; expuso que las autoridades no pueden adoptar funciones funamentales del negocio bancario.
WASHINGTON (Agencias) -

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, dijo este jueves que los bancos deben ser capaces de tomar algún riesgo para ayudar a sus clientes y sería un error remover su capacidad de hacerlo.

El Tesoro reveló un extracto del testimonio que Geithner tiene previsto presentar ante la Comisión Investigadora de la Crisis Financiera en la cual dice que es incorrecto pensar que esa estabilidad viene de los bancos que están completamente aislados del riesgo.

"La lección de esta crisis (...) es que no podemos mantener segura a la economía al adoptar funciones fundamentales del negocio de la banca, funciones necesarias para ayudar a elevar el capital de las empresas y ayudar a los negocios de cobertura de riesgo, y sacarlos fuera de los bancos, y fuera del alcance de una regulación fuerte", explicó Geithner.

Algunos senadores demócratas que analizan la reforma financiera han llamado a que los bancos sean obligados a separar sus mesas de swaps para reducir los niveles de riesgo que adoptan. La industria bancaria y los republicanos se oponen a eso.

El Gobierno no ha adoptado aún una posición pública sobre si siente que los bancos deben ser obligados a escindir sus mesas de swaps.

Un swap es un contrato financiera en la cual dos partes intercambian flujos de efectivo por deuda, monedas u otros activos, normalmente para cubrir riesgos, y son altamente rentables para los bancos.

Buscan suavizar reforma

Los republicanos ofrecieron este miércoles una alternativa menos severa para las medidas de protección al consumidor que son primordiales en el plan de reforma a Wall Street impulsado por el presidente Barack Obama.

La propuesta abrió un nuevo frente en el debate en el Senado sobre cómo controlar a las instituciones financieras. Los senadores comenzaron esta disputa después de lograr un acuerdo sobre la manera de realizar la liquidación de las grandes firmas financieras en problemas. En ese acuerdo los senadores, votaron casi en su totalidad a favor de eliminar un incómodo fondo de 50,000 millones que podría haberse empleado para pagar la liquidación de una firma.

El Senado, de 100 integrantes, también aprobó por 96 votos una medida de protección a los contribuyentes. Pero aún con estos cambios el Gobierno tendrá que poner dinero para cubrir los costos de la disolución ordenada de una compañía financiera. El dinero será recuperado a través de la venta de los valores de la firma desaparecida y al obligar a los accionistas y acreedores a asumir pérdidas cuantiosas.

"Aunque hemos tenido nuestras diferencias en otros aspectos, hemos compartido siempre el compromiso por asegurar que los contribuyentes nunca se vean obligados a pagar los platos rotos de las enormes firmas de Wall Street que fracasen", dijo el presiente de la Comisión Bancaria del Senado, el demócrata Chris Dodd, sobre su acuerdo con el principal republicano de la comisión, el senador Richard Shelby.

Pero el acuerdo entre Dodd y Shelby, así como la serie de votaciones rápidas que lo siguieron, dieron la impresión de que los pleitos entre ambos partidos no han terminado, en especial las diferencias sobre la protección a consumidor.

El plan presentado por los republicanos limitaría la autoridad de una oficina de protección al consumidor, propuesta en la reforma, y haría que sus reglas estuvieran sujetas a la aprobación de uno de los reguladores bancarios más importantes de Estados Unidos.

La Casa Blanca no tardó en objetar la propuesta de los republicanos. La vocera Amy Brundage la calificó como "nada más que una defensa sesgada por cabilderos para mantener la situación actual".

"Es un intento por reducir la protección a los consumidores. No la aceptaremos", agregó.

El plan de los republicanos crearía una división de protección al consumidor dentro de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos, (FDIC por sus siglas en ingles) para que vigile a las compañías hipotecarias que no sean bancarias y para que delimite las normas que afecten al consumidor. La FDIC tendría que aprobar finalmente las normas creadas por la división.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En cambio, el plan de los demócratas apoyado por Obama crearía un buró independiente dentro de la Reserva Federal para la formulación de políticas de préstamo y otros servicios de transacción para los clientes.

Con información de Reuters y AP

Ahora ve
Kim Jong-Un asegura que Donald Trump pagará caro su discurso
No te pierdas
×