Grecia puede atrasar decisión sobre yuan

Temores de un contagio de la crisis griega llevan a evitar decisiones que provoquen volatilidad; según expertos, al tratar la apreciación del yuan, China consideraría las condiciones del mercado.
SHANGHAI (CNN) -

La crisis de deuda griega y los temores de que pueda propagarse a otros países europeos podrían llevar a China a avanzar más lentamente que lo esperado en dejar que el yuan se aprecie, dijeron este viernes estrategas cambiarios de grandes bancos.

Los mercados esperan que Beijing decida pronto terminar con el tipo de cambio fijo del yuan frente al dólar, mientras aumentan las presiones inflacionarias y se estabilizan las exportaciones, haciendo que tal paso sea manejable e inclusive beneficioso en términos de controlar las alzas de precios.

No obstante, la última ronda de inestabilidad creada por la crisis griega podría llevar a las autoridades a posponer cualquier decisión que pudiera aumentar la ya creciente volatilidad en los mercados globales, dijeron analistas en un debate en una sala de chat de Reuters, el Dealing Room.

"No cambia la dinámica interna de cómo están tratando de moderar los distintos sectores de su economía nacional, pero en términos de tiempo, podrían tomar en cuenta las condiciones de los mercados globales en su proceso de toma de decisiones", dijo Emmanuel Ng, estratega de OCBC.

"Ciertamente no sería prudente aplicar una acción que movería los mercados en momentos de turbulencias", consideró Ng.

Los mercados han cambiado sus expectativas de apreciación del yuan durante las últimas semanas mientras los temores sobre la deuda soberana de la zona euro aumentaban, avanzando desde especulaciones frenéticas acerca de un movimiento de Beijing a una postura mucho más cautelosa.

Sólo hace dos semanas, el mercado de futuros operaba bajo expectativas de un fortalecimiento del yuan de un 3,54% contra el dólar durante el próximo año. En un momento el viernes, los futuros dólar/yuan convertibles implicaban sólo un alza de un 0.84% en el período de un año.

"Los mercados han sido rápidos en esperar una inminente apreciación del yuan, y Grecia los ha obligado a revertir esas posiciones", dijo Thio Chin Loo, estratega regional de BNP Paribas.

Thio espera que las autoridades chinas esperen hasta el tercer trimestre para dejar que el yuan se aprecie, una visión compartida por Woon Khien Chia del Royal Bank of Scotland, que estima que una mayor flexibilidad cambiaria se demorará hasta el segundo semestre, e inclusive hasta final de año.

Hay menos consenso ahora que en julio del 2005, cuando Beijing realizó su revaluación histórica, sobre si se necesita una moneda más firme, dijo Chia, destacando que el Gobierno además está comprometido en una campaña contra la especulación de propiedades y podría resistirse a a sumar más inestabilidad.

"Sobre esta crisis (griega), China en el mejor de los casos no hará nada para no contribuir a más volatilidad. Pensar que China revaluará la moneda para salvar al euro -como escuché en algunos círculos- es hacerse ilusiones", dijo Chia.

Pero otros analistas pidieron no esperar que el impacto de la crisis de Grecia afecte las decisiones de Beijing.

"Ha habido apuestas reducidas sobre la apreciación del yuan esta semana tras el trauma griego, pero decir que Beijing se mantendrá calmado y no hará nada sólo por causa de una crisis europea es una falacia", dijo Suresh Kumar Ramanathan de CIMB.

El tema del yuan es más un problema político entre Washington y Beijing que uno económico, dijo Ramanathan, lo que significaría que la crisis griega podría efectivamente presentar oportunidades para China de avanzar en línea con sus propias necesidades.

Ahora ve
Esta es la cifra que deberá pagar Lionel Messi para evitar ir a la cárcel
No te pierdas
ç
×