Para entender el efecto Grecia

La deuda griega ya había dado avisos de peligro desde finales de 2009, dice Luis Guillermo Colín; economías como la de Portugal, España y Gran Bretaña están amenazadas del contagio financiero.
grecia  (Foto: AP)
Luis Guillermo Colín Villavicencio*
CIUDAD DE MÉXICO -

Desde la gran crisis de la deuda externa en 1982, el mundo ha observado uno de los efectos más negativos de la globalización financiera: las crisis y ataques especulativos por temor al incumplimiento de los bonos de deuda de los Estados. Nuestro país contribuyo a la historia con el famoso "efecto tequila", pero así también lo hicieron Brasil - con el "efecto samba"-  y Rusia - con el "efecto vodka"- , entre otros.

A finales del año 2009, Grecia recibió un duro golpe por parte de las calificadoras de riesgo de bonos gubernamentales -estas temibles instituciones de análisis y consultoría para inversionistas que en no más de una ocasión han sido acusadas de actuar parcialmente y con intereses "ocultos"- al bajar sus niveles los últimos lugares de la Eurozona. La reacción del Gobierno no se hizo esperar, sin embargo el problema es mayúsculo. El Gobierno se manejaba en esos momentos con un déficit del 12.5% en relación a su PIB (hoy en día, se estima en 13. 6%) y con una deuda pública cercana al 140% de su ingreso nacional. En febrero pasado, conforme seguían bajando las calificaciones de los bonos griegos, el asunto comienza a ventilarse en las instituciones de la Unión Europea. En un primer cálculo, se pensó que con un préstamo conjunto de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) sería suficiente con unos 45 mil millones de euros. La semana pasada ese monto creció a 110 mil millones de euros.

En situación similar se encuentran países como España, Portugal, Italia y hasta el mismo Reino Unido. Simplemente, para el próximo julio, el Gobierno español enfrentará vencimientos de bonos de deuda gubernamentales por un monto de 25 mil millones de euros. Y si España "estornuda" a Portugal le dará un "catarrito" -este sí bien diagnosticado y no como el de nuestro ex Secretario de Hacienda- al tener prácticamente una tercera parte de su deuda contratada por bancos españoles.

Ante estos escenarios de contagio masivo en la Eurozona y la caída de los mercados financieros internacionales la semana pasada, el día lunes de esta semana fue anunciado por los ministros de Finanzas de la Unión Europea un mega rescate del orden de los 750 mil millones euros. Aportarán sus esfuerzos la Comisión Europea, los miembros de la Unión y el FMI. A decir de la reacción de los mercados internacionales -alzas importantes en las bolsas del mundo y apreciación de las monedas- el monto acordado será suficiente para "paliar" el nerviosismo de los inversionistas internacionales y la posibilidad de un default generalizado de los bonos europeos.

Hoy en día la pregunta en el mundo es ¿qué sucedió?, ¿en qué momento se descarrilo la disciplina económica y monetaria de la Unión Europea?, ¿cómo es que, con una moneda única y mecanismos de política monetaria centralizados, puede hablarse de escenarios económicos tan poco halagadores para los países de la Eurozona?. La respuesta no es sencilla y los análisis apuntan a diversos factores. Por ejemplo, la analista Caroline Baum, en un artículo para el sitio Bloomberg.com, apunta que los problemas de la Eurozona se deben a que la UE ha hecho un papel muy importante en el seguimiento a la disciplina monetaria pero que respecto al seguimiento de las políticas fiscales de los miembros de la Unión, hay todavía un camino importante que recorrer.

En nuestro país, el Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, ha declarado que nuestra economía sufrirá un impacto mínimo porque hemos "hecho la tarea". El argumento es que con la acumulación de reservas - alrededor de 98 mil millones de dólares al 7 de mayo-, la renovación de la línea de crédito flexible - por un monto de 48 mil millones de dólares-, y el manejo de la deuda - refiriéndose a la externa, porque la interna se ha salido de control y se sitúa en alrededor los 4.2 billones de pesos - la economía de México saldrá bien librada de los impactos

Pero así como hay indicadores económicos "positivos" que el Gobierno y el Banco de México presumen, existen otros no tan alentadores y que pueden restarle margen de maniobra a la política económica frente a una crisis generalizada en Europa. Por ejemplo, en las últimas cuatro semanas el riesgo país ha ido en aumento; los precios del petróleo han disminuido; el tipo de cambio se ha devaluado un 5% en los últimos días y del país han salido capitales especulativos por un monto de 1, 500 millones de dólares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Presidente Calderón viajará este fin de semana a España para la Reunión Unión Europea - México y conocerá de primera mano la información del mega rescate. Ojala y a su regreso se anuncié un plan integral de contención de esta nueva crisis regional que amenaza fuertemente con volverse internacional.

*El autor es Internacionalista, experto en Derecho Internacional y Profesor-Investigador del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México.

Ahora ve
El expresidente peruano Alberto Fujimori podría salir de prisión
No te pierdas
ç
×