Fed: más de 2 años ‘apagando incendios’

Desde la debacle económica en 2008, el Banco Central de EU no ha parado de dar dinero para rescates; la institución acaba de abrir una línea ‘swap’ a Europa para ayudar a sus estados con problemas.
ben bernanke fed oscura  (Foto: AP)
Colin Barr

¿Cuándo colgará la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) su traje de bombero y dejará de apagar los fuegos financieros? Desde que los mercados comenzaron a caer hace casi tres años, el presidente de la entidad, Ben Bernanke, ha estado salpicando dinero en los nuevos brotes de incendio. El último episodio ocurrió esta semana, cuando la Fed accedió a dar dinero a los bancos centrales extranjeros para aliviar la última crisis de financiamiento entre los bancos europeos.

Hasta esta semana, Bernanke había contado la caducidad de varios programas especiales de préstamos de la Fed, incluyendo una versión antigua de las líneas swap de los bancos centrales, como señal de que parte de la misión de la institución ya había sido cumplida. Bernanke dijo que quiere regresar a la Fed a su estado previo a la crisis y está planeando una estrategia de salida para lograrlo.

Pero después de más de dos años de apoyo monetario masivo, la economía mundial sigue inundada de deuda y permanece vulnerable a los síntomas de retiro, que complican su plan para retirarse.

"Las preocupaciones de solvencia relacionadas a los gobiernos relativamente pequeños en la zona europea que fuerzan una ‘vuelta en U' en la estrategia de salida de la Fed, muestran qué tan interconectados están los mercados globales", dijo la economista Lena Komileva de Tullet Prebon.

Durante el ultimo mes, la crisis en los estados fuertemente endeudados del sur de Europa, Grecia y Portugal, comenzaron a presionar a los bancos europeos, que están cargados con enormes deudas en euros al igual que grandes sumas de activos en dólares. Los temores por el riesgo de un fracaso en Grecia hicieron que los socios comerciantes de los bancos temieran por la posibilidad de no ver su dinero de vuelta, un eco que le siguió a la disolución financiera de Lehman Brothers en 2008.

Esto provocó que los costos de financiamiento de los bancos fueran mayores, y amenazó con un aumento en los costos de préstamos en todos los sectores al mismo tiempo que los legisladores intentan mantener el flujo de los fondos en las economías de lenta recuperación.

Como respuesta, las autoridades europeas accedieron a crear un fondo de rescate, y la Fed extendió las líneas swap para asegurarse de que los bancos pudieran obtener dólares.

La Reserva Federal tenía cerca de 580,000 millones de dólares en préstamos en la cima de la crisis en 2008, según la Reserva Federal de Nueva York. No ha dicho las proporciones de sus préstamos a otros bancos centrales en este momento, aunque hay quienes esperan que sea una suma fuerte. La Fed subrayó que no toma ningún riesgo crediticio en los swaps.

"La solución para todo en este momento es una mayor liquidez", dijo Matthew Lloyd, estratega de inversión en jefe en Advisors Asset Management. "Están intentando comprar tiempo, pero los problemas fundamentales no irán a ningún lado".

De hecho, la austeridad es la contraseña en lugares como Grecia, donde el Gobierno prometió recortes fuertes. Incluso en Estados Unidos, donde la recuperación económica ha sido más fuerte que en Europa, se espera que el crecimiento sea más lento en la segunda mitad, pues los impuestos están a la alza, el gasto de los estímulos está cayendo, y el valor del dólar contra el euro acaba de subir.

Esto significa que el esfuerzo de la Fed de sustraerse del gasto de emergencia de los últimos dos años será necesariamente deliberado, aunque la entidad sigue planeando el escenario de su partida. El lunes, la Reserva Federal señaló que aplicaría cinco pruebas simples de un plan para ofrecer a los bancos estadounidenses el equivalente de certificados de depósito.

Los llamados depósitos a término son uno de una serie de programas que Bernanke dijo que permitirían a la Fed vaciar velozmente "cientos de miles de millones de dólares de reservas de los sistemas bancarios, si decide hacerlo".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los bancos tienen un billón de dólares en reservas en exceso, gracias a los inusuales programas de préstamos de la institución federal. Los inversionistas temen que dichas reservas puedan alimentar a la inflación si siguen encima del sistema bancario cuando llegue el crecimiento económico, aunque pocos esperan que eso ocurra antes de un año.

Mientras tanto, hay muchos más fuegos que apagar. "La Fed quiere tomar un camino puro y liso para entrar a la segunda mitad de 2010", dijo Matt Freund, gestor de portafolios en USAA. "Quieren ser capaces de acelerar o frenar según lo que encuentren en el camino".

Ahora ve
La detención de dos líderes independentistas enciende los ánimos en Cataluña
No te pierdas
×