Expertos prevén baja en monedas de AL

Las divisas prolongarán su tendencia bajista esta semana y estarán atentas a la zona euro; el peso mexicano, prevén expertos, no podrá sacarle ventaja a un dólar fortalecido.
inversion, dinero, fondos, gráfica, estadística, dolar, bill  (Foto: Jupiter Images)
LIMA (CNN) -

Las monedas de Latinoamérica prolongarían su tendencia bajista esta semana, atentas a la situación fiscal en la zona euro y al eventual impacto de sus severas medidas de austeridad en la recuperación de la economía global.

Algunos países de Europa anunciaron la semana pasada duras medidas para reducir su déficit fiscal con el fin de que la crisis de deuda de Grecia no se propague por la región, mientras que los mercados globales cayeron por la desconfianza de que los países europeos puedan mantener su expansión económica.

"Con el mercado preocupado por el impacto de la crisis europea sobre la economía mundial, las monedas latinoamericanas deben mantenerse en niveles parecidos al cierre del viernes", dijo el economista de 4CAST Pedro Tuesta.

El real podría extender su tendencia descendente si continúan los temores a que la situación fiscal de Europa obstaculice la recuperación de la economía mundial.

La moneda brasileña bajó un 1.52% el viernes, cotizando a 1.802/1.804 unidades por divisa estadounidense en el mercado interbancario.

"En el escenario interno, no veo nada que justifique al real muy apreciado. Pero en el escenario externo, el mercado va a mirar mucho a cuán vulnerables están los bancos europeos a esas deudas de Grecia, Portugal, Irlanda y España", dijo Jorge Knauer, gerente de cambios del banco Prosper, en Río de Janeiro.

"En ese aspecto, veo difícil que el dólar vuelva a caer (ante el real) con mucha violencia en las próximas tres, cuatro sesiones", agregó Knauer.

En México, el peso seguiría una senda bajista y no podría sacarle ventaja a un dólar fortalecido por una mayor aversión al riesgo en los mercados globales.

"Se ve difícil que la moneda mexicana llegue a los niveles de presión de la semana pasada muy por encima de 13 dólares, no descartamos que si el nerviosismo se incrementa se presione hasta los 12.9 dólares en los siguientes días", comentó un operador de cambios.

De acuerdo al precio final del banco central del viernes, la divisa mexicana cayó un 1.09%, a 12.5665/12.5745 por dólar, frente al precio de referencia de Reuters.

El peso chileno también bajaría al ritmo de sus pares de la región, tras haber sido golpeado por el retroceso de los mercados y de los precios del cobre, principal producto de exportación del país.

"Vemos que los mercados están todos por el suelo nuevamente y las materias primas también. Nosotros estamos completamente indexados a este movimiento internacional", dijo otro agente.

La moneda chilena cerró el viernes en niveles mínimos de más de tres meses y anotó valores de 532.80 unidades por dólar la compra y 533.30 unidades la venta, con una caída de un 0.6% frente a los 529.70 y 530.20 pesos de la víspera.

Agentes del mercado chileno descartaron para esta semana una reacción del peso frente a la decisión del Banco Central de mantener el jueves la Tasa de Política Monetaria en un mínimo del 0.5%, ya que era lo que esperaba la mayoría.

"No había mucho argumento para que la subiera (la tasa) en esta oportunidad, sobre todo porque la inflación no se ha disparado. Sin embargo, y según el propio comunicado del banco, el mercado ya está asimilando que sí vendrá un alza, aunque muy leve, en la próxima reunión", comentó el agente.

Por su parte, el sol peruano no estaría exento del movimiento de los mercados globales y de una posible depreciación, en caso que sigan los temores a un impacto de la crisis de deuda en la zona euro. "El sol también bajaría ligeramente", opinó Tuesta.

"La próxima semana, el sol debería estar fluctuando entre el piso sicológico del 2.835 y el 2.845 en la medida que los mercados sigan volátiles", señaló, por su parte, un operador de un banco extranjero con sede en Lima.

El peso argentino operaría al margen de las demás monedas y continuaría estable, amparado en una política monetaria de intervención del Banco Central que, con compras o ventas de dólares de sus reservas, trata de alejar los grandes movimientos en la cotización cambiaria local.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"La volatilidad del dólar está acotada a un rango que maneja el Banco Central a través de sus compras al contado y sus ventas concretas, o de simples posturas agresivas vendedoras a futuro", dijo Carlos Risso del portal especializado Zonabancos.com.

Risso agregó que esta postura reguladora "cierra en un estrecho margen por donde sigue circulando la divisa estadounidense, sin avizorarse cambios significativos en el corto y mediano plazo".

Ahora ve
Frente a los miembros de su iglesia, esta niña reveló que es lesbiana
No te pierdas
ç
×