Bancos europeos, en ola de pérdidas

El BCE dijo que los bancos de la zona euro afrontan 239,000 mdd en amortizaciones hasta 2011; aceptó que los problemas de deuda podrían retrasar el retiro de los estímulos otorgados al sector.
bce banco central europeo ap.jpg  (Foto: AP)
FRANCFORT (CNN) -

Los bancos de la zona euro afrontan otros 195,000 millones de euros (239,000 millones de dólares) en potenciales amortizaciones hasta fines del 2011 en una segunda ola de pérdidas por la crisis financiera, dijo el lunes el Banco Central Europeo.

En su Reporte de Estabilidad Financiera, el BCE dijo que las finanzas públicas suponían la mayor amenaza al equilibrio financiero de la región, dado que los altos niveles de endeudamiento y los elevados déficits seguían perturbando a los inversionistas.

A la vez, el BCE dijo que una ola de nuevos bonos soberanos podría golpear el acceso de empresas y bancos a financiamiento.

Los peligrosos canales de contagio y de retroalimentación ya se abrieron entre el sistema financiero y las finanzas públicas, aunque nuevas medidas para combatir la crisis -incluida la compra de bonos estatales por parte del BCE- disminuyeron considerablemente el riesgo de contagio.

"Persisten los desbalances fiscales considerables y la responsabilidad descansa en que los gobiernos descarguen y aceleren la consolidación fiscal para asegurar la sustentabilidad de las finanzas públicas", dijo el vicepresidente del BCE, Lucas Papademos.

El funcionario dijo que también era necesario "evitar el riesgo de una salida masiva de las inversiones privadas mientras se establecen las condiciones conducentes a un crecimiento económico durable".

En lo que Papademos dijo que era la "segunda ola" de amortizaciones de la crisis financiera, el BCE estima que los bancos precisarán hacer provisiones por pérdidas de 90,000 millones de euros en el 2010 y 105,000 millones de euros en el 2011, lo que constituye su primera estimación para el año próximo.

Esto se suma a los 238,000 millones de euros ya amortizados para cubrir deudas vencidas hasta fines del 2009.

En general, el BCE dijo que las amortizaciones totales por préstamos y valores incobrables entre el 2007 y fines del 2010 probablemente serían de 515,000 millones de euros, un nivel inferior a los 553,000 millones pronosticados en diciembre.

Demora a la salida de estímulos

Los problemas de deuda en la zona euro podrían tener un impacto en la velocidad a la cual el Banco Central Europeo retire eventualmente las generosas operaciones de préstamos implementadas para ayudar a los bancos durante la crisis financiera.

Tras el colapso de Lehman Brothers en septiembre del 2008, el BCE comenzó a ofrecer a los bancos de la zona euro fondos ilimitados a una tasa de interés plana, en un intento por mantener la fluidez del crédito a la economía real.

Este año había comenzado a reducir su apoyo, pero se vio forzado a dar un giro en esa estrategia por la crisis fiscal en la región.

En su último informe sobre estabilidad financiera, el BCE reconoció que los problemas podrían demorar el retiro del apoyo.

"Si los efectos adversos de las crecientes preocupaciones por la situación fiscal persisten sobre el mercado de dinero, podrían afectar aún más el retiro gradual de las medidas reforzadas de apoyo al crédito", alertó el BCE.

Podrían surgir tensiones a mediados de octubre, cuando se acabe el actual compromiso del BCE de prestar a los bancos de manera ilimitada, agregó.

Un regreso a las operaciones en el mercado de dinero mediante el mecanismo de subastas "podría poner presión alcista sobre las tasas en el mercado de dinero y por lo tanto incrementar las presiones sobre el financiamiento para algunos bancos", sostuvo el organismo.

Los préstamos del BCE a tasa fija a plazos de 3 y 6 meses deberían apoyar los flujos de crédito a la economía e impulsar la recuperación, aunque es importante que los bancos no se tornen dependientes de estos fondos, señaló el informe.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los persistentes problemas con la deuda tienen numerosos impactos sobre los mercados, dijo el BCE. Por ejemplo, el alza en los diferenciales de los bonos soberanos podría llevar a un aumento en los costos de endeudamiento de las empresas y perjudicar a los bancos.

"En resumen, los déficits públicos excesivos y el creciente ratio deuda-PIB podrían suponer riesgos alcistas para los rendimientos de los bonos soberanos y corporativos de la zona euro", dijo el BCE.

Ahora ve
El cambio climático está afectando los lugares más bonitos del mundo
No te pierdas
×