La recesión desplaza a inmigrantes en EU

Casas vacías, embargos y la disminución de indocumentados minan la economía de algunas ciudades; en algunas áreas de EU, ante la falta de trabajo, la mayoría de los residentes optan por irse.
desempleo-desempleados-eu-AP.jpg  (Foto: AP)
DALTON, GEORGIA (AP) -

La sensación de que la ciudad se está quedando vacía, combinada con la falta de empleos, hace que gente como Jesús Saldaña considere seriamente irse, incluso si esto significa dejar el sitio donde han vivido por años. "Este era un lugar movido, había trabajo, pero ahora no hay nada", comentó este californiano de 24 años, que vino a Dalton cuando tenía 16.

"Uno veía gente, autos que iban y venían. Ahora, ni siquiera los fines de semana hay gente en la calle", expresó, parado frente a la vivienda de un amigo en el complejo de departamentos Walnut Creek, a un paso de la Cuarta Avenida.

De los más de 30 departamentos, sólo diez están ocupados, expresa. Un cartel dice "Departamentos del 1 al 16 disponibles para alquilar" en un complejo vecino.

Hay indicios de que mucha gente, principalmente hispanos, se están yendo de Dalton, aunque aún no existen cifras oficiales al respecto. 

"Ha habido una decaída muy grande en la economía", declaró el alcalde de Dalton David Pennington. "Lo que nos distingue es que hay muchos inmigrantes recientes, sobre todo hispanos, que vinieron en busca de trabajo, se radicaron y, cuando empezaron los despidos, muchos se fueron".

La tasa de desempleo del área metropolitana de Dalton fue del 12.6% en marzo, levemente inferior al 13% de enero, pero sigue siendo una de las más altas de Georgia.

La cantidad de indocumentados en Giorgia ha fluctuado. Pasó de los 490,000 del 2007 a los 460,000 del 2008, y subió a 480,000 en el 2009, según el Departamento de Seguridad Interna.

La mayoría de los expertos coincide en que la recesión está estrechamente relacionada con la merma en la cantidad de indocumentados, especialmente si se tiene en cuenta que uno de los sectores más golpeados es el de la construcción, que emplea a muchos recién llegados.

En Dalton, el principal factor fue la debilidad de la industria de fabricación de alfombras. Varias fábricas grandes cerraron o despidieron a mucha gente. Además, se está haciendo cumplir más estrictamente las leyes de inmigración, según residentes de la zona.

Un recorrido por las calles de Dalton, especialmente el sector oriental, donde se instalaron muchos hispanos, muestra  cómo se deteriora el área. Abundan los carteles de casas "En venta", pero no son tantos como los que ofrecen viviendas en alquiler.

Frente a la casa de la familia Hernández en la Avenida Ashworth hay una casa vacía, cuyo dueño abandonó al no poder pagar la hipoteca.

"Destinó todo el dinero de devolución de impuestos del año pasado para mantener la casa, pero al final de cuentas no pudo hacerlo", manifestó María Hernández.

La señora Hernández y su marido, Gustavo, compraron su casa hace siete años, cuando los dos trabajaban 60 horas a la semana en una fábrica de alfombras. Ahora trabajan un par de días a la semana y han tratado infructuosamente de vender la vivienda.

Están tan desesperados que María está considerando volverse a México, por más que estén en el país legalmente.

"Mi hermano falleció el año pasado y no pudimos ir porque no teníamos dinero", expresó la señora Hernández, quien tiene cuatro hijos, de entre 18 y cuatro años.

"Mi madre está enferma y no puedo ir a verla ni enviarle dinero", manifestó.

Pennington cree que quienes se iban a ir, ya se fueron.

"Buena parte de la gente que se fue probablemente era indocumentada. No podían acogerse a los beneficios (sociales) y fueron los primeros en irse", declaró. "Quienes compraron casas, o nacieron aquí, están bien establecidos y no se van a ninguna parte". 

La cantidad de embargos hipotecarios en esta región es más del doble que hace tres años.

Entre mayo y noviembre del 2007 hubo 123 embargos mientras que en octubre del 2009 y marzo del 2010, hubo 470 según Gaile Jennings, directora ejecutiva de la Community Development Corp. de Dalton-Whitfield.

"Antes teníamos cinco en un año", agregó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Dalton llegó a tener 50,000 personas, ahora suma unas 40,000. Ante la partida de tanta gente, las ventas al minorista descendieron y la municipalidad no cobra tantos impuestos.

Las deportaciones del padre o a la madre en las familias origina que el resto de los integrantes se vaya con ellos.

Ahora ve
Esta exposición muestra lo que nunca habías visto en los 70 años de Ferrari
No te pierdas
×