Europa busca tranquilizar a los mercados

Se espera que ministros de Finanzas de 16 países pacten la recaudación de 440,000 mde para ayudas; el acuerdo sobre el Vehículo de Propósitos Especiales podría aprobarse este lunes.
LUXEMBURGO/BERLIN (CNN) -

Los ministros de Finanzas de Europa pretenden salir a calmar a los nerviosos mercados financieros este lunes, cuando establezcan los detalles de una gran red de seguridad financiera para la zona euro y fijen normas de disciplina presupuestaria más estrictas.

Alemania, el mayor contribuyente de la Unión Europea (UE), daba los toques finales a un severo plan de medidas de austeridad diseñado para ser un ejemplo en consolidación presupuestaria para Europa y ayudar a recuperar la confianza del mercado.

Se prevé que los ministros de las 16 naciones que comparten la moneda única sellen los acuerdos que permitan la creación de un Vehículo de Propósitos Especiales (SPV, por su sigla en inglés) que recaude hasta 440,000 millones de euros con el fin de dar préstamos a las naciones de la zona euro que corran riesgo de enfrentar problemas de pago al estilo de Grecia, dijeron funcionarios.

"Tengo confianza en que tendremos un acuerdo hoy (lunes) sobre el SPV", dijo el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, a la prensa al llegar a la reunión.

Rehn agregó que los ministros discutirían también sobre "la estrategia de salida fiscal (de las medidas de estímulo económico) porque es evidente que muchos países necesitan acelerar la consolidación fiscal".

Se espera también que discutan maneras de evitar otra crisis de deuda al estilo de Grecia al endurecer la fiscalización de los presupuestos nacionales e introducir sanciones más tempranas y más duras contra aquellos países que no cumplan con los límites de déficit de la UE o tergiversen sus estadísticas.

La preocupación sobre la estabilidad política de España, la más grande de las complicadas economías del sur de la zona euro, y los comentarios de autoridades del nuevo Gobierno húngaro sobre una posible crisis al estilo griego en ese país avivaron el nerviosismo de los mercados.

El rendimiento del bono español a cinco años se acercaba al máximo del 3.91% que alcanzó poco antes del acuerdo de la zona euro del 13 de mayo para un paquete de ayuda de 1 billón de dólares para el bloque monetario y previo a que el Banco Central Europeo empezara a comprar bonos estatales.

Debilidad del euro

El nuevo Gobierno húngaro todavía intentaba bajar el perfil a los comentarios de la semana pasada de dirigentes del partido oficialista sobre sus problemas de deuda, pero su compromiso de reducir el presupuesto para cumplir con las metas deficitarias del FMI de este año no ayudaron mucho al euro.

La moneda única se transaba cerca de su menor nivel en cuatro años por debajo de los 1.20 dólares, luego de hundirse el viernes en parte por los dichos del primer ministro francés, Francois Fillon, que se mostró a favor de la depreciación del euro contra el dólar.

Rehn dijo que estaba de acuerdo con Jean-Claude Juncker, presidente del Eurogrupo de ministros de Finanzas de la zona euro, en que este movimiento "es el ritmo de la evolución (del tipo de cambio) y no el nivel de preocupación".

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, afirmó el sábado que las autoridades europeas estaban cerca de concluir sus nuevas pruebas de tensión al sistema bancario y que su resultado se comunicaría adecuadamente una vez que se hagan.

Sin embargo, no quedó claro si estas pruebas involucrarían a bancos en forma individual y recomendaciones de que alguno necesite capital fresco, como abogó el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, en una carta a sus colegas del G-20 publicada el fin de semana.

El encuentro mensual de los ministros de la zona euro ha adquirido una significación especial debido a las turbulencias del mercado y la presión de Alemania, la mayor economía de Europa, por reducir fuertemente el gasto público para limpiar las finanzas de las naciones endeudadas.

El gabinete de la canciller Angela Merkel estaba ultimando un paquete de medidas para reducir el déficit que incluirá grandes recortes en gasto social y defensa, así como para reforzar los ingresos fiscales.

Una fuente de la coalición dijo que Berlín planeaba recortar las exenciones tributarias a la energía en 1.000 millones de euros el próximo año y ahorrar otros 1.500 millones anuales en subsidios a la energía entre el 2012 y 2014. Sin embargo, no elevaría los impuestos a la renta ni al valor agregado.

En la cumbre del G20 en Corea del Sur, Alemania resistió la presión de Estados Unidos, que lo llamó a estimular la demanda interna para empujar la recuperación económica global y reducir su superávit de cuenta corriente.

Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, apuntaban a acercar sus diferencias sobre la regulación financiera en una cena privada en Berlín, diez días antes de una crucial cumbre de la UE para reformar la gobernabilidad económica del bloque.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aunque Hungría no está en la zona euro, el riesgo de una crisis financiera en los países de la UE es uno de los factores que pesan sobre la confianza en el euro y en los bancos del bloque monetario que tengan una exposición sustancial a Europa central y del este.

Consultado por si Hungría también enfrentaba una posible crisis como la griega, el comisario Rehn replicó: "No".

Ahora ve
Ed Parker sorprende por su forma de jugar tenis a los 90 años
No te pierdas
×