Reglas para los bancos en EU, en juego

Los bancos no tendrán que proveer dinero para cubrir el costo de liquidar a firmas en problemas; pero legisladores limitarán sus operaciones y crearán un nuevo impuesto en la reforma financiera;
WASHINGTON (CNN) -

Los grandes bancos no tendrían que proveer dinero para cubrir el costo de liquidar firmas financieras en problemas, según un acuerdo alcanzado el miércoles por los legisladores estadounidenses. El acuerdo, que resuelve un punto crucial, es parte de los detalles finales de una exhaustiva reforma de las regulaciones financieras.

Miles de millones de dólares penden de un hilo, mientras los bancos de Wall Street enfrentan un punto de inflexión con los miembros de un panel que negocia el proyecto final, el cual se espera que el miércoles detalle los límites para una serie de prácticas riesgosas, pero lucrativas.

Los bancos como Goldman Sachs  y Citigroup  podrían ver mutar sus operaciones de swaps y actividades de intermediación con capitales propios.

"No pueden continuar haciendo negocios como los estaban haciendo", dijo el representante Barney Frank, el demócrata que está supervisando el proceso. "Tienen que volver al negocio de acumular capital y hacer préstamos a privados", agregó.

Mientras un panel del Senado se reunía para una sesión maratónica de negociaciones, Frank y otros demócratas de la Cámara de Representes proponían un nuevo impuesto de 4,000 millones de dólares sobre los grandes bancos y fondos de cobertura para ayudar a los desempleados a mantener sus hogares.

La propuesta está separada de un impuesto mucho mayor sobre la industria que podría adoptar el Congreso a fin de año.

Los legisladores también propusieron reducir una medida drástica sobre el mercado de derivados, lo que permitiría a los participantes usar colaterales que no sean en efectivo para cumplir algunos requerimientos de márgenes sobre sus operaciones.

Los negociadores del Senado aún tienen que considerar las propuestas.

Los demócratas esperan resolver las diferencias entre los proyectos aprobados por el Senado y la Cámara de Representantes hacia el fin de la semana, cuando el presidente Barack Obama viaje a Canadá para discutir las reformas financieras con otros líderes de las potencias económicas del G20.

Los demócratas están ávidos por reformar una industria profundamente impopular, después del colapso financiero del 2007-2009 que disparó una recesión mundial y rescates públicos de los bancos de Wall Street.

Sin embargo, los legisladores le han retirado su respaldo a muchas de sus propuestas más duras.

Los representantes demócratas dijeron el miércoles que eliminarían su plan para requerir a los grandes bancos que financien un fondo de 150,000 millones de dólares que cubriría los costos de desarticular firmas en problemas.

En cambio, los reguladores cubrirían sus costos con la venta de los activos de las empresas en problemas e impondrían comisiones sobre otros bancos si fuera necesario más dinero.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los representantes y senadores deben aprobar el proyecto final antes de que Obama pueda promulgarlo como ley.

La aprobación  daría a los demócratas una gran victoria legislativa y se sumaría a la reforma del sistema de salud antes de las elecciones legislativas de noviembre.

Ahora ve
Robert Mugabe reaparece en fotos tras aparente golpe militar en Zimbabue
No te pierdas
×