El G20 estabiliza al mercado cambiario

Las divisas de la región tendrán esta semana leve tendencia al alza, marcada por la cumbre del G20; en el discurso final del evento se omitió un reconocimiento a China por la flexibilidad cambiaria.
LIMA/BUENOS AIRES (Agencias) -

Las monedas de Latinoamérica operarían entre estables y con una leve tendencia al alza en una semana marcada por los resultados de la reunión que sostuvieron los países del G20 el fin de semana.

Entre el sábado y el domingo, el grupo de las 20 principales economías del mundo, que representan a dos tercios de la población mundial, se reunió para discutir sobre la reforma financiera y la ayuda a Europa, envuelta en una crisis de deuda.

En dicha reunión, los líderes de las mayores economías del mundo dijeron que fortalecer la tambaleante recuperación económica era su prioridad y se comprometieron a mejorar las finanzas públicas, afectadas por deudas, sin poner en riesgo el crecimiento.

En Brasil, la mayor economía de la región, el real continuaría su racha alcista de la semana anterior y su avance iría de la mano del comportamiento de los mercados externos.

"Estamos optimistas con el mercado (...) pero depende mucho del exterior", dijo Rossano Oltramari, analista de la correduría XP Investimentos.

La moneda de Brasil subió un 0.5% el viernes, a 1.778/1.780 unidades por divisa estadounidense en el mercado interbancario al cierre.

"La tendencia es esa misma, de valorización (del real). Pero si hubiera estrés, se invierte todo", advirtió Rossano.

Por su parte, el peso mexicano, que el viernes se apreció un 0.60% a 12.6555/12.6585 por dólar, también podría apreciarse en medio de jornadas volátiles determinadas por el flujo de noticias de la economía mundial.

"Técnicamente, el nivel del 12.70 pesos por dólar va a ser muy relevante a seguir", opinó Luis Flores, economista del grupo financiero Ixe, antes de que se conocieran los resultados finales de la reunión del G20.

"Podríamos estar regresando a la zona del 12.60, pero en general lo veo muy volátil todavía y me parece que tendremos un rango de operación muy amplio", agregó el experto mexicano.

La prensa argentina comentó que ningún país pudo cantar victoria en la Cumbre del Grupo de los Veinte porque hubo escasos avances para coordinar políticas económicas globales.

El diario La Nación advirtió que "el desacuerdo sobre medidas concretas primó en Toronto" y frente a la crisis económica, ninguno de los países que integran "este núcleo heterogéneo de poder" está en una posición mejor para imponer decisiones.

"Estados Unidos, la primera potencia del mundo, seguirá con su plan de estímulo interno, aunque no pudo imponerle a Europa ni a Canadá su visión sobre la necesidad de morigerar las medidas de ajuste fiscal", señaló el rotativo.

Por otro lado, los líderes mundiales abandonaron el domingo sus planes de reconocer la decisión de Beijing de implementar una mayor flexibilidad cambiaria, resaltando la sensibilidad de China sobre este asunto.

Los negociadores esperaban que una declaración que iba a ser firmada por los líderes presentes en Canadá podría incluir alguna referencia a la bienvenida al anunció de la semana pasada de que Beijing ponía fin a una atadura de facto que pegó el yuan al dólar durante casi dos años.

Peso y sol estables

Entretanto, el peso argentino seguiría equilibrado en la semana, en un mercado que mantiene liquidez de dólares por ventas de exportadores y compras oficiales, que buscan mantener el tipo de cambio a niveles competitivos.

"Es de prever que el Banco Central continúe interviniendo (en el mercado) dada la dinámica de excedentes de divisas proyectada, estando cada vez más cerca de alcanzar 50,000 millones de dólares de reservas", dijo Gustavo Ber, analista de la consultora de inversiones Estudio Ber.

El peso interbancario cerró el viernes sin variación a 3.93/3.9325 por dólar, mientras que el Banco Central argentino tiene un piso de negocios en torno a 3.93 por dólar mayorista.

El mismo panorama de estabilidad experimentaría el sol peruano, ante eventuales intervenciones del Banco Central de Resevera (BCR) en el mercado cambiario.

"En la medida que el banco central defienda el piso de 2.825 unidades por dólar, el sol no debería poder fortalecerse a pesar que los fundamentos y los flujos así lo indican", sostuvo el gerente de cambios del Banco Santander con sede en Lima, Gonzalo Navarro.

"En el caso que el BCR siga comprando y esto se junte con alguna noticia negativa en los mercados, el sol podría perder valor, por lo que vemos el tipo de cambio fluctuando entre 2.825 y 2.835 unidades por dólar", agregó el experto.

El sol cerró sin cambios el viernes a 2.826/2.827 unidades por dólar frente al cierre de la víspera.

El peso chileno también cerró estable frente al dólar en la última sesión de la semana pasada, en una jornada más corta de lo habitual debido al partido de la Copa Mundial de fútbol de Sudáfrica en que se enfrentaron la semana pasada Chile y España, en el cual Chile pasó a octavos de final.

Con información de Reuters y Notimex

Ahora ve
Fuerzas lideradas por EU arrebatan a ISIS el poder de la ciudad siria de Raqqa
No te pierdas
×