La vivienda en Manhattan, muy solicitada

La compra-venta de inmuebles en esa zona de Nueva York creció 81% durante el segundo trimestre; pese a que son los más elevados en Estados Unidos, los precios no desaniman a los consumidores.
departamento manhattan.jpg  (Foto: CNNMoney)
Les Christie
NUEVA YORK -

Los precios de las viviendas en Manhattan se mantuvieron estables durante el segundo trimestre de 2010, pero la actividad de compra-venta creció 81% con respecto al año previo, según varios reportes del mercado inmobiliario.

En el trimestre que finalizó el 30 de junio se registraron más de 2,700 ventas, indica uno de los informes, una cifra normal para el mercado pero superior a las 1,500 ventas registradas en el mismo periodo del 2009.

Manhattan es el mercado inmobiliario más costoso de Estados Unidos. Un apartamento de dos habitaciones y 116 metros cuadrados costaría en San Francisco cerca de 400,000 dólares, 250,000 dólares en Los Angeles, 130,000 dólares en Dallas y 100,000 dólares en Miami. Pero en Manhattan, los compradores deben pagar 1.2 millones de dólares más o menos.

Además, la explosión de la burbuja inmobiliaria no alteró mucho los precios, que se han mantenido sin grandes cambios en el distrito neoyorquino, coinciden Greg Heym (economista que reportó las estadísticas del mercado para los dos mayores corredores inmobiliarios de Nueva York, Brown Harris Stevens y Halstead) y Pam Liebman (CEO de la agencia inmobiliaria Corcoran).

"La noticia no son los precios, sino que hay muchos compradores. Estamos muy contentos de ver tanta absorción de inventario", señala Liebman.

De acuerdo con la firma Prudential Douglas Elliman, el precio promedio para un condominio en Manhattan es de 900,000 dólares, más que los 843,000 dólares calculados por Halstead y Brown Harris Stevens y que los 810,000 dólares estimados por Corcoran.

Por otro lado, la venta de departamentos de lujo ha crecido desproporcionadamente, lo que elevó el precio promedio. "La cuota de mercado para apartamentos de tres dormitorios, por ejemplo, creció a 18% frente al 12% que representaba un año antes", indica Jonathan Miller, de la firma valuadora Miller Samuel.

La tendencia de apartamentos más grandes también se evidencia en las estadísticas de inventario. La oferta de condominios de lujo y espaciosos cayó 13%, mientras que el resto de las viviendas ofertadas en el mercado subió ligeramente.

Tampoco detiene a los compradores de vivienda la restricción de crédito, muchos ni siquiera recurren a hipotecas. Liebman afirma que un gran porcentaje de sus agentes reportan que al menos la mitad de los compradores pagan en efectivo. Miller concuerda, "Nunca había visto tantas transacciones en efectivo."

Lo que ha ayudado a que el mercado inmobiliario local se mantenga así de robusto es la recuperación de la industria de los servicios financieros, el principal motor económico de la ciudad. "Wall Street está contratando de nuevo, y el desempleo ha disminuido cada mes de este año" apunta Heym.

Al parecer, la demanda de vivienda seguirá fuerte, pues la fuerza laboral de toda Nueva York ha crecido a más de 4 millones de personas por primera vez, y muchas de esos trabajadores aspiran a vivir en Manhattan.

La significativa caída del crimen en los últimos 20 años también ha atraído a las familias, ahora es casi imposible caminar por el oeste de Manhattan sin tropezar con una carriola de bebé.

"En las recesiones pasadas la gente abandonaba la ciudad. Pero los esfuerzos que aquí se hacen por mejorar la calidad de vida, las escuelas, reducir el crimen, han contribuido a que la gente se quede", expone Heym.

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×