Los bancos europeos a ‘chequeo’ médico

Las instituciones financieras europeas tendrán que someter a prueba su salud ante las autoridades; los mayores problemas están en las entidades regionales alemanas y en las cajas españolas.
europa eurozona crecimiento JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
LONDRES (CNN) -

Varios bancos europeos podrían tener que aumentar su capital, pero parece improbable una avalancha de pedidos de dinero después de un chequeo de su salud, que los reguladores esperan que proporcione una dosis de seguridad a los mercados. Bancos e inversores han estado paralizados a la espera de las revelaciones de las pruebas de resistencia, incluso desde que los legisladores de Bruselas dijeran hace dos semanas que los resultados se harán públicos en la segunda mitad de julio.

Pero las pruebas no serán tan severas como las que efectuaron los reguladores de Estados Unidos y de Gran Bretaña a comienzos del pasado año, los bancos ya hayan mejorado su capital y se espera que aquellas entidades en peor estado tengan tiempo para mejorar.

El éxito dependerá de si el proceso restablece la confianza entre unos inversores.

"Los inversores necesitan guías para retomar la confianza, necesitan un aumento de la transparencia", dijo Guy de Blonay, que codirige el fondo Financial Opportunities Fund de Jupiter.

Las pruebas son consideradas clave para romper con la crisis de confianza en torno a la solvencia bancaria, la financiación, la exposición a deuda soberana y otras preocupaciones que han lastrado las cotizaciones de varios bancos europeos, entre ellos los españoles Santander y BBVA.

Chequeo de salud

El criterio de las pruebas todavía no es público ni sus principales temas: cómo de severo será, si incluirá pérdidas por exposición a Grecia, España u otras deudas soberanas y qué mecanismo reparará la salud de los bancos que muestren debilidad.

Los reguladores están interesados por sus preocupaciones sobre la deuda soberana, pero el asunto es delicado desde un punto de vista político.

Forzar a los bancos a apuntarse una pérdida por su exposición a la deuda de un Estado miembro -incluso uno con problemas, como Grecia- es meterse en problemas.

Sin embargo, una auténtica prueba no puede ignorar uno de los mayores riesgos a los que se enfrenta el sector.

Los reguladores podrían forzar a los bancos a detallar su exposición a la deuda soberana y podrían usar los diferenciales del mercado como representativos de cualquier pérdida de valor, dijeron fuentes.

"El riesgo soberano es el mayor problema ¿Qué valor tienen estos activos en un escenario difícil? Esa es la principal cuestión de confusión en el mercado", dijo De Blonay.

Una fuente familiarizada con el asunto, que pidió no ser  dentificada, dijo: "Sabemos lo que quieren los mercados.

Daremos información de modo que el mercado, en mi opinión, debería ser capaz de hacer su propio juicio."

 Veinticinco de los principales bancos europeos han sido puestos a prueba en la primera oleada, y la UE planea extender las pruebas a más de 100, dijeron fuentes.

El test probablemente evidencia que unos 8 ó 10 bancos tengan necesidades de capital, dijo un banquero. Otro dijo que el número estaría cerca de 20.

Los mayores problemas están en las entidades regionales alemanas y en las cajas españolas.

Analistas dijeron que las cajas, que suponen prácticamente la mitad del sistema financiero español, y las entidades regionales alemanas, que suponen un tercio de estos activos en

Alemania, se incluirían si fuera necesario para reestablecer la confianza.

Duro, pero no es juicio final

La prueba, coordinada por el Comité de Supervisores Bancarios Europeos (CEBS, por su sigla en inglés), se espera que utilice parámetros similares a una anterior de octubre, cuando los resultados individuales de los bancos no se publicaron.

Aquel estudio presagiaba una caída del 5.2% en el PIB el primer año y del 2.7%en el segundo año, un aumento del desempleo al 12% y caídas moderadas en los precios inmobiliarios.

Las pruebas de resistencia realizadas en Gran Bretaña y Estados Unidos ayudaron a devolver la confianza de los inversores, en parte porque forzaron un enorme aumento de capital.

Los bancos británicos aumentaron su capital en 134,000 millones de libras (200,000 millones de dólares), mientras que los bancos estadounidenses necesitaron levantar capital en 185,000 millones de dólares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 Los bancos de la zona euro no se han quedado atrás y han aumentado su capital en más de 100,000 millones de dólares desde el inicio de la crisis.

Las pruebas simuladas llevadas a cabo por analistas mostraron que KBC, National Bank of Greece , Commerzbank , Credit Agricole  y Dexia salen peor que el de los grandes rivales, pero sin caer en niveles peligrosos.

Ahora ve
Uber pierde su licencia para operar en Londres
No te pierdas
×