Bancos Centrales se ‘sacuden’ del oro

El metal áureo resulta un refugio en épocas de volatilidad para los países e inversionistas; si los gobiernos comienzan a vender sus reservas de oro, quizá piensen que lo peor ha pasado.
Oro  (Foto: CNN)
Heidi N. Moore

Todos hemos visto esos anuncios donde se invita a las personas a cambiar oro por dinero. ¿Quién diría que ahora son los bancos centrales quienes más practican ese trueque?

El Banco Internacional de Pagos (Bank of International Settlements, BIS) compró 349 toneladas métricas de oro a los gobiernos del mundo, con un valor de 14,000 millones de dólares. Las ventas de oro, antes raras, hoy se realizan a una tasa récord. Los bancos planean recomprar el oro después mediante acuerdos swap, pero si no lo hacen, el BIS bien podría vender el oro, que entonces inundaría el mercado.

Lo más interesante de esto es que los gobiernos consideraran al oro más digno de confianza que las divisas.

Jorge Beristain, analista de Deutsche Bank Securities, dedicado a empresas mineras y metalúrgicas, tiene una perspectiva alcista con respecto al oro y las empresas que lo producen. Esta semana escribió "Creemos que la deuda soberana europea y las inversiones en oro a través de fondos cotizados han sido la principal razón de  los altos precios del metal en el segundo trimestre de 2010. Esperamos que la debilidad del dólar estadounidense sea un catalizador de precios incluso más altos en el oro".

Pero luego tenemos a los bancos centrales liberándose de su oro, justo en medio de una crisis de deuda soberana, para pagar sus facturas. Entonces ¿palidece el oro frente a la necesidad de dinero puro y duro?

Beristain responde negativamente: "Dentro de lo que analizamos, el oro es el metal más favorecido y aunque los precios del oro han escalado a máximos nominales históricos, no creemos que los precios del metal puedan considerarse excesivos. En medio de vientos contrarios a escala macro (crisis de deuda soberana en Europa, restricciones crediticias en China, numerosos datos económicos débiles en Estados Unidos) el refugiarse en la seguridad elevará los precios del oro a niveles más altos hasta 2012, es nuestra opinión."

Y el mercado, hasta ahora, ha coincidido con ese diagnóstico. Este año el fondo cotizado SPDR Gold Trust ha tenido un incremento del 9%, y el oro se vende a 1,194 dólares la onza. Beristain predice que los precios aumentarán a 1,450 dólares en 2011 y 1,600 en 2012. También apuesta por las empresas productoras de oro Newmont Mining y Barrick Gold como las que más aprovecharán esta popularidad del oro. Sin embargo e irónicamente, algunas metalúrgicas están, al igual que los bancos centrales, acaparando dinero en efectivo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Que los bancos centrales estén cambiando su oro puede ser una mala noticia para el precio del metal, pero si se analiza más a fondo, puede ser una buena noticia para la economía mundial. Por un lado, significa que los bancos centrales están efectivamente intentando pagar sus cuentas pendientes. Por otro lado, el oro es desde siempre un plan alternativo en tiempos de crisis extrema, y si los bancos centrales se están deshaciendo de él, quizá ya no están tan preocupados como antes sobre las posibilidades de un nuevo desastre.

Con todo, es probable que el oro continúe su escalada en el próximo año y el siguiente, y a corto plazo los inversionistas deberían preocuparse por las razones de fondo que provocan los movimientos en los precios del oro: lo que está en la mente de todos esos bancos centrales, la causa de que ahora les guste cambiar oro por dinero.

Ahora ve
Así crece la bebé panda gigante que nació en el zoológico de Tokio
No te pierdas
×