S&P duda del ajuste fiscal británico

La calificadora prevé un panorama negativo ante la ola de recortes que implementará el país; recientemente, Moody&#039s y Fitch ratificaron su panorama estable en la calificación soberana.
NUEVA YORK/LONDRES (CNN) -

Gran Bretaña aún está en peligro de perder su calificación "AAA", pese al ambicioso ajuste fiscal anunciado por la nueva coalición de Gobierno del país el mes pasado, declaró la agencia calificadora Standard & Poor's. La situación es un golpe para el ministro de Finanzas, George Osborne, quien ha apostado su reputación en abordar el déficit presupuestario récord de Gran Bretaña, del 11% del Producto Interno Bruto, y en mantener la máxima calificación de crédito para el país.

S&P dijo que mantiene un panorama negativo para la calificación "AAA" debido a que aún debía realizarse un desafiante recorte de gastos y a que la economía podría no crecer tan rápido como el Gobierno ha previsto.

"El pronóstico de Standard & Poor's sobre la economía de Gran Bretaña a mediano plazo es menos optimista que la hipótesis asumida en el presupuesto", dijo la agencia calificadora en un comunicado.

"Por lo tanto, creemos que aún existe un riesgo material de que la carga neta general de deuda del Gobierno pueda aproximarse a un nivel incompatible con la calificación AAA", agregó.

La libra cayó después del anuncio, que decepcionó a algunos inversores que esperaban que el presupuesto de austeridad de Osborne haga lo suficiente para persuadir a la agencia de darle luz verde a Gran Bretaña.

"El ministro tiene muy claro de que el trabajo no está hecho", dijo un portavoz de Osborne luego de que S&P mantuviera su panorama negativo para la calificación de Gran Bretaña.

"El presupuesto estableció un ambicioso plan para acelerar la reducción del déficit, junto con las medidas necesarias para realizarlo, y el próximo paso será establecer los gastos totales de departamentos individuales en la Revisión del Gasto el 20 de octubre", agregó el portavoz.

La coalición de Gobierno reveló el 22 de junio un paquete de recortes de gastos y alzas de impuestos en un presupuesto de emergencia, diseñado para reducir el déficit presupuestario récord a casi cero en cinco años.

S&P recortó el panorama a negativo de su calificación "AAA" de Gran Bretaña en mayo del 2009, en un movimiento que típicamente implica una en tres oportunidades de una rebaja. Su visión contrasta con una más favorable tanto de Moody's como de Fitch, que ratificaron su panorama estable para el país en su calificación "AAA" en semanas recientes.

El Gobierno británico espera que alrededor de tres cuartos del ajuste fiscal sea a través de recortes de gastos, en vez de alzas de impuestos, y entregará en octubre más detalles sobre dónde será el mayor recorte.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Continuaremos revisando la calificación a la luz de nuevas informaciones en los próximos meses sobre el alcance de la consolidación fiscal guiada por el gasto", dijo S&P.

La agencia aseguró que es "formidable" el desafío que enfrenta el Gobierno británico.

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×