Las ‘nubes negras’ de los bancos en EU

Los grandes prestamistas reportarán ganancias en el segundo trimestre de 2010, según estimaciones; pero su panorama en cuanto al crédito al consumo, la vivienda y la morosidad se ve poco apetecible.
banco wall street generica  (Foto: Photos to go)
David Ellis
NUEVA YORK -

Para los principales bancos del mundo, sus últimos resultados pueden tratarse más de su capacidad de dar respuestas que de sus ganancias reales.

Se espera que las grandes instituciones financieras terminen con cifras positivas cómodas cuando comiencen a informar sobre sus resultados del segundo trimestre a finales de esta semana.

JPMorgan Chase será el primero en dar resultados en la apertura del jueves, seguido por Bank of America y Citigroup, el viernes. Goldman Sachs, Morgan Stanley y Wells Fargo darán su informe la próxima semana.

Pero con tantas dudas sobre la próxima reforma regulatoria y el destino de la recuperación económica, se necesitarán más que ingresos buenos para satisfacer a los inversionistas.

Wall Street no ha logrado descifrar el desempeño de los bancos este trimestre. El sector fue afectado con varios cambios recientes, como la serie de reglas aplicadas al principio de este año por parte de la Reserva Federal (Fed) para proteger contra sobregiros y regular tarjetas de crédito. Además, se espera que varias entidades financieras registren ganancias en sus cuentas como resultado de la caída del valor de su deuda.

Los problemas de deuda nacional en Europa, así como los impuestos que el Gobierno británico impuso a los bancos a principios de este año (que afectará a las operaciones de los bancos estadounidenses con base en el Reino Unido), también amenazan con afectar los resultados de los prestamistas.

Lo que sí parece certero es que las cifras del segundo trimestre pueden no lucir tan fuertes como lo hicieron los primeros tres meses del año. A diferencia del trimestre pasado, no se espera que estas instituciones produzcan resultados comerciales infalibles por los bruscos cambios en el mercado. Cuatro de los bancos más grandes de Wall Street,  (JPMorgan, Goldman Sachs, Bank of America y Citigroup), lograron generar ganancias comerciales en cada uno de los 64 días de negocios del primer trimestre.

Pero la mediocridad del negocio de inversión bancaria tampoco ha sido de ayuda: los ingresos generales de acciones y actividad de deuda cayeron 24%, a 7,900 millones de dólares en el segundo trimestre, en comparación con los 10,400 millones de dólares del anterior, según la compañía de investigación Dealogic.

Pero algo positivo podría ser la emisión del crédito: los problemas de préstamos, que solían ser acongojar a los bancos enfocados al consumidor, han mostrado señales de moderación.

Las moras en las tarjetas de crédito en fases tempranas disminuyeron entre abril y junio, haciendo que grandes emisores como Bank of America pudieran recolectar una fuerte cantidad de dinero para pérdidas futuras.

"Probablemente el crédito es la zona en la que hubo recuperación", dijo Bill Fitzpatrick de Optique Capital Management, que administra cerca de 800 millones de dólares en activos, incluyendo acciones de varios bancos importantes.

  grafica-161.jpg

* La gráfica muestra el comportamiento del índice KBW bank, que mide el comportamiento del sector. Se puede apreciar como el indicador supera al Standar and Poor's 500, índice del mercado estadounidense, lo cual ha animado las expectativas de ganancias de los inversionistas.

Varios analistas también esperan que haya señales de estabilización en los portafolios hipotecarios de firmas grandes, aunque algunos advierten que cualquier mejoría podría ser temporal.

Desde que caducó el crédito del impuesto de los compradores de viviendas en abril, las condiciones se han deteriorado en el mercado de bienes raíces residenciales.

A principios de este mes, las ventas de hogares se hundieron 30%, según la Asociación Nacional de Inmobiliarias. Al mismo tiempo, los precios en algunos de los mercados de viviendas más grandes apenas se han recuperado de sus bajas históricas, con base en información de la industria.

Además, la demanda de préstamos sigue tibia. La semana pasada, la Reserva Federal informó que el total de crédito sobresaliente del consumidor cayó a un ajuste temporal de 9,100 millones de dólares a 2.4 billones de dólares, convirtiéndolo en el cuarto mes consecutivo a la baja.

Con los grandes bancos en estas condiciones, los expertos sugieren que los inversionistas cuidarán lo que los presidentes ejecutivos de los bancos tengan que decir, como Vikram Pandit de Citigroup o Jamie Dimon de JPMorgan.

Si Wall Street detecta alguna minúscula señal de confianza, eso podría generar alzas en las acciones de los banco. Por otro lado, la precaución de los ejecutivos podría mantener a los comerciantes a la defensiva.

"No hay forma de decir que confíen en nosotros", dijo Ed Najarian, director administrativo de investigación bancaria en ISI Group.

Finalmente, tenemos el problema de la reforma financiera. Los analistas e inversionistas se concentrarán más en cómo afectarán las reglas de la industria financiera a las ganancias de los bancos a futuro.

Eso también es una duda sin respuestas simples. La propuesta de ley debe aprobarse en el Senado y llegar al escritorio del presidente Barack Obama. Los expertos dijeron que las legislaciones funcionan como lineamientos para los reguladores federales que necesitan crear reglas reales para el sector.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Como resultado, los inversionistas no saben de cierto qué significa esto para el negocio de tarjetas de débito de los bancos, para las operaciones comerciales y para otras unidades afectadas por la reforma.

"La reforma financiera está muy cerca", dijo Paul Miller, analista de FBR Capital Markets en una nota reciente a sus clientes. "Pero la claridad no".

Ahora ve
Elefantes adultos salvan a bebé elefante que cayó al agua
No te pierdas
ç
×