EU rebasa a Europa en sistema financiero

Los cambios financieros dejan en la retaguardia a la Unión Europea y sin un régimen regulatorio; ahora Estados Unidos aventaja por tener una protección del consumidor más fuerte.
capitol senado congreso eu  (Foto: Photos to go)
AMSTERDAM (CNN) -

La reforma financiera aprobada el jueves por el Senado estadounidense dejará a Europa en la retaguardia, privándola por ahora de un régimen regulatorio o de una protección al consumidor fuerte para prevenir otra crisis bancaria global. También es probable que aumente la presión sobre los bancos europeos que hacen negocios en Estados Unidos, particularmente a nivel minorista, al agregar complejas normas con las cuales batallar y con nuevos costos que tendrán que trasladar a sus clientes.

La llamada norma "FinReg" creará un consejo de supervisión que vigilará la situación de riesgo, tendrá poderes de liquidación sobre grandes firmas y restringirá el apalancamiento y las transacciones propias de los bancos.

Es claramente la regulación más estricta del sector financiero desde la década de 1930.

Por otro lado, los líderes europeos no sólo no están de acuerdo sobre el marco para un nuevo régimen de regulación financiera, sino que todavía tienen que determinar cuándo reanudar las conversaciones o cuánto poder tendrán los nuevos reguladores, dejando una enorme brecha en el sistema.

"Sólo se necesita mirar la declaración del G-20 en Toronto para demostrar que hay una agenda muy clara acá sobre poner límites a las instituciones, con una regulación mucho más prudente, mucho más cauta", dijo Simon Morris, socio del departamento de servicios financieros del bufete CMS Cameron McKenna en Londres.

"Europa se pondrá al día muy pronto o Europa hará algo igualmente restrictivo en un campo distinto que tenga el mismo efecto neto", agregó.

Para estar segura, Europa está haciendo esfuerzos para realizar un marco regulatorio. El lunes, la Comisión Europea introdujo propuestas para mejorar los esquemas de garantías nacionales para los depósitos bancarios y las políticas de seguros, entre otras medidas destinadas a proteger a los consumidores.

Pero cuando se produzcan los cambios más radicales en la Unión Europea, la decisión última descansará en los 27 estados miembros y sus parlamentos, lo que implica que la búsqueda de consensos tomará tiempo.

Bancos temen lo peor

Las acciones bancarias europeas cayeron el viernes mientras inversionistas y analistas trataban de averiguar cuán profundamente los afectarán las nuevas reglas en Estados Unidos.

La correduría holandesa SNS Securities dijo que no estaba preocupada sobre el impacto de la reforma en materias como tasas de tarjetas de crédito o mayores colchones de capital para los bancos. Pero sí rondaban preocupaciones sobre lo que significará la reforma para las operaciones de banca minorista e hipotecaria.

"La reforma es introducida en un marco de tiempo de incertidumbre económica. De este modo, se debe estar prevenido de que la implementación limitará el crecimiento económico", comentaron los analistas de SNS en una nota.

Los bancos europeos con grandes operaciones minoristas en Estados Unidos como Royal Bank of Scotland, Santander, BBVA, ING y BNP Paribas podrían sentir el pinchazo, ya que controlan cinco de los 30 mayores bancos de Estados Unidos por volumen de depósitos.

Además, deberán enfrentar la confusión entre sus clientes respecto a lo que significan las reformas.

Según una encuesta de Ipsos divulgada el jueves, un 71% de los estadounidenses no había escuchado nada sobre el proyecto de reforma o no tenía idea sobre lo que implicaba.

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×