Obama aboga por los desempleados

El presidente criticó a los senadores republicanos por frenar apoyos para las personas sin empleo; dijo que estas tácticas paralizantes obstaculizan las recuperación de la economía y el progreso.
Obama  (Foto: AP)
WASHINGTON (CNN) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, agudizó el sábado sus críticas contra los republicanos por bloquear la ayuda para desempleados, tomando una postura de ataque en pleno año electoral y describiendo a la oposición como el partido de los ricos. Republicanos del Senado han bloqueado al menos tres iniciativas demócratas para extender el seguro de desempleo, mencionando la necesidad de reducir los gastos públicos en medio de un enorme déficit de presupuesto.

"Demasiado a menudo, los líderes republicanos en el Senado de Estados Unidos deciden obstaculizar nuestra recuperación y progreso. Y eso tiene consecuencias muy reales", dijo Obama en su discurso semanal por radio e Internet.

"Piensen en lo que estas tácticas paralizantes significan para los millones de estadounidenses que han perdido sus empleos desde que se inició la recesión. En las últimas semanas, más de dos millones de ellos han visto expirar sus seguros de desempleo", indicó.

El presidente ha hecho de la creación de puestos de trabajo una de sus mayores prioridades domésticas y ha viajado en varias ocasiones al interior de Estados Unidos para impulsar políticas de fomento a la contratación, incluyendo Holland, Michigan, donde visitó el jueves una fábrica de baterías para autos eléctricos que recibió fondos públicos.

El crecimiento estadounidense se reanudó después de la peor recesión en décadas, en parte gracias al plan de estímulo de 862,000 millones de dólares que Obama promulgó el año pasado.

Sin embargo, la recuperación ha sido lenta a la hora de generar empleos y los demócratas podrían ser castigados por los votantes en las elecciones legislativas del 2 de noviembre, a menos que el mandatario comience a reducir los índices de desocupación que ahora están en 9.5%.

El tiempo se está acabando. Un sondeo reciente señaló que la confianza en el liderazgo de Obama sobre temas económicos se ha reducido, y los demócratas podrían perder el control de la Cámara de Representantes en noviembre.

Los 435 escaños de la Cámara baja estarán en juego en las elecciones, además de 36 de los 100 puestos del Senado estadounidense.

Déficit presupuestario

De manera frustrante para la Casa Blanca, sus propuestas para extender el seguro de desempleo, reducir los impuestos a los ingresos y establecer un fondo para impulsar el crédito a pequeñas empresas han sido bloqueadas una y otra vez en el Capitolio.

Republicanos del Senado sostienen que el país no puede gastar más dinero de los contribuyentes además del plan de estímulo económico de Obama, un argumento que apela a la inquietud pública por el déficit récord de presupuesto y la creciente deuda.

Pero la Casa Blanca, que dice que el déficit debería ser abordado a mediano plazo una vez que el mercado laboral se recupere, asegura que esta política está motivada políticamente y que los republicanos están de lado de los más ricos.

"Ellos dicen que no deberíamos dar seguro de desempleo por los costos", dijo Obama.

"Así que tras años de políticas que llevaron un superávit récord a un déficit masivo, incluyendo un recorte de impuestos para los estadounidenses más ricos, ellos finalmente decidieron dar la espalda a los desempleados", agregó.

Ahora ve
Donald Trump no quiere que haya personas pobres ocupando puestos económicos
No te pierdas
ç
×