Senado busca limitar el uso del efectivo

Legisladores alistan una iniciativa para acotar el brazo financiero del crimen organizado en México; se prevé vigilar operaciones comerciales a partir de 10,000 dólares, de acuerdo con Gustavo Madero.
La Fed confía en la recuperación económica de EU. (Foto: Reu  (Foto: CNN)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Senado de la República prepara una iniciativa para limitar las operaciones en efectivo y acotar las transacciones financieras del crimen organizado en México.

Se prevé que todo tipo de negociaciones comerciales a partir de los 10,000 dólares se deberá realizar de forma electrónica o por cheque a fin de que exista un registro en los bancos, afirmó Gustavo Madero Muñoz.

Se espera que la iniciativa quede lista para ser presentada en el próximo periodo ordinario de sesiones, que inicia en septiembre, y su objetivo es "establecer controles mínimos de información y reporte de operaciones en efectivo que se dan en distintos puntos de la economía y que es necesario ir controlando cada vez más", dijo el legislador.

"Normalmente, el estándar internacional considera que a partir de los 10,000 dólares (aproximadamente 130,000 pesos) se deben revelar las operaciones comerciales. Una cifra menor a esa cantidad (10,000 pesos) sería ineficiente", apuntó el coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN).

Pero en el afán de regular las operaciones no se debe caer en excesos que limiten la actividad económica del país, advirtieron Eduardo Gómez Alcalá, socio de la práctica regulatoria del sector financiero de PricewaterhouseCoopers México y Jorge García Villalobos, socio de asesoría Financiera, Especialista en Investigaciones Forenses de Deloitte.

Madero Muñoz agregó que es necesario obligar a tener mayores registros, controles e información para que no sean las fuentes de la morosidad donde se lave el dinero.

"Estoy hablando de operaciones en efectivo de compra-venta de bienes raíces hasta las actividades de juego, sorteo, casas de cambio, entre otros. Tenemos que avanzar con mucha determinación, es lo mejor que podemos hacer para combatir la delincuencia organizada en este momento y para recuperar la seguridad en nuestro país", detalló el senador.

"Estos giros incluyen desde el narcotráfico, giros negros, contrabando, hasta piratería, y esto ocurre en el ámbito mundial; esta integración económica de la delincuencia organizada corresponde a tendencias internacionales que en México ya se empiezan a dar también de manera importante", advirtió Madero.

Destacó que los controles al manejo de efectivo en México deben avanzar como sucede en la mayoría de los países. Gran parte de este tipo de operaciones en efectivo fomenta la evasión, elusión y la economía informal e ilegal.

"Son temas en los que debemos tomar acciones rápidas para cerrar estos espacios que quedan. Igual que el combate al lavado de dinero, también hay que atajar el robo de combustible, que es una fuente de recursos para la delincuencia organizada", dijo.

García Villalobos agregó que esta iniciativa es buena, como una medida de control o de prevención del lavado de dinero y para cerrar la puerta a la delincuencia organizada que quiere hacer mal uso de las transacciones comerciales de buena fe.

"La evasión fiscal es el delito madre del lavado de dinero, que empieza cuando la agente deja de pagar sus impuestos y ese dinero lo usa para comprar otras cosas. Me parece que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) debe tener una supervisión más estrecha hacia firmas de consultoría, contadores o de litigio", indicó.

Este tipo de medidas son necesarias, agregó, ya que "lo que está buscando la autoridad es pegarle a los recursos financieros de la delincuencia organizada. La gente que nos dedicamos a actividades lícitas tendremos que entender esto, porque es en beneficio de nosotros mismos".

Gómez Alcalá externó que una de las formas más efectivas de atacar las actividades que realiza el crimen organizado en México es la de cortar el flujo de recursos.

"Esta iniciativa que se está analizado discutir en el Senado, hace congruencia con lo que se está haciendo en la materia. En una primera instancia se había centrado este tema, o esta estrategia, en el sector financiero; primero en los bancos y de ahí empezaron a  brincar a intermediarios como casas de cambio", dijo.

Explicó que al momento en que surgieron problemas relacionados con lavado de dinero en las casas de cambio, se presentó una crisis en el sector y los recursos de procedencia ilícita que ahí se canalizaban tuvieron que irse a otro lado.

"Si ya se tenía una regulación bancaria, la siguiente estrategia era apretar en algunas otras áreas fuera de bancos y casas de cambio y salieron las reglas en dólares. Ahora, establecer límites a las operaciones en efectivo hace congruencia con las medidas que se están llevando a cabo y que, de alguna u otra forma, tienen que ser fiscalizadas, sobre todo operaciones importantes", agregó.

Los 10,000 dólares se han tomado de la regulación del sector financiero internacional, porque si una persona paga en efectivo esa cantidad es de llamar la atención. Bajar el monto, por ejemplo, a 75,000 pesos, igual llama la atención, pero es más común, señaló.

Gómez Alcalá reconoce que es sano que se adopten medidas de prevención para atajar los recursos de procedencia ilícita y financiamiento al terrorismo.

"Son sanas prácticas que se adoptan a sectores distintos al financiero y debemos de armonizar el combate en todos sus frentes. El lavado de dinero no sólo se da en el sistema financiero, ahí es por donde puede entrar el dinero, pero después se canalizaría a otro lado", recalcó.

Ahora ve
Testigo relata momentos de terror en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×