Patrones piden cuentas al IMSS

Antes de subir las cuotas obrero-patronales, piden identificar el lastre financiero del instituto; es injusto quitarle al pensionado el dinero que ya ahorró, dicen los empresarios.
hp-empresas  (Foto: Refugio Ruiz)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MEXICO (CNNExpansión) -

 Antes de bajar de 25 a 10 veces el salario mínimo que fija las pensiones de los trabajadores que se jubilarán con la Ley del Seguro Social de 1973 (LSS-73), hay que revisar las finanzas del instituto y los planes de jubilación de su personal, afirmó el sector patronal del país. 

Tanto la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) y la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), se manifestaron en contra de un aumento en las cuotas obrero patronal, porque no será una solución al problema que enfrenta el IMSS.

La contingencia del Seguro Social, empezando por su propio régimen de jubilaciones y pensiones, (RJP) rebasa los 1,000 millones de pesos. Este régimen de jubilaciones por desgracia también reveló que tenía problemas financieros, pero finalmente hay que jubilar a esos trabajadores y en los próximos años se van a pensionar más de 250,000 personas bajo el esquema del RJP del IMSS. 

"Tan sólo el año pasado el costo de las pensiones de los empleados propios del IMSS ascendió a casi 38,000 millones de pesos, consumiendo el 25% del total de las aportaciones obrero-patronales. Consideramos muy desafortunada la postura de la Corte de no corregir la errónea interpretación de la Ley y dejar la aplicación la jurisprudencia al privilegio del IMSS", afirma Gustavo Rodarte presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas. 

Salomón Presburger Slovik, presidente de la Concamin -órgano empresarial que participa dentro del Consejo Técnico del IMSS-, comenta que están a la espera de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) llegue de vacaciones el próximo lunes y dé a conocer el engrose en su gaceta. 

"Estamos esperando a que la SCJN tome una decisión y haga más precisiones (de la jurisprudencia) para ver por dónde actuar y cuáles son  los riesgos. El comunicado (que emitieron esta semana) no fue claro y tampoco hay claridad por parte del IMSS. Estamos esperando a que ya se defina y, con base en esa decisión, actuaremos en consecuencia". 

Si el próximo lunes el Consejo Técnico del IMSS no establece de manera clara y permanente la no aplicación de la jurisprudencia de la Corte, entre el propio Instituto y la Suprema Corte de Justicia, provocarán una estampida de los cotizantes de salarios altos quienes buscarán refugiarse en esquemas como cooperativas, pseudo-sindicatos y otros ante la ausencia de certeza jurídica que amenaza la expectativa de lograr una vejez digna, sentencia Rodarte. 

La Concamin mantiene su posición. "No es correcto que a la gente se le quite un dinero que ya ahorró y que tenía las expectativas de jubilarse con un  nivel de vida,  y ahora se lo cambian. Eso hay que defenderlo". 

Espera que la reunión sea constructiva para tomar las  mejores decisiones en beneficio del bien común. Descarta que exista división en el seno del Comité Técnico del IMSS y "estamos trabajando en buen plan y vamos a ver qué logramos hacer para tomar una decisión que finalmente sea lao correcta".

A la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), y al sector privado, le preocupa que el IMSS aplique este criterio jurisprudencial, porque al final este régimen no incorpora a las personas que venían trabajando desde antes de julio de 1997 y que se retiran después a esta fecha, es decir alrededor de 1.2 millones de trabajadores. 

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente de este organismo empresarial, menciona que "la SCJN omite la aplicación del régimen que se llama de transición, el cual se establece en el artículo 25 transitorio de la Ley del Seguro Social. Ese es el problema, que esta jurisprudencia no contempla los regímenes de transición en el que miles de trabajadores se encuentran". 

Preocupa que esta resolución de la SCJN le sirva al IMSS para que pueda aplicar la resolución en los asuntos que considere conveniente, y hacer valer esta jurisprudencia en contra de los pensiones. Ahí tenemos una gran preocupación y no se debe minimizar esta decisión por el simple hecho de que se refiera a un periodo o a diferentes casos". 

Insiste en que la resolución permite al IMSS poder tener un criterio que, si se utiliza mal, podría perjudicar a muchos miles de trabajadores. "Mucha gente que venía cotizando antes de 1997, y se retira con posterioridad a esa fecha y haya pagado de acuerdo a la ley de 1997, perdería ese beneficio y nadie puede disponer de eso". 

Pero sobre todo, advierte: "no debe ser un dinero que vaya a financiar la crisis que tiene el IMSS, ésta se debe atacar de otra forma. Se soluciona haciendo más eficiente a la institución, transparentándola; el sindicato del IMSS tiene muchas más prestaciones que los demás trabajadores mexicanos; no queremos que se perjudique al trabajador y estamos en contra de que se aumenten las cuotas patronales porque no soluciona el problema de fondo", subrayó el dirigente de la Coparmex. 

Ismael Plascencia Núñez, Consejero Técnico ante el IMSS, considera que sería un gravísimo error elevar las cuotas obrero-patronales. "Si las finanzas del Instituto presentan una situación que compromete el cumplimiento de sus funciones, hay que emprender un auténtico plan de reestructuración interna, para identificar y eliminar el pesado lastre que afecta su operación".

Califica de injusto pretender que las empresas del país carguen con la mayor parte del ajuste. Elevar las cuotas obrero-patronales hará más difícil la operación de las empresas, desestimulará la creación de empleos y creará otro poderoso estimulo para el crecimiento de la economía informal. 

Y demanda ser claro: "el rescate del IMSS requiere un Programa de Reestructuración Integral, no aspirinas que calmen el dolor sin atender sus causas. Expreso mi rechazo al aumento a las cuotas obrero-patronales y me pronuncio a favor de un auténtico Plan de rescate, en cuya elaboración participemos todos". 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Rodarte expone que los cotizantes de sueldos altos, además de aportar al IMSS, están sujetos a una retención de hasta el 30% de ISR y uno de los pocos incentivos para mantenerse en la formalidad es la posibilidad de acceder a una jubilación decorosa. 

El déficit del IMSS se encuentra en la parte de los servicios médicos y en el costo de las pensiones de sus propios empleados, no en la de los trabajadores que sí aportan para su futuro retiro.

Ahora ve
Japón presenta su primer avión comercial en 55 años y podría cambiar el futuro
No te pierdas
ç
×