La fuerza del yen preocupa hasta Japón

La divisa llegó a un máximo histórico de 15 años frente al dólar, a un tipo de cambio de 85.5 yenes; el país ostenta la segunda reserva más grande de dólares, y su depreciación afecta su estabilidad.
yen mayor precio historico dolar japon bolsa cotizacion 1  (Foto: CNN)
Colin Barr

La depreciación del dólar desde que la economía estadounidense arrojara datos débiles en junio, ha llevado al yen japonés a máximos en 15 años. Este miércoles por la mañana el dólar se intercambiaba a 85.5 yenes, el nivel más alto registrado en este año.

El desplome del dólar ocurre mientras las autoridades de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) consideran otra compra de activos para contrarrestar el recorte del gasto implementado por los estados de Estados Unidos. El rendimiento de la nota del Tesoro a 10 años ha caído por debajo de 3% y el rendimiento de la nota a dos años ha descendido a mínimos históricos, apenas arriba de 0.5%.

La caída en las tasas estadounidenses ha actualizado la discusión sobre la operación bursátil denominada carry trade, en donde los inversores toman prestado en divisas de bajo rendimiento como el dólar, para venderlas luego e invertir lo recaudado en otras monedas de mayor rendimiento.

La reanudación de esta actividad hace que apostar contra el dólar parezca ganancia segura. Cuando los operadores están listos para asumir más riesgos, al comprar acciones, por ejemplo, favorecen esas operaciones carry trade al vender el dólar. Cuando buscan huir del riesgo, lo hacen a través de la compra del yen, lo que presiona más al dólar.

La apreciación del yen a niveles de mediados de los 90 tiene a los observadores del mercado a la espera de una intervención del Banco Central de Japón, que podría comprar dólares para controlar la subida del yen, y aliviar así la presión sobre el sector exportador, tan sensible al tipo de cambio. Pero Japón rara vez interviene en el mercado de divisas, no lo ha hecho por años, y es posible que prefiera mantenerse al margen.

Benn Steil, miembro del Council on Foreign Relations, refirió en un reciente artículo de opinión que Japón ya había pagado un alto precio por ostentarse como el segundo mayor poseedor de dólares del mundo (detrás de China), con aproximadamente 1 billón de dólares invertido principalmente en bonos del Tesoro. El analista indica que Japón adquirió casi la mitad de esa suma en su último intento por intervenir en el mercado de divisas, en 2004.

Desde que inició la crisis financiera en 2007, las reservas niponas en dólares han aumentado 100,000 millones de dólares, gracias a un continuo superávit comercial con Estados Unidos. Pero decir que Japón obtiene un retorno decreciente por estas participaciones es decir poco.

Desde junio de 2007, el dólar ha perdido casi un tercio de su valor frente al yen, dejando al Banco de Japón con un montón de dólares que valen mucho menos hoy respecto a su valor hace tres años. Steil estima que esta depreciación representa el 3.5% del PIB japonés.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aunque la subida del yen no es hoy motivo de preocupación, Steil advierte que el costo para Japón y China de mantener ese nivel de reservas en dólares es otro factor de riesgo para la lenta recuperación de la economía mundial. Es el inconveniente de la hegemonía del dólar, sostiene el analista.

"El resultado nos da crisis periódicas: cuando los países tienen pocos dólares, como ocurrió durante la crisis financiera asiática, o cuando los países tienen demasiados dólares, como parece ser el caso actual" explica Steil.

Ahora ve
Dos ciudades de AL están entre las 10 más peligrosas del mundo para las mujeres
No te pierdas
×