Los pequeños bancos europeos sufren

Las instituciones financieras de menor tamaño tienen problemas para acceder a recursos; países como Lisboa, España y Grecia muestran un alto grado de dependencia de financiación del BCE.
BBVA  (Foto: CNN)
MADRID (CNN) -

La confianza del mercado en los principales bancos europeos se recupera, pero las pequeñas y medianas entidades seguirán por meses fuera del sistema de financiación mayorista, dijeron banqueros, operadores y analistas.

Las pruebas de resistencia a la banca europea, cuyos resultados se publicaron el 23 de julio, han contribuido a reducir la incertidumbre en el sector dado que sólo siete reprobaron el examen.

Una baja de los diferenciales de tasas de los bonos estatales durante el último mes mostró que el temor a un incumplimiento de deuda en la zona euro se están calmando.

En consecuencia, los grandes bancos han sido capaces de volver a colocar bonos nuevamente, pero a precios bastante superiores a los de antes de que estallara la crisis de la deuda soberana.

Un operador de un gran banco europeo dijo que ha habido "una enorme mejoría" en los mercados monetarios desde la publicación de las pruebas de resistencia, y agregó que los gestores de activos y fondos de pensiones habían empezado a ofrecer sus productos de nuevo.

Algunos bancos ya no tienen que pagar grandes primas para tomar prestados fondos en los mercados interbancarios, y los préstamos a seis y nueve meses se han reactivado parcialmente.

Pero los bancos más débiles todavía están luchando para conseguir préstamos a plazos superiores a un mes, y algunos bancos pequeños siguen siendo incapaces de conseguir financiación en el mercado interbancario o en los mercados mayoristas, donde emiten papel a plazos más largos.

Esto hace pensar que los mercados de financiamiento de la banca estarán entre los últimos de las últimas áreas financieras de la eurozona que recuperarán la normalidad después de la crisis, pese a que otros indicadores, desde los diferenciales de bonos a los precios de las cotizaciones de los bancos, muestran un alivio de las tensiones.

"Nuestra principal preocupación es que algunos bancos españoles, griegos, portugueses e irlandeses sigan teniendo dificultades en acceder a los mercados interbancarios en busca de financiación en los próximos meses", dijeron analistas de la agencia de calificación Fitch.

A pesar de que los mercados han recuperado en parte la confianza en la capacidad de los países más débiles de la eurozona para afrontar sus problemas de deuda a través de medidas de austeridad, estos países afrontan un período de crecimiento económico lento y las medidas de austeridad podrían empujarlos de nuevo a una recesión.

"Ha habido una mejora en las condiciones de los mercados monetarios, pero esto ha tenido un impacto muy limitado en el mercado a corto plazo. Así, aunque la mejora es buena, no nos queremos entusiasmar demasiado", dijo una fuente de un banco central de la eurozona.

Mercados Cerrados para Grecia

Los mercados de financiación mayoristas todavía permanecen inaccesibles para la mayoría de los pequeños bancos griegos, incluso después de la publicación de las pruebas de tensión, y gran parte de su sector bancario todavía depende del financiamiento de corto plazo del Banco Central Europeo (BCE), dijeron ejecutivos de bancos.

"Los bancos griegos todavía acuden al BCE en busca de liquidez", dijo Panagiotis Dimitropoulos, tesorero del banco griego Millenium, filial del portugués Millenium bcp.

Un ejecutivo de una entidad controlada por el Estado griego, que no quiso que se mencionara su nombre, dijo que "una prueba de tensión positiva no cambiará la visión del mercado, que todavía está centrada en el riesgo soberano".

"Mientras los bonos griegos sean vistos como tóxicos, es muy improbable que esto cambie", añadió.

Los bancos griegos tenían 94,000 millones de euros de fondos del BCE a finales de junio, un 5% más que en mayo, según datos del banco central griego.

La proporción de financiamiento del BCE respecto de los activos totales del sistema bancario griego se situaba en un elevado 18.6%.

Situación de banca pequeña España

Si bien los dos grandes bancos españoles, Santander  y BBVA, han conseguido acceder a los mercados de financiación mayoristas, ejecutivos de bancos consideran que los mercados interbancarios permanecen totalmente cerrados para las entidades de segundo o tercer orden.

Analistas estiman que entre un 20% y un 30% del sistema bancario español depende del acceso al financiamiento del BCE.

Pastor, el séptimo banco español, continúa dependiendo de los fondos de la autoridad monetaria europea como la mayoría de los bancos domésticos, dijo su consejero delegado, Jorge Gost, recientemente en una entrevista a Reuters.

El banco superó recientemente las pruebas de estrés con un capital estructural (Tier 1) en 2011 del 6% en el escenario más desfavorable, justo el mínimo establecido en el escenario para no necesitar capital adicional.

Gost dudó que el mercado interbancario se pueda abrir para el conjunto del sistema financiero antes del cuarto trimestre de este año.

"Creemos que los mercados no se abrirán plenamente hasta que España no convenza al mercado de que la recuperación económica está asentada," agregó.

La dependencia de los bancos españoles de la financiación del BCE podría seguir incrementándose desde los niveles actuales, dijo el analista de deuda soberana de RBS Harvinder Sian.

En Portugal, existe una "percepción general de que el acceso al crédito se ha abierto ligeramente para los plazos muy cortos tras las pruebas de tensión", dijo Rui Constantino, economista de Banco Santander en Lisboa.

Pero el banco central portugués dijo en un informe del mercado crediticio publicado el 28 de julio que "para el tercer trimestre, los bancos consultados esperan un deterioro de las condiciones de acceso a los mercados monetarios".

Los bancos españoles pidieron prestados 126,300 millones de euros a junio, un cuarto del total que prestó el BCE en el eurosistema, desde los 85,600 millones de euros en mayo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En Portugal, los préstamos pedidos al BCE subieron un 12% a 40,000 millones de euros.

Por su parte, la dependencia de los bancos irlandeses en la financiación del BCE cayó hasta los 95,000 millones de euros en junio desde los 130,000 millones del año anterior, según datos de su banco central.

Ahora ve
Cinco razones por las que las vacaciones de Trump preocupan a sus asesores
No te pierdas
×