Filántropos explican su ‘gusto por dar’

La iniciativa de Warren Buffett, Bill y Melinda Gates ganó 40 magnates para donar 50% de su riqueza
warren buffett bill gates desayuno  (Foto: Cortesía Fortune)
Nin-Hai Tseng

El miércoles pasado, "The giving Pledge" (la Promesa de Dar), un movimiento encabezado por Warren Buffett y Bill y Melinda Gates, reveló el nombre de los 40 individuos y familias queaceptaron el reto de donar al menos la mitad de su valor neto durante su vida o después de su muerte

Junto con el compromiso, los filántropos escribieron una carta explicando por qué aceptaron esta acción. El análisis de sus observaciones nos ofrece un extraño vistazo de lo que pasa por las mentes de los más ricos entre los ricos: cómo ven sus fortunas y a dónde creen que se deba dirigir su dinero después de su muerte.

La filosofía más común es que una vida de excesos monetarios puede ser una vida vacía si el bienestar no hace nada por ayudar a una causa más extensa.

Buffett dice que él y Gates han propuesto esta idea a 70 u 80 personas de la lista de Forbes 400 hasta ahora. Aunque a Buffet le encanta la idea de que la mitad de las personas contactadas hayan apoyado la causa, varios de ellos, incluyendo a Ted Turner (fundador de CNN), Larry Ellison (fundador y CEO de Oracle), y Thomas Monaghan (inversionista y fundador de Domino's Pizza), ya se comprometieron a donar gran parte de su riqueza.

Aún así, Buffet dice que hay muchas más personas que deben ser reclutadas, y planea pedirles que se unan a la campaña por medio de cenas similares a la primera, que se llevó a cabo en mayo de 2009. "Empezamos con el pie derecho", dijo Buffett.

Gran parte de los multimillonarios proviene de California. Para algunos, el hecho de que Monaghan, quien fundó Domino's Pizza, se uniera a la misión de Buffet y Gates, fue como una respuesta a un llamado religioso. Bill Gates contactó al filántropo y empresario de 73 años de edad, quien promueve la educación superior católica como parte de su misión. "Yo llegué al mundo sin un centavo, como un católico cristiano, y sé que no puedo llevarme nada de mi dinero conmigo, así que siempre ha sido mi deseo usar los recursos materiales con los que fui bendecido para ayudar a otros de las formas más significativas posibles", escribió Monaghan en su carta de promesa.

El legado de la filantropía

Buffett subraya que la "The giving Pledge" es una causa desinteresada. La idea es simplemente fomentar que los más ricos donen su dinero a cualquier causa filantrópica que les interese. Pero el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, quien se unió a Buffet y a la pareja multimillonaria de Tom Steyer y Kat Taylor en una conferencia telefónica para hablar del esfuerzo, dice que el flujo de donativos privados puede apoyar a la innovación. Por ejemplo, donde el dinero público puede ser mejor empleado para pagar por métodos y materiales pedagógicos comprobados, los donativos privados podrían financiar métodos de enseñanza innovadores o nuevos medidores de éxito.

En su carta de promesa, el fundador de Bloomberg LP recuerda haber quedado fascinado cuando escuchó que uno de sus gestores en la compañía de noticias financieras e información empresarial emplea la filantropía para reclutar a nuevos empleados. El gestor dijo a Bloomberg: "¿en qué otra firma podrías trabajar, donde los dueños destinen casi todas sus ganancias a caridades?". El alcalde agregó que eso es lo que más le enorgullece de su empresa.

Mientras que Bloomberg encontró la inspiración en su negocio, la carta de promesa de Barron Hilton es un tributo a su padre, el magnate hotelero Conrad Hilton. El Hilton joven escribe: "durante su vida, adoptó el poder del rezo, y sintió que Dios le había dado la responsabilidad de aliviar el sufrimiento de los más desprotegidos entre nosotros".

Steyer, quien fundó el fondo de cobertura Farallon Capital Management, en San Francisco, citó lo que él y su esposa esperaban de sus hijos, diciendo que querían dejarles una herencia distinta, un ejemplo para que se esforzaran y llevaran una vida valiosa.

Los filántropos Eli y Edythe Broad hicieron su fortuna después de que la compañía que fundaron, SunAmerica, se fusionara con American International Group (AIG) en 1999. La pareja prometió donar el 75% de su riqueza durante su vida o después de su muerte. Por los últimos 10 años, los Broad han dedicado su vida a la filantropía, apoyando sobre todo proyectos relacionados a la reforma educativa, investigaciones médicas y científicas y a las artes.

Los multimillonarios que faltan

El nivel de donativos varía; Ellison, de Oracle, prometió dar "al menos el 95%" de su riqueza, mientras que Ron Perelman fue más impreciso, pues dejará "hasta la mitad de mis activos... después de que mi familia y mis hijos hayan quedado protegidos". Perelman no respondió cuando "The giving pledge" le pidió que fuera más claro con el 50% mínimo que busca.

Buffett dice que la campaña para hacer que más estadounidenses ricos cedan sus fortunas continúa, aunque no siempre con soltura. Algunos multimillonarios contactados por los dos hombres más ricos de Estados Unidos ya rechazaron la idea. Buffet no dijo sus nombres, pero dice que su descontento con el Gobierno fue un factor importante para la negativa de varios. Dice que con frecuencia recibió una lección de política por parte de esos multimillonarios después de haberles pedido que se unieran a su causa. Otros creen que el dinero debe quedarse en la familia, a lo que Buffett llama "una visión dinástica de la riqueza, que es válida". Algunos simplemente "tenían prisa" y no pudieron atenderlo.

Ahora ve
Estas son las últimas campanadas del emblemático Big Ben
No te pierdas
×