Bonos mexicanos, en ‘fiesta’

La cautela en el mercado accionario se mantiene por el temor de una recaída económica en EU; en tanto, la deuda mexicana es demandada por extranjeros y lleva al peso a fortalecerse: analistas.
dolares  (Foto: Especial)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MEXICO (CNNExpansión) -

Mientras que la cautela prevalecerá en la Bolsa, por el temor de una desaceleración económica en Estados Unidos que afecte a México,  el mercado de bonos vive uno de sus mejores momentos por la próxima entrada de estos instrumentos al Índice Global de Bonos Gubernamentales (WGB I por sus siglas en inglés), lo cual ha permitido al peso mantenerse por debajo de 12.80 por dólar, coinciden analistas.

El bono a 24 años se ubica en 6.60% y por la entrada de inversión extranjera, no sorprendería que se ubicará por debajo de 6.50%, mientras que el tipo de cambio interbancario se mantuvo estable, al cerrar en 12.619 a la venta y 12.615 a la compra, de acuerdo con el Banco de México (Banxico).

Sn embargo, s se mantiene una perspectiva de bajo crecimiento, las tasas de interés podrían oscilar sobre niveles bajos y no retroceder demasiado. Las caídas de las bolsas encontrarían pisos firmes y la volatilidad estará a la orden del día. Si los datos apuntaran hacia una doble recesión en los próximos meses, la historia para las bolsas y las tasas podría ser completamente distinta, advierte.

"Es muy probable que las autoridades estadounidenses actúen con suma cautela en tanto se defina una dirección del crecimiento. Los mercados podrían actuar con el mismo nivel de precaución", destaca.

En general, el tema de la desaceleración económica en EU es lo que impacta más a los mercados, dice Luis Flores, economista senior de Ixe Grupo Financiero. "Por lo regular, cuando pasan este tipo de cosas los inversionistas toman posiciones de cautela y favorecen más a los bonos en general porque es una tasa fija y se tiene un poco más de certidumbre porque el deudor es el gobierno".

Destacó que los bonos mexicanos tiene un soporte importante por varios aspectos; primero, debido a las crecientes reservas internacionales; segundo, el bajo déficit fiscal de México en comparación con otros países, y tercero, el gran catalizador ha sido la incorporación al índice WGBI, de Citigroup que ha propiciado una demanda importante por estos activos bonos y ha contribuido a bajar el precio.

"En general, en un momento de incertidumbre pareciera que el mercado de bonos ofrece un poco de más seguridad, con relación a los otros mercados, dado que los participantes extranjeros son los grandes tenedores en el mercado de bonos M y su ingreso ha favorecido al peso".

Estima que por este concepto entrarían al menos 6,000 millones de dólares, aunque "todo apunta a que el monto podría ser del doble, o mayor, entre 12,000 y 14,000 millones de dólares", mientras que explica que en el caso de la Bolsa la corrección ha sido importante por el temor de desaceleración y "la historia sería distinta si cambian las condiciones y si EU entra en recesión, pero  sería el peor escenario para todos".

Mario Copca, director de Análisis de la casa de bolsa Vanguardia, destaca que la próxima entrada de los bonos mexicanos al WGBI le ha dado un atractivo importante a los títulos mexicanos por parte de extranjeros y también explica gran parte la apreciación que ha registrado  el peso.

"En el mercado de deuda y tipo de cambio, estamos en un buen escenario de apreciación porque se espera que ingresen más flujos a México por la incorporación de estos valores del gobierno al índice de Citigroup, además de que las expectativas de inflación se mantienen bien ancladas", puntualiza.

 Respecto al comportamiento que registra la Bolsa, por el temor de una mayor desaceleración económica en EU, expone que 2010 es un año de recuperación, pero de lento crecimiento. "Las expectativas al inicio de año se exageraron y se han ido corrigiendo a la baja, poco a poco s e busca generar mayores empleos y estabilizar las variables económicas, pero hay que considerar que en este segundo trimestre hubo problemas en Europa, que después de una recesión mundial, generó incertidumbre y otra vez frenó la actividad económica que venía con buen repunte".

Eso influyó para extender las expectativas de una recuperación que se esperaba para finales de año y que ahora puede presentarse hasta la segunda mitad de 2011. "Sin embargo, seguimos hacia un camino a la recuperación, que no es fuerte, claro ni optimista, pero la recuperación de los mercados en el mundo se mantiene".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El riesgo está en que los déficits fiscales en varios países de Europa o Estados Unidos sigan siendo elevados, con las implicaciones negativa que conlleva para el resto del mundo. Mientras tanto, anticipa que el tipo de cambio se mantenga por los niveles actuales o, incluso, baje de 12.50 por dólar.

Para septiembre y octubre "podría presentarse presiones en el mercado cambiario por el cierre fiscal de las empresas en EU, ya que ello genera recomposición de los portafolios y repatriación de capitales para cumplir con sus obligaciones fiscales en EU, lo que podría llevar al peso a cotizar en cerca de 12.80, pero no será un riesgo mayor, ya que a finales de año ubicamos a la moneda mexicana en 12.50 por dólar y las tasas de interés (M24) en 6.47 o 6.50%".

Ahora ve
México y EU avanzan en combatir al crimen organizado, afirma Osorio Chong
No te pierdas
×