La confusión de Cordero, mala señal

Muestra que no hay rumbo claro del tipo de política fiscal que se debe seguir: especialistas; sin comprometer las finanzas públicas bajar impuestos sería positiva para la actividad económica.
Impuestos  (Foto: Jupiter Images)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MEXICO (CNNExpansión) -

Las posiciones encontradas del secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, en materia de impuestos, lo único que reflejan es que no existe una definición clara del tipo de política económica y de impuestos que se debe seguir en México, coinciden especialistas.

Justamente lo que se requiere en estos momentos es certidumbre, dice José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigaciones en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México.

"Precisamente, parte de nuestro problema es que un día dicen una cosa y al otro día dicen otra. Claramente se ve que vamos por el mundo dando tumbos, no sabemos ni siquiera a dónde queremos ir", agrega Carlos Cárdenas, el vicepresidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) del Área Fiscal.

Este jueves, el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero Arroyo, ofreció versiones encontradas sobre la posibilidad de bajar los impuestos en el país, como parte del paquete económico para 2011.

Ambos especialistas habían manifestado su beneplácito por la posibilidad de que se diera una baja de impuestos, porque "es el enfoque correcto", dijo el  también socio del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM ).

En México, la economía informal es grande. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) la ubica ya en niveles de 60%, que son aquellas personas que están en la informalidad y no pagan impuestos y cada vez son menos los participantes de la economía que sí pagan impuestos y son un 40%, agregó.

"Las leyes están hechas para extraer  la recaudación únicamente de la economía que está en la formalidad y pagan impuestos muy elevados, porque el otro 60% se encuentra en la informalidad. Por eso es que totalmente procedente hablar de reducir impuestos y, por otro, hacer que cada vez más gente cumpla con esta obligación", indicó Carlos Cárdenas.

Esa sería la fórmula correcta y "estaría muy preocupado si estuvieran anunciando subir aún más los impuestos, porque de por sí ya no somos competitivos en el comercio internacional y menos vamos a ser competitivos si los aumentan. No puedo más que aplaudirlo, porque eso es lo que requiere México".

De la Cruz mencionó que "esas contradicciones lo que pueden estar reflejando en un momento dado, es que no se tengan claros los objetivos económicos y éstos se encuentren supeditados a las  actividades políticas".

Consideró delicado el hecho de que no se tenga todo el cuidado para trasmitir a la sociedad una línea clara de hacia dónde se quiere ir, en términos de política económica, particularmente en las semanas previas a la presentación de lo que muy probablemente sea el último paquete económico fiscal que tendrá el actual gobierno para proponer algo ambicioso, porque a partir de 2011 estará pesando la elección presidencial.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 "Me parece que sí manda una mala señal. Lo que necesitamos ahora es certidumbre de hacia dónde va el paquete fiscal; necesitamos certidumbre de que quienes están manejando, en este momento, el diseño del programa económico para 2011 y que lo están haciendo de manera adecuada".

Una reducción de impuestos sería positiva para la actividad económica, estimó el catedrático,  particularmente en lo que se refiere a ISR o al propio IETU, porque esto favorecería la inversión. "La duda que tendría es realmente hasta qué punto el gobierno puede bajar impuestos sin comprometer sus finanzas públicas, porque el  problema de fondo es que propiamente el gasto del gobierno, por todos los compromisos que ya tiene sobre todo en gasto corriente y pago de intereses de la deuda, cuenta con un escaso margen para bajar impuesto".

Ahora ve
A partir de diciembre, el salario mínimo en México sube 8.32 pesos
No te pierdas
×