La fiesta de los bonos no es para todos

La baja en las tasas permite un mercado de deuda profundo, que beneficia a hipotecarias; sin embargo, menores intereses no es ni para toda la población ni todas las empresas: Prognosis.
millonario dolares  (Foto: Photos to go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MEXICO (CNNExpansión) -

El beneficio de tener tasas de interés en niveles mínimos, en el caso de los bonos de largo plazo, es un beneficio desaprovechado en México, debido a la baja bancarización y el escaso número de empresas que colocan deuda en el mercado de valores, destacan analistas.

El mercado de bonos vive uno de sus mejores momentos, por su próximo ingreso al Índice Global de Bonos Gubernamentales (WGB I por sus siglas en inglés), lo cual ha permitido al peso mantenerse por debajo de 12.80 por dólar y el bono a 24 años (el de mayor referencia) llegó a tocar esta semana un nivel de 6.49%.

Tener una curva de rendimiento de largo plazo, como los bonos a 30 años, sirve de mucho porque se obtiene un mercado de deuda más profundo. Esto permite, por ejemplo, pedir al banco un crédito  hipotecario a una tasa razonable, destaca Erick Urtuzuástegui, economista en jefe de la firma de consultoría económica Prognosis.

"Esto le da oportunidad a los bancos de ofrecer tasas más competitivas de largo plazo en hipoteca, y con posibilidad de que bajen, eso es un plus. El problema es que son los menos quienes tienen acceso a esos  créditos, porque el país está poco bancarizado, pero es un beneficio poder tener una referencia a largo en moneda nacional a tasa fija", indica.

Beneficios indirectos

Gabriel Pérez del Peral, director de la escuela de economía de la Universidad Panamericana, destacó que no hay visos de que las tasas de interés vayan a subir en México y en Estados Unidos. Por el contrario, se percibe una mayor entrada de inversión extranjera al mercado de bonos, por la inclusión de esta deuda soberana al índice WGBI, lo que permitirá un ingreso de 20,000 millones de dólares.

"Estas son buenas noticias, porque la entrada de capitales a México permite mantener estable al tipo de cambio, lo que a su vez beneficia a la inflación. Dos componentes importantes para el comportamiento de los precios son salarios e inflación y en tanto estas dos variables permanezcan estables la inflación no estará presionada", expuso.

Pérez del Peral subrayó que si se mitiga la volatilidad del peso, se fortalece la lucha contra la inflación, lo cual favorece el poder adquisitivo de la población mexicana. "La inflación, es el impuesto más alto que paga la gente porque afecta sus ingresos y, la mayoría, no se puede proteger con instrumentos financieros".

Puntualizó que para poder establecer condiciones de crecimiento, es necesario que exista estabilidad de precios y en el tipo de cambio. "Sólo de esta forma, los inversionistas tienen un panorama más claro para meter recursos y que estos generen empleos en el país".

Urtuzuástegui puntualizó que al llegar 20,000 millones de dólares del exterior, inversionistas nacionales (como las Afores) se verán desplazados del mercado de deuda mexicano. "Con ese dinero, en vez de invertirlo en bonos M porque las tasas de interés se encuentran muy bajas, los administradores de las Afore estarán buscando inversiones más rentables y podrían orientar sus recursos a financiar, por ejemplo, un proyecto carretero o un bono corporativo y eso sí da productividad al país".

Es decir, ahora recursos que estaban financiando al gobierno pueden financiar a la iniciativa privada y ese dinero va a generar empleo, va a tener una tasa de retorno. "Son los grandes beneficios de que las tasas de interés estén bajas. Sin embargo, menores réditos jamás se verán reflejados en tarjetas de crédito, porque según los banqueros tienen poco canales para cobrar y sería riesgoso dar tasas competitivas al consumo".

 En EU sí hay beneficios, porque si la tasa de la Reserva Federal (Fed) baja, eso se trasmite al crédito al consumo; pero son situaciones distintas entre países, reconoció. "En México, hay canales de trasmisión directo para empresas o créditos hipotecarios, pero no es inmediato y la mayoría de la gente no tiene acceso a instrumentos bancarios y son pocas las compañías que cotizan en Bolsa y emiten deuda. Hay un efecto positivo, pero limitado", indicó el ecoomista de Prognosis.

Ahora ve
El balotaje entre Piñera y Guillier en Chile es de pronóstico reservado
No te pierdas
×