Reguladores alistan reglas para bancos

El Comité de Basilea publicará nuevas reglas que obliguen a los bancos a aumentar su capital; las políticas atemorizan más a los bancos europeos, que no se han preparado tanto como los de EU.
monedas billetes.jpg  (Foto: Photos to go)
Colin Barr

La niebla sobre la industria financiera está por disiparse un poco.

Para este domingo, se espera que los reguladores financieros publiquen lineamientos planteando el tamaño y el tipo de colchón monetario que los bancos deben tener por pérdidas. El Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, compuesto de funcionarios de 27 países, incluyendo a EU, está actualizando sus reglas, en un intento por prevenir una repetición de la crisis financiera de 2008.

Las nuevas políticas, conocidas como Basilea III, serán impuestas por los guardianes bancarios como la Reserva Federal y entrarán en vigor a lo largo de un periodo de años. Fue sólo hace 3 años que la Reserva anunció un reglamento para implementar Basilea II, que los funcionarios elogiaron en su momento por "promover la elasticidad de los sistemas bancario y financiero."

Obviamente, no funcionó así, exactamente, y esta vez, los creadores de políticas han jurado hacerlo bien esta vez - lo que significa que los bancos van a tener que apartar más capital y tener menos libertad para inflar sus bases de capital con cosas como  activos de impuestos diferidos, que tienen poco valor cuando las acciones bancarias caen en una oleada de pánico.

Aquí están los temas clave que se espera que el comité decida este fin de semana:

  • El tamaño mínimo del supuesto colchón monetario base - el fondo que los bancos acumulen al vender acciones y retener ganancias. Se espera que crezca al menos hasta 7% de los activos de riesgos medidos del 2% actual.
  • El grado al que los bancos demasiado grandes para caer, aquellos cuya quiebre supone una amenaza al sistema financiero, tengan que retener más capital que los más chicos.
  • Las reglas bajo las cuales a los bancos se les deba obligar a retener más capital durante un boom económico, o se les permita usar capital para compensar por pérdidas en una caída.

Las preocupaciones sobre el impacto de las reglas de Basilea más estrictas han sacudido los mercados europeos esta semana. Barclays (BCS) cayó el martes por preocupaciones de que las nuevas reglas lo obliguen a juntar capital nuevo, y Deutsche Bank cayó el jueves, por reportes de que considera una venta de acciones por 11,000 millones de dólares.

Como los bancos estadounidenses han pasado la mayoría de los dos últimos años juntando dinero nuevo en el mercado y acumulando sus ganancias gracias a las políticas de la Reserva Federal, las nuevas reglas podrían no tener un impacto inmediato tan grande como lo tuvo en Bank of America y JPMorgan Chase.

"Las grandes capitalizaciones podrían potencialmente sobrecapitalizarse, incluso en 2011, hasta cuando se asumen estándares capitales regulatorios más altos," escribió el mes pasado el analista de Baird, David George.

Él y otros analistas dicen que mientras que los grandes prestamistas de EU van a estar bajo presión regulatoria en los próximos meses para seguir acumulando capital al retener ganancias, algunos grandes bancos pronto podrían tener suficientes fondos como para juntar dividendos que fueron recortados con la crisis.

Como se aplicarán en todos lados, las políticas de Basilea han sido sujetas a intenso cabildeo - especialmente en Japón y los más países más grandes de Europa, cuyos bancos tienden a estar menos capitalizados que los de EU o la Gran Bretaña.

Por ejemplo, los banqueros alemanes dicen que tendrán que juntar más de 100,000 millones de dólares para cumplir con las reglas nuevas si imponen una proporción de capital Tier 1 de 10%.

Reportes recientes sugieren que la propuesta final habrá tenido que ser aligerado de alguna forma, en parte con el argumento de que ahora no es momento de tomar medidas enérgicas contra los bancos y comprimir más los préstamos, lo que pondría en riesgo una lenta recuperación.

Y mientras el panorama de ganancias para los bancos estadounidenses se ve bastante gris, con la economía debilitada y sin mucha prisa aparente por fortalecerse, si hay un sentido de que sabemos a qué se van a parecer las nuevas reglas, podría darles a los inversionistas algo que anhelar.

"Suponiendo que las reglas de capital de Basilea III capital serán razonables, creemos que algunos bancos se sentirán más cómodos con la recompra de acciones y/o dividendos en aumento en el futuro no muy lejano," escribió esta semana en una nota a sus clientes el analista de Stifel Nicolaus, Christopher Mutascio.

Dijo que PNC, US Bancorp y Wells Fargo serán de los primeros en juntar dividendos y continuar con las recompras de acciones.

 

Ahora ve
En su comparecencia, Osorio Chong respondió críticas sobre seguridad
No te pierdas
×