EU, una recuperación sin empleos

Además de las solicitudes de subsidios y el aumento en las nóminas, existen factores negativos; el promedio de horas trabajadas y el ahorro de las empresas dejan ver la falta de contrataciones.
trabajo empleo.jpg  (Foto: Photos to go)
Nin-Hai Tseng

Las pasadas dos semanas han traído buenas noticias sobre el desempleo. Pero ver esto más de cerca sugiere que no hay una racha de contrataciones inminente.

Con la tasa de desempleo en Estados Unidos en 9.6%, las estadísticas reveladas por el Departamento de Trabajo nunca habían sido más observadas como indicador económico.

Estas estadísticas irritan a muchas personas, incluso a algunos analistas bancarios de Wall Street. Un mes están decepcionados cuando la tasa mensual de desempleo sube. Luego suspiran aliviados cuando baja. La semana pasada bajaron los reclamos por seguro de desempleo a su punto más bajo desde julio, calmando a quienes se preocupaban por que la economía cayera en recesión otra vez.

Y cuando el Departamento de Trabajo anunció que el sector privado agregó 67,000 empleos en agosto, el mercado celebró, a pesar de que la tasa de desempleo de hecho subió de 9.5% a 9.6%.

Desde un punto de vista general, estas estadísticas son importantes, pero sólo capturan en parte lo que realmente pasa en el mercado laboral.

Fortune indica tres formas de ver que seguimos estancados en una racha de desempleo.

Semana laboral promedio sigue siendo corta. Durante la recesión, muchos patrones recortaron las horas de sus trabajadores. Y los indecisos por contratar trabajadores de tiempo completo, contrataron a gente por medio tiempo. No hay motivos para creer que vaya a haber un crecimiento laboral sostenido, hasta que veamos una expansión de las horas de trabajo semanales. Después de todo, los empleadores usarán a sus trabajadores existentes por el máximo de horas que puedan trabajar antes de contratar a nuevas personas.

Tenemos como ejemplo al último reporte laboral del Departamento de Trabajo: de julio a agosto, la semana laboral promedio para todos los trabajadores del sector privado no presentó cambios, ya que permaneció en 34.2 horas. Entonces a pesar de que el sector privado agregara 67,000 empleos el mes pasado, sigue siendo una recuperación sin empleos.

Seguros de desempleo y el número mágico. Cada jueves, el departamento de Trabajo revela una cuenta de los nuevos desempleados que buscan ayuda económica. Al igual que con cualquier estadística que capture datos en un periodo de tiempo tan corto, casi cualquier cosa, desde el clima hasta las vacaciones podrían tener un impacto sobre las cuentas. Así que si las solicitudes de seguro de desempleo suben o bajan semana con semana no importa tanto como las mismas cuentas.

La regla que siguen la mayoría de los economistas es la siguiente: las solicitudes de seguros de desempleo deben caer a alrededor de 425,000 durante varias semanas antes de que haya un número significativo de contrataciones. Así que mientras hubo quienes celebraron la semana pasada de que las solicitudes cayeran a su nivel más bajo en meses, la cuenta seguía en 451,000- demasiado alto para celebrar, todavía.

Saldos en efectivo siguen altos. Cuando las empresas tienen efectivo en niveles récord, significa que están ahorrando para algún tipo de inversión estratégica o simplemente no están contratando. En el caso de hoy, muchas empresas han dejado de contratar, entre incertidumbres por la economía. Empresas no financieras en el S&P 500 reportaron 837,000 millones de dólares en efectivo a finales de marzo, un incremento de 26% sobre los 665,000 millones del año pasado. Esto significa que las empresas están reteniendo efectivo por 10% de su valor, un nivel excepcionalmente alto que equivale a 6.6% de su valor desde 1999. Para más adelante esta semana se espera que S&P anuncie un séptimo trimestre consecutivo de niveles récord de efectivo.

 

Ahora ve
Twitter eliminará la verificación de cuentas que infrinjan sus reglas
No te pierdas
×