Estados en EU ‘quitan’ ayuda a maestros

Algunos gobernadores gastarán en otras actividades los 10,000 mdd destinados a mejorar la educación; en Rhode Island, las autoridades pretenden aprovechar 32.9 mdd para cerrar un déficit de 320 mdd.
educación  (Foto: AP Photo / Kent Gilbert)
Tami Luhby
NUEVA YORK -

El mes pasado, los legisladores dieron a los estados con problemas de efectivo, 10,000 millones de dólares para salvar el empleo de 145,000 maestros. Los fondos pretendían reducir el abarrotamiento de las aulas y restaurar los programas que se perdieron con los recortes de presupuesto estatales. Pero algunos gobernadores tuvieron otras ideas para emplear el dinero, pues aprovecharon los fondos para reducir sus déficits de presupuesto. Varios de ellos están planeando reducir la ayuda estatal a los distritos escolares por la misma cantidad que reciben del Gobierno federal, mientras que otros pretenden emplear el dinero para construcción y remodelación de escuelas.

Y si los ingresos por impuestos estatales no son suficientes este año, incluso más gobernadores recortarán la ayuda estatal, asumiendo que las escuelas ya cuentan con el financiamiento federal como colchón.

El cambio ha hecho que los maestros se preocupen de si verán o no el dinero extra que necesitan para conservar su empleo, así como el de otros trabajadores. "No están haciendo lo correcto para los estudiantes", dice Dennis Van Roekel, presidente de la Asociación Nacional de Educación, con 3.4 millones de miembros. "Sabemos cuál es la intención, y los gobernadores deberían usar el dinero con ese propósito, no para balancear sus presupuestos".

Pero los gobernadores no piensan igual. En Rhode Island, el gobernador Donald Carcieri quiere aprovechar 32.9 millones de dólares en ayuda estatal destinada a distritos escolares para ayudar al estado a cerrar un déficit de 320 millones de dólares durante el próximo año fiscal. 

Parte de la decisión se debe al hecho de que el estado sólo recibe 70 millones de dólares en ayuda federal para Medicaid, en vez de los 107 millones que tenía presupuestado. Eso hace que el dinero para educación luzca más atractivo.

"Podemos emplear estos fondos en otras partes del presupuesto", dijo la vocera del gobernador, Amy Kempe.

Pero los maestros en Rhode Island esperaban que los fondos se emplearan para recontratar a los 450 maestros que fueron despedidos o jubilados. El personal adicional ayudaría a los distritos escolares a ofrecer mayor variedad de idiomas, más programas para alumnos talentosos y mejores programas de lectura y matemáticas, así como preescolar de tiempo completo.

"En tiempos difíciles, cada centavo cuenta y aquí hay muchos centavos", dijo Robert Walsh Jr., director estatal de la Asociación Nacional de Educación.

El gobernador de Dakota del sur, Mike Rounds, planea tomar medidas similares. Pretende reducir la ayuda estatal de 26.3 millones de dólares que los distritos recibirán del Gobierno federal y gastarlo en otras necesidades.

En el estado del Monte Rushmore, que no ha hecho varios despidos de maestros, el plan también tiene una perspectiva política. Rounds no quiere que las escuelas se acostumbren al financiamiento adicional porque no lo tendrán el año próximo, dijo su vocero, Joe Kafka. 

Legalmente, los gobernadores pueden reducir la ayuda estatal siempre y cuando se cumplan ciertos criterios. No tienen permitido sumar la ayuda a las cuentas turbias de los estados, ni tampoco pueden dejar que su financiamiento de educación estatal caiga de cierto nivel, pero las autoridades federales están fomentando que los estados apoyen a sus escuelas.

"Los estamos convenciendo de que empleen el dinero para educación, pero la ley es flexible", dijo una vocera del Departamento de Educación. Pero a algunos educadores estatales no les importa que sus gobernadores sean flexibles, siempre y cuando el dinero se quede en el sistema escolar. 

Por ejemplo, en Arkansas, el gobernador Mike Beebe ve los 91 millones de dólares de ayuda federal como una oportunidad para que los distritos escolares aprovechen el financiamiento para construir y mejorar escuelas. El estado tiene pocos maestros en las filas de desempleados.

"Mientras más flexibilidad tengan los distritos locales, mejor estarán", dijo Richard Abernathy, director ejecutivo de la Asociación de Administradores Educativos de Arkansas.

Tres estados, Carolina del sur, Texas y Wyoming, siguen esperando la llegada de sus fondos federales.

Carolina del sur no pidió su parte de 143 millones de dólares después de enterarse de que no calificaba porque había recortado demasiado su fondo de educación superior. El gobernador Mark Sanford, republicano, se quejó ante el Gobierno de Obama, diciendo que no quería recortar el presupuesto de aplicación de la ley ni de cuidado a la salud simplemente para emplearlo en educación superior.

Mientras tanto, la solicitud de Texas fue rechazada porque no cumplió con una disposición especial en la ley que sólo aplica al estado de la estrella solitaria, en la que se exige que el gobernador prometa no recortar la ayuda estatal durante tres años. El gobernador Rick Perry dijo que la ley estatal previene que haga este tipo de promesas. Texas estaba a la espera de recibir 830 millones de dólares. 

El republicano Lloyd Doggett, del estado de Texas, creó la disposición porque le preocupaba que Perry recortara la ayuda estatal a las escuelas, algo que hizo cuando recibió financiamiento de estímulos para la educación el año pasado, según el legislador.

"La obligación que esta enmienda fija en Texas es la de gastar dinero nuevo para la educación en propósitos educativos", dijo Doggett.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Wyoming decidió no solicitar los 17.5 millones de dólares en financiamiento porque no tuvo despidos masivos de maestros. El estado preguntó al Departamento de Educación federal si podía emplear el dinero para construir escuelas, petición que le fue negada.

El estado aún puede solicitar el financiamiento, dijeron autoridades educativas.

Ahora ve
Shakira asegura que está viviendo el momento más difícil de su carrera
No te pierdas
×