China crea una ‘granja’ de viento

El proyecto ubicado en Shanghai aventaja a Estados Unidos en inversión en energías renovables; Ernst & Young calificó a China como el lugar más atractivo del mundo para este propósito.
china energia eolica  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Steve Hargreaves
NUEVA YORK -

A ocho kilómetros de la costa de Shanghai, los chinos completaron recientemente la primera granja de viento fuera de tierra firme.  El proyecto fue completado antes de que comience la construcción de la primera granja eólica fuera de tierra firme en Estados Unidos.

El proyecto de Shangai no es sólo otra granja eólica, es la próxima generación de tecnología de energía eólica y el ejemplo más reciente de cómo China se está adelantando a Estados Unidos.

A principios de este mes, la compañía de contabilidad Ernst & Young llamó a China el lugar más atractivo para invertir en recursos renovables, derrocando a Estados Unidos de la posición número uno.

El estudio calificó a los países en aspectos como riesgo regulatorio, acceso a financiamiento, conexión de celdas e impuestos climáticos. Citó la falta de políticas claras que promuevan la demanda de renovables en Estados Unidos (un producto del fracaso del Congreso para aprobar una ley de energía) como uno de los principales factores del derrocamiento de Estados Unidos.

China ya superó a Estados Unidos en la cantidad de turbinas de viento y paneles solares que fabrica. China también está ganando terreno a Estados Unidos en la cantidad de energía que proviene de fuentes de energía renovable.

El país que lleva la batuta en la industria de la energía renovable está abriendo la puerta a más empleos nacionales.

La entrada de efectivo

Desde un punto de vista de inversión, la tendencia es clara.

En 2009, entraron a China cerca de 35,000 millones de dólares en dinero privado para proyectos de energía renovable, incluyendo fábricas que crean turbinas de viento y paneles solares, según la compañía de investigación Bloomberg New Energy Finance. Estados Unidos atrajo menos de 19,000 millones de dólares.

"En los últimos 18 meses, China se ha vuelto líder global indiscutible para atraer dinero de inversiones", dijo recientemente Ethan Zindler, presidente de análisis de políticas en New Energy Finance, ante un comité del Congreso. 

Zindler dijo que el dinero no sólo provino del gobierno chino y de los bancos, sino también de fondos de capital privado de occidente y de inversionistas individuales que compran acciones públicas chinas.

Más empleos... para China

El resultado de toda esta inversión de capital está en los empleos. En la energía eólica, se espera que las compañías con base en China fabriquen el 39% de las turbinas que se venderán en todo el mundo en 2010, según New Energy Finance. Se espera que las compañías con base en Estados Unidos sólo hagan el 12%.

En la energía solar, las compañías con base en China crearán el 43% de los paneles, mientras que las compañías estadounidenses sólo el 9%.  

"Los países que hacen las inversiones más grandes producen más empleos", dijo Chris Lafakis, economista en Moody's Analytics, una consultora económica. Citando un estudio de Pew Charitable Trusts, Lafakis dijo que la economía ecológica, en general, es pequeña: en Estados Unidos emplea a 770,000 personas, pero está creciendo rápidamente, tres veces más rápido que la economía en general.

"Es importante invertir en este sector porque los empleos de mañana se crearán aquí", dijo.

¿Por qué China?

La mayoría de los analistas sienten que el dinero entra a China porque ese país cuenta con políticas estables que fomentan la construcción de proyectos de energía renovable. "China está haciendo que la energía renovable sea parte de su estrategia nacional", dijo Gil Forer, uno de los analistas de Ernst & Young que calificó a China como el mejor lugar para invertir. "Intentan crear una ventaja competitiva en lo que muchos consideran la industria del futuro".

China instituyó una política que requiere que un modesto 3% de su energía eléctrica provenga de fuentes renovables para 2020. Esto estimula la demanda de energía renovable.

En Estados Unidos, cerca de la mitad de los estados tienen este objetivo, o incluso metas más ambiciosas, pero algunos legisladores han demorado este estándar federal, sobre todo en los estados del sureste, donde la energía eólica no está tan disponible como en otros estados.

El martes, una nueva propuesta de ley con ese estándar fue presentada en el Senado con apoyo bipartidista, pero los analistas dicen que la ajetreada agenda del Senado podría hacer que la ley tenga pocas posibilidades de ser aprobada este año. 

China también necesita que las compañías de servicios públicos compren energía renovable a una tasa más alta que la de la energía convencional, un sistema conocido como precios de inyección de electricidad en la red.

Por otro lado, Estados Unidos tiene un sistema de parches en los incentivos de impuestos federales y estatales para la producción de energía renovable, que necesita ser renovado con frecuencia. Esto suele ser confuso para los negocios en el sector, y no ayuda a estimular la demanda.

"Tenemos incertidumbre, y eso no es bueno", dice Forer. "Necesitamos ver esto como una decisión estratégica".

No lo creen

Mientras que China está aumentando su fabricación de turbinas de viento y paneles solares para hacer crecer su economía, algunas personas creen que el país no está tan interesado en aplicar las costosas tecnologías a nivel nacional.

"Es imposible decir por qué están invirtiendo en granjas de viento y plantas de paneles solares, que no son elementos que compiten con el carbón", dijo Myron Ebell, analista de energía en Competitive Enterprise Institute. "Yo creo que es una fachada para occidente".

Ebell dijo que China está destacando en la fabricación de partes de energía renovable por la misma razón que está destacando en otras cosas: costos bajos, mano de obra especializada, leyes ambientales ligeras y energía barata. Además, cree que los chinos sólo están aprovechando la fascinación de occidente con estos recursos energéticos porque ven una oportunidad de venta de productos.

Aunque China ha superado a Estados Unidos en fabricación de equipo, aún no está a su nivel en producción de energía renovable. En 2009, China podía producir 25 giga-vatios de energía eólica y menos de un giga-vatio de energía solar, según Ernst & Young. Estados Unidos podía producir 35 giga-vatios de energía eólica y 2 giga-vatios de solar. 

Un giga-vatio puede dar energía a 780,000 casas en Estados Unidos; el mundo empleó 4,428 giga-vatios de electricidad en 2007, según la Dirección de Información Energética de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés).

No se espera que China produzca más energía renovable que Estados Unidos sino hasta algún momento entre 2020 y 2025, según la EIA.

Estados Unidos, el número dos

Al hablar de energía renovable en China, casi todos los analistas querían dejar algo en claro: en primer lugar, no se trata de un juego entre China y Estados Unidos. Cada panel solar o turbina de viento contiene partes de todo el mundo, y un mercado expandido junto con costos más bajos es benéfico para todos.

En segundo lugar, a pesar de haber perdido la posición principal, Estados Unidos sigue siendo un muy buen lugar para invertir.

"Pero no pueden olvidar que Estados Unidos sigue siendo el número dos", dijo Forer.

Ahora ve
Sobreviviente del sismo relata cómo salió del edificio de Álvaro Obregón
No te pierdas
×