La Fed discrepa por más estímulos en EU

Miembros de la Reserva Federal se oponen a la inyección de recursos para acelerar la recuperación; se corre el riesgo de enviar señales ‘confusas’ a las empresas, advirtió la Fed de Dallas.
MINNEAPOLIS, Estados Unidos (CNN) -

La Reserva Federal no obtendrá grandes resultados al inyectar más efectivo en la economía estadounidense, y corre el riesgo de enviar "señales confusas" a las empresas, dijo el jueves un importante funcionario del Banco Central. En una reiteración de su evaluación sobre una recuperación por debajo de la tendencia y resaltando su impaciencia por el elevado nivel de desocupación, el presidente de la Fed de Dallas, Richard Fisher, dijo que aún no está claro si las condiciones requieren "un uso de las herramientas de la Fed como en contexto de crisis".

En lugar de que la Fed adopte nuevas medidas, las autoridades fiscales y reguladoras deberían adoptar acciones para eliminar la incertidumbre en materia de impuestos y normativas que están limitando el crecimiento de las empresas, señaló.

"Entiendo el impulso instintivo de poner el pie en el pedal de estímulos monetarios para tratar de lograr crecimiento en el empleo", dijo Fisher en el texto de un discurso ante el Economic Club of Minnesota. "Pero la efectividad de nuevas medidas de alivio en este punto aún deben ser establecidas".

Por su parte, el presidente de la Reserva Federal de Kansas City, Thomas Hoenig, quien ha disentido consistentemente con las políticas extremadamente expansivas del Banco Central, dijo el jueves que se opone a un estímulo adicional.

Hoenig, hablando a un grupo empresarial, aseguró que la recuperación marcha modestamente, reiterando su pensamiento de que la Fed debería subir la tasa de interés clave a un 1% y mantenerla en ese nivel para ver cómo se desempeña la recuperación económica.

La Fed ha recortado sus tasas de interés a corto plazo a niveles cercanos a cero y se ha comprometido a mantenerlas en ese nivel por un largo período, y compró 1.7 billones de dólares en activos para apuntalar la economía.

Y durante su última reunión de política monetaria el mes pasado, el Banco Central dijo que estaba listo para tomar medidas adicionales de ser necesarias.

Los funcionarios de la Fed más cautelosos, entre ellos el presidente de las filiales regionales de Nueva York, William Dudley, y de Chicago, Charles Evans, se han mostrado recientemente a favor de nuevas medidas de estímulo.

A menos de que el informe del viernes sobre el mercado laboral de septiembre sea sorprendentemente fuerte, la mayoría de los analistas esperan que la Fed adopte una nueva ronda de alivio monetario en su encuentro del 2 y 3 de noviembre.

En este contexto, no queda claro qué tan amplio pueda ser el impacto de los comentarios de Fisher en la hipótesis de que el Banco Central está a punto de tomar nuevas medidas expansivas.

A pocos días de que el Banco de Japón anunciara una nueva ronda de compras de activos para alentar la alicaída economía japonesa, Fisher expresó su temor a la posibilidad de que los bancos centrales caigan en "competencias de alivio cuantitativo".

"Una carrera de este estilo sería similar a una competencia de devaluación de divisas, un fenómeno de acusar al vecino que siempre termina en lágrimas", afirmó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Fisher, que el próximo año tendrá derecho a voto en el comité de política monetaria de la Fed, ha dicho desde hace algún tiempo que aún no hay motivos para nuevas medidas de alivio monetario, señalando que ahora corresponde actuar a los parlamentarios.

"Hay límites para los efectos de la política monetaria si la política fiscal bloquea el camino", comentó.

Ahora ve
La esposa del secretario del Tesoro tuvo que disculparse por foto en Instagram
No te pierdas
×