Líderes globales buscan ‘paz’ en divisas

Ministros del G20, del FMI y del BM intentarán aliviar las tensiones cambiarias en los mercados; los países emergentes serán el motor de crecimiento hasta que no haya una mayor estabilización.
monedas-mundo-dinero-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
WASHINGTON (CNN) -

Los líderes de las finanzas del mundo intentarán aliviar las tensiones cambiarias que amenazan con perjudicar una recuperación económica que ya es demasiado lenta y desigual.

Representantes de 187 países dieron en Washington inicio a sus discusiones sobre la situación de la economía global y los retos que presentan los remanentes de la crisis financiera internacional.

Los ministros de Finanzas del Grupo de los 20 países desarrollados y emergentes tienen previsto un desayuno de trabajo durante las reuniones semestrales del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial de este fin de semana.

Por su parte, el G7 de las naciones más avanzadas celebrará una cena a puertas cerradas este viernes.

No está previsto que ninguno de los dos grupos emita comunicados formales, pero funcionarios del G20 señalaron que en ambos encuentros se analizarán temas relacionados con el mercado de divisas, ante las preocupaciones sobre un posible debilitamiento intencionado de las monedas para lograr un crecimiento basado en las exportaciones.

China, habitualmente en el centro del debate cambiario, no está sola esta vez. Mientras los funcionarios intentan persuadir a Beijing a permitir una subida más rápida del yuan, la intervención japonesa del mes pasado para debilitar al yen ha puesto los ojos en Tokio.

Estados Unidos también podría ser criticado por su falta de acción ante la caída del dólar y la preferencia por invertir en mercados emergentes como Brasil, provocando un aumento de los precios de los activos y de la inflación.

"Lo que queremos todos es un reequilibrio de la economía global y este reequilibrio no puede ocurrir sin (...) un cambio en el valor de las divisas", dijo el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn.

Las tensiones cambiarias son sintomáticas de un problema más profundo: la mayoría de las economías avanzadas no crece lo suficientemente rápido como para reducir el desempleo, a pesar de los billones de dólares de estímulos por parte de los gobiernos y garantías para préstamos de emergencia.

Hasta que los países ricos se estabilicen, los mercados emergentes serán la fuente más poderosa del crecimiento global. Hasta ahora, parece que están a la altura. El Fondo Monetario Internacional prevé que los mercados emergentes crezcan tres veces más rápido que las economías avanzadas.

Esos países están reclamando ante el FMI un mayor poder para tomar decisiones que coincida con su capacidad de crecimiento.

Este ha sido otro tema escabroso para los líderes del G7 y el G20 que todavía tienen que acordar cómo repartir el poder cuando nadie quiere renunciar a su posición.

Estados Unidos piensa que Europa debería entregar algunos de sus puestos en el directorio del FMI, mientras que los países europeos han propuesto una rotación para compartir los cargos ejecutivos.

Los funcionarios del FMI tienen previsto asistir al desayuno del G20 y esperan lograr avances en temas relacionados a la reforma antes de la cumbre del G20 de Seúl el mes próximo.

China y Japón resisten

A pocas horas del inicio de las reuniones, Japón dijo que seguirá interviniendo en el mercado cambiario para frenar el alza del yen si es necesario.

Por su lado, China, que ha rechazado los pedidos de Occidente para permitir una apreciación más acelerada de su divisa, permitió que el yuan trepara el viernes a su mayor nivel frente al dólar desde la revaluación de julio 2005.

Operadores dijeron que Beijing podría hacer ciertas concesiones antes de las reuniones del FMI y el BM este fin de semana.

Sin embargo, señalaron que cualquier apreciación adicional sería limitada, pues el país no permitiría que el tipo de cambio afecte sus exportaciones.

Al endurecerse las posturas en la materia, las expectativas de un acuerdo en los encuentros de Washington son bajas, a pesar de que los temores de una posible guerra cambiaria global han puesto al asunto en el tope de la agenda.

Se debe evitar 'guerra'

El Grupo de los Siete (G7) debe adoptar un firme compromiso de evitar que se produzca una carrera entre las naciones por devaluar sus monedas, dijo el viernes el viceministro de Finanzas de Japón.

Fumihiko Igarashi, que está a cargo de los asuntos internacionales en el ministerio, afirmó en una entrevista previa a la reunión del G7 que se necesita de la cooperación global para llevar los tipos de cambio a rangos adecuados, ya que las devaluaciones competitivas no son buenas para la economía mundial y sólo benefician a los especuladores.

"Una carrera de (devaluación) monedas sería imparable (...) Cada país debe mostrar un espíritu de cooperación, para que (los tipos de cambio) caigan dentro de rangos adecuados que reflejen su fortaleza actual", agregó.

El presidente del Banco Central brasileño se pronunció este viernes a favor de un acuerdo cambiario entre naciones avanzadas y emergentes, pero advirtió que no lo ve probable a corto plazo.

"Un acuerdo debe ser multilateral entre países y no impuesto por una institución porque eso violaría la soberanía. Espero que acontezca pero no lo creo probable a corto plazo", dijo a periodistas Fernando Mierelles tras dictar una conferencia.

Mierelles describió tal acuerdo como "una promoción de mayor consumo doméstico de los países que están mostrando bajo consumo interno y por otro lado un equilibrio de los países mostrando exceso de consumo. Es un movimiento sincronizado de una serie de paises sistémicamente importante".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El funcionario aseguró que entretanto, su despacho está tomando medidas para proteger a la economía brasileña de la excesiva liquidez de dólares a causa de "la política estadounidense para afrontar la crisis".

Con información de AP.

Ahora ve
Los ricos en Estados Unidos se vuelven más ricos, salvo Donald Trump
No te pierdas
×