La violencia inquieta a inversionistas

Merrill Lynch dijo que crece la percepción de que la violencia está ligada a la guerra vs el narco; advierte que los asesinatos y confrontaciones deterioran la confianza de los inversionistas.
violencia armas narco  (Foto: AP)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MEXICO (CNNExpansión) -

El aumento de la violencia en México se ha vuelto una inquietud creciente para inversionistas tanto extranjeros como nacionales, y una variedad de eventos desafortunados deterioran gradualmente la confianza de los inversionistas en el país, advierte Merrill Lynch.

En los últimos meses, ha crecido la percepción de que la violencia y la inseguridad están vinculadas al combate frontal del Gobierno federal contra el crimen organizado, destaca un análisis sobre México elaborado por los economistas de este banco, David Beker y Edgar Camargo.

"Una variedad de eventos desafortunados -asesinatos de figuras políticas locales, como alcaldes de pequeñas poblaciones y oficiales de la policía, confrontaciones con las fuerzas armadas, y una mayor incidencia de crímenes menores-deterioran gradualmente la confianza de los inversionistas en México", resaltan.

Según el Consejo Económico Empresarial del Sector Privado (CEESP), la inseguridad se convierte en un factor más serio, afectando negativamente a la economía y, particularmente, impidiendo una recuperación más rápida, lo cual absorbe una creciente cantidad de recursos, destinados a gastos en protección personal o corporativa que, en otras circunstancias, podrían ser utilizados en actividades productivas.

Aunque resulta difícil estimar el costo de la inseguridad -las cifras oficiales del sector privado le adjudican 1.2% del PIB-, otra entidad del sector privado, la Concamin (que agrupa diferentes cámaras industriales) calcula que los costos relacionados a la inseguridad se han elevado al 7% del PIB, esto basado en estudios del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

En meses recientes, el comportamiento de los mercados locales reflejó una marcada preponderancia de los flujos técnicos sobre los fundamentales. En lo que va del año, la inversión de extranjeros al mercado de bonos mexicanos ha superado 9,300 millones de dólares, contra la proyección inicial de este banco, de 12,000 millones de dólares.

"Los inversionistas con quienes platicamos, comparten nuestra opinión de que el rally de rendimientos, motivado por la inclusión al WGBI, probablemente quedó atrás", expusieron tras una visita de dos días que tuvieron con clientes corporativos e institucionales de México.

Sin embargo, estos inversionistas también están de acuerdo en que, dadas las políticas monetarias extremadamente relajadas que prevalecen en las economías desarrolladas, los mercados emergentes, y particularmente México, seguirán siendo destinos atractivos de inversión, provocando una compresión de rendimientos aún mayor en el corto plazo.

"En vista de que la curva no tiene primas de riesgo sustanciales en su extremo corto, opinan que los inversionistas extenderán el plazo, causando un achatamiento de la curva. Los inversionistas con quienes conversamos prevén una compresión en los diferenciales de rendimiento con EU, debido a los tradicionales vínculos económicos y los influjos potenciales".

Resulta interesante que los jugadores locales ven una escasísima probabilidad de que el Banco de México (Banxico) baje sus tasas, mientras que los inversionistas extranjeros parecen apoyar lo contrario.

Ahora ve
Un dron choca con un avión comercial en el cielo de Canadá
No te pierdas
×