Los inversores ya no son como Soros

El asesor de Blackstone habla sobre los fondos de cobertura, la Regla Volcker y el futuro cercano; Byron Wien opina que la volatilidad en que se invertía antes, dejó su lugar a la protección.
blackstone byron wien george soros  (Foto: Cortesía Fortune)
Duff McDonald

El asesor de Blackstone y pronosticador de mercados habla sobre las tarifas de fondos de cobertura, la Ley Volcker, y qué esperar para el año próximo.

Seamos honestos: la mayoría del análisis de Wall Street es seco como fósil. Está lleno de hojas de cálculo, estimaciones de ganancias, y terminología que suena rara. Un estratega financiero que además comenta y publica algo interesante es algo raro. Incluso en un grupo selecto, Byron Wien, de Blackstone resalta por la calidad envolvente de su trabajo.

Wien fue el principal estratega de inversiones en Morgan Stanley por 21 años. Tuvo un breve paso por Pequot Capital antes de llegar a asesor superior a Blackstone y sus clientes, analizando tendencias económicas, sociales y políticas. Su último informe sobre la evolución de la industria del fondo de cobertura, ofreció su mezcla de perspectiva y comprensión. Lo encontramos para explorar más a fondo este poderoso segmento del mercado.

Usted discute muchos cambios en el sector en las últimas décadas, entre las cuales está el crecimiento de activos manejados, desde 40,000 millones de dólares en 1990 a 1.6 billones hoy. Más allá de ese crecimiento, ¿cuál cree que es la diferencia más grande entre los fondos de cobertura de hoy y los de la época de Soros y Steinhardt?

La mayor diferencia es que los fondos de cobertura antes se dedicaban al desempeño superior a la alza y estaban dispuestos a tener una volatilidad mayor a lo normal para conseguirlo. Los fondos de cobertura de hoy se interesan por la protección de activos a la baja y dará puntos a la alza para conseguirlo. Es un cambio importante, de un enfoque en el desempeño a la alza a otro en la protección a la baja.

Preguntaría quién es el George Soros de hoy, Pero creo que sigue siendo George Soros. ¿Cierto?

Soros sigue enfocado en el desempeño, si a eso te refieres. Pero en realidad hablamos de su dinero y fondos.

¿Entonces quién será el próximo Soros?

Lo que tiene Soros es su rendimiento constante sobre un largo periodo de tiempo. Visto así, podrías hablar de Stan Druckenmiller o John Griffin.

Usted señala que la Regla Volcker podría beneficiar a los fondos de cobertura, en parte porque las empresas de corretaje cierran sus despachos de intercambio. ¿Es ésta una instancia en la que las políticas de altos principios podrían tener un efecto no intencionado? ¿En la que los grandes intercambios riesgosos se metan en sitios más sombríos que antes?

Esos intercambios seguirán moviéndose sin la supervisión de un ‘adulto'. Puede llevar a un mayor riesgo de desestabilización que a un menor. Antes el intercambio registrado, los fondos de cobertura, y el capital privado pueden haber agregado algún riesgo a las instituciones financieras que las patrocinaban. Es en lo que se enfoca la Regla Volcker. Ahora que están dispersas, podrían atraer más inestabilidad a los mercados mismos. Las instituciones podrán estar bien, pero los mercados podrían desestabilizarse todavía más como resultado.

Todavía no hay un acuerdo sobre el papel de los fondos de cobertura, sobre todo con respecto a las ventas al descubierto, en la crisis de septiembre de 2008, e incluso la caía de Bear Stearns. ¿Tuvieron un papel significativo?

Hay 178 billones de dólares en instrumentos financieros allá afuera. Los fondos de cobertura representaban 1.9 billones, en su punto máximo. Puede haber más dinero al márgen, porque son más activos, pero la idea de que ellos causaron la crisis es ridícula. Tiene menos sentido que culpar a los problemas de desempleo de Estados Unidos por la moneda de la China. Creo que son legítimas las empresas de inversión hoy por hoy. Permiten a los fondos de pensiones minimizar su riesgo en los mercados complejo.

Algo que muchos aprendimos antes de la crisis crediticia fue el concepto del sistema bancarios fantasmas, en que los fondos de cobertura se habían vuelto parte significativa del mecanismo subyacente de crédito en la economía. ¿Siguen siendo parte vital de ello?

Creo que sí. Pero lo veo como algo positivo, no negativo. Amplía los mercados y crea competencia. No se me ocurre nada malo de eso.

Un fondo de cobertura, ¿puede ser demasiado grande para caer?

Ningún fondo de cobertura jamás va a ser tan grande. El tamaño es el enemigo del rendimiento.

¿Pero nos deberían preocupar que los fondos de caja negra, como Renaissance Technologies de James Simons' tengan un virus de la computadora que pueda causar una caída sin aviso? ¿O que las ideas grupales erróneas de los fondos de cobertura causen otra crisis crediticia o de liquidez?

Volvamos al inicio. Durante toda la crisis financiera, el Gobierno federal no tuvo que poner un centavo para ayudar a un fondo de cobertura. Sufrieron, pero nunca pidieron nada a Washingotn. ¿Eso responde tu pregunta?

¿Cómo pueden los fondos de cobertura seguir comandando las tarifas que tienen - el llamado "2 y 20", que es 2% de los activos manejados y 20% del rendimiento? Aunque su rendimiento sea bueno, sigue siendo una tarifa grande por el manejo de dinero. ¿Por qué no ha habido compresión?

Es una tarifa muy alta. Siempre pensé que sería revisada. Una vez escribí un ensayo en el que ofrecía un itinerario tarifario alternativo, donde tenías que sobrepasar tu índice fijado. Sólo ganarías la tarifa de manejo hasta que tu rendimiento igualara tu punto de referencia, y después te daban 50% del rendimiento más allá de eso. Estoy seguro que nadie lo adoptó.

Hay fondos que recortan tarifas. Van a "1 y 15" o "1.5 y 15". Pero las recortan para los candados. Si decides guardar tu inversión con llave por 3 años, te podrían dar "1.5 y 15". Pero la gran lección de la industria de los fondos de cobertura es que no puedes competir con tarifas, en contraste a la industria al descubierto. En los fondos de cobertura, puedes bajar tu tarifa todo lo que quieras y seguirás perdiendo dinero. Quienes entregan rendimiento pueden cobrar "2 y 20". Quienes  no lo hagan podrían estar perdidos.

Usted señala una estadística notable, que los ETF ya componen 30% del volumen de ventas de la Bolsa de Nueva York, 15% más que hace 5 años. ¿Es algo que nos deba preocupar, por algún motivo?

Probablemente. Es la manera en que los hombres perezoso quedan expuesto. Esto es de lo que hay que preocuparse. La gente no sabe lo que les dan. Digamos que alguien decide que quieren ser vistos en China, India, y Brasil. La gente va y compra un ETF de Brasil. Pero los ETFs de este país primordialmente medidos alrededor de las líneas de capitalización del mercado. [El productor de petróleo y gas] Petrobras es la empresa más grande de Brasil por capital de mercado. Así que si compras ese ETF, lo que compras es un ETF de energía. El éxito del ETF dependerá de lo que les pase a las acciones de las energéticas, no necesariamente al mercado de Brasil. Si eres flojo y no analizas tus ETFs, quizá no estés recibiendo lo que crees.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Todos esperan tu ensayo de las 10 sorpresas anuales al inicio de cada año. ¿Nos darías el avance de alguna?

No estoy seguro. Empiezo a trabajar en eso el 1 de octubre, y hoy es el 7 de octubre. Y este año va a estar difícil. Pero te doy una: ahora casi todos están desilusionados por la administración y no hay optimismo con la economía. Sería una sorpresa si el año que viene resulta ser uno muy bueno. Hay impedimentos estructurales que podrían ser bastante significativos, pero es lo que lo convertiría en una sorpresa.

Ahora ve
Policía Federal sorprende con ‘flashmob’ en un centro comercial de la CDMX
No te pierdas
×