La banca en México frena su expansión

Las instituciones financieras padecen la desconfianza de los clientes respecto a la recuperación; el crédito a la actividad empresarial apenas ha repuntado un 0.5% desde diciembre.
monedas credito privado mexico.jpg  (Foto: Jupiter Images)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

La banca mexicana presumió solidez al emerger intacta de la recesión que azotó al país el año pasado, pero a pocos meses de que termine el 2010 parece aún lejos de alcanzar sus propias metas de expansión de cartera de crédito.

El sector, liderado por gigantes extranjeros como BBVA, Citigroup y Santander, soportó la recesión con sólo algunos quebrantos en el crédito al consumo, que representa cerca de una quinta parte de la cartera total.

Pero una cierta incertidumbre respecto a la fortaleza de la recuperación económica del 2010 sigue poniendo a consumidores y empresarios a dudar acerca de pedir más dinero prestado.

A principios del año, el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Ignacio Deschamps, dijo que la banca podría terminar el 2010 con una expansión del 10% en su cartera de crédito vigente, que representa el grueso de los préstamos.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) -que no publica separadamente datos de cartera vigente y vencida-, reveló que la cartera de crédito total desde enero hasta agosto se ha incrementado sólo un 3.9% a 2,045 billones de pesos (unos 165,000 millones de dólares).

En el caso del crédito al consumo -que incluye tarjetas de crédito y préstamos personales- la situación en aún menos alentadora: el dato más reciente de la CNBV muestra el crédito al consumo se ubicó en 388,110 millones de pesos en agosto, un 0.12% menor que en diciembre.

El crédito a la actividad empresarial -que a agosto representaba un 46% de la cartera total- apenas ha repuntado un 0.5% desde diciembre.

Por su parte, el Banco de México (central) detalló que el crédito vigente de la banca comercial al sector privado -citado por Deschamps recientemente- mostró un aumento nominal del 3.1% en lo que va del año hasta agosto, y de un 5.1% frente a agosto del 2009.

"La expansión que se tenía prevista tanto por los mismos bancos como las autoridades difícilmente será alcanzable", dijo David Olivares, analista de instituciones financieras en México de Moody's.

"Nosotros en Moody's habíamos anticipado que el crecimiento de un dígito era más probable", agregó.

La economía mexicana está encaminada a crecer un 4.5% luego de un desplome del 6.5% el año pasado, la peor recesión desde la década de 1930.

Pero la debilidad percibida en la recuperación de Estados Unidos, el mayor cliente de México -cuyo aparato productivo está orientado a la exportación-, sigue arrojando sombras sobre las perspectivas de crecimiento.

Demanda de prestamos, inversiones siguen bajas

En una conferencia de prensa la semana pasada, Deschamps ratificó la meta de expansión del 10% de la cartera de crédito vigente. Pero agregó que los banqueros no tienen una "bola de cristal".

Angélica Bala, directora de instituciones financieras para Standard & Poor's en México, comentó que las expectativas de crecimiento de los bancos van de la mano con las de la economía, cuya recuperación aún parece no convencer a los consumidores.

El índice de confianza del consumidor de México se ubicó en septiembre en 91.6 puntos -más que los 88.7 puntos de agosto-, pero apenas comienza a recuperarse. En septiembre del 2008, en los inicios de la crisis global, el indicador se ubicó en 88.6 puntos, y en enero de ese año llegó a 103.5 puntos.

La inversión fija bruta, otro indicador de la fortaleza de la recuperación, subió en julio un 0.8% a tasa anual, una cifra mucho menor que la esperada por el mercado. Entre enero y julio creció un 0.7% anual.

Bala dijo que "quizás la recuperación se ha dado un poco más lenta de lo que se esperaba en un principio de año, y también la demanda de crédito ha estado más lenta", añadió.

Olivares comentó que "efectivamente vemos a la banca mucho más conservadora, prestando de manera más selectiva, y sí, eso de alguna manera los protegió durante la crisis, pero por otro lado también vemos un concepto de demanda por crédito baja".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La ABM prevé que para septiembre el crédito al consumo se haya recuperado de la caída que experimentó el año pasado, cuando la crisis llevó a miles de usuarios a cancelar sus tarjetas y los índices de morosidad se dispararon.

El índice de morosidad del sistema financiero mexicano se ubicó en agosto en un 2.61% de la cartera total, contra un 3.07% en diciembre del año pasado.

Ahora ve
Al menos mil empleados de Uber piden el regreso de Travis Kalanick
No te pierdas
ç
×