La Fed, con un poder económico limitado

Expertos advierten que la deflación podría generar mayores daños a la economía, que aún está débil; el Banco Central anunciaría en los próximos días mayores estímulos para reactivar a EU.
Dolar  (Foto: Jupiter Images)
James Hamilton

La mayoría de los observadores parecen convencidos de que la Reserva Federal implementará una segunda ronda de ‘quantitative easing' o políticas de flexibilización monetaria. Vale la pena discutir lo que se busca lograr con esa medida.

La capacidad de la Reserva Federal (Fed) para influir en la economía es fundamentalmente limitada. El poder último de la Fed es la capacidad de crear dinero, y la cantidad de dinero que sea capaz de crear es un factor determinante en el poder adquisitivo que tiene un billete de dólar.

Una posición bastante minimalista sobre lo que debería hacer la Fed es que debería buscar una tasa inflacionaria que no altere la capacidad de la economía para usar recursos reales de la manera más eficiente posible.

Creo que hay un consenso general de que una tasa de inflación alta y volátil no logra ese objetivo. También me parece evidente que la deflación (un aumento en el número de bienes que puedes comprar con un dólar) puede ser incluso más destructiva. Como esto es menos obvio, permítanme exponer las razones de esta afirmación.

Para las personas abrumadas por deudas, la deflación hace que el préstamo sea más difícil de pagar. Si eso conduce a una ola de bancarrotas, todo mundo, incluidos los acreedores, puede terminar perdiendo. Las deudas y los impagos siguen siendo hoy un importante problema que retrasa la recuperación económica. Estos problemas se magnificarían enormemente si sobreviene una grave deflación.

La deflación también significa que puedes obtener una tasa de retorno positiva si guardas dinero bajo el colchón. Eso incentiva a consumidores, empresas y bancos a acumular efectivo en lugar de invertirlo productivamente. Los acreedores se lo pensarán dos veces antes de invertir si acumular dinero resulta más lucrativo.

Pero incluso si acordamos que la deflación puede ser un problema, por el momento no vemos esa situación en Estados Unidos. El año pasado tuvimos una inflación de 1%, no una deflación. ¿Por qué entraña eso un peligro?

El peligro de una inflación baja es que, si se convierte en deflación, será difícil detener la reacción en cadena antes de que el daño esté hecho. Estamos en un punto en el cual, debido a las bajísimas tasas inflacionarias, la tradicional herramienta que la política monetaria usaría para estimular la economía, disminuir la tasa de interés a un día, no tendría ningún poder, por lo que la Fed tendría serias dificultades para detener un giro deflacionario si se diera. Muchos analistas usan la experiencia que tuvo Japón en los 90's para ejemplificar los problemas que puede ocasionar una baja inflación o un ambiente de deflación moderada.

Pero incluso si no están de acuerdo conmigo en que una inflación de 1% es destructiva para Estados Unidos, al menos acordarán que, si lainflación aumentara a 3%, el salto no haría tanto daño. Por otro lado, no cabe duda del perjuicio que conlleva para la vida de las personas las altas tasas de desempleo y la pérdida de capacidad económica. Sin en épocas normales nos cuidamos de estimular demasiado la economía por el temor a las consecuencias negativas derivadas de una tasa inflacionaria más alta... ¿por qué no estimularla si sabemos que la deflación tampoco es buena?

Admito que tengo muchas dudas respecto a cuánto podemos estimular la economía sin producir inflación, pero creo que la única manera de saberlo es intentar y ver. Insisto en que poco ayudará que la Fed aplique más política monetaria expansiva, y nadie debería esperar mucho de otra ronda de compra de bonos. Pido a la Fed que vigile cuidadosamente los precios de los commodities como un indicador de una dinámica inflacionaria.

No creo que la Fed pueda resolver nuestros problemas económicos, pero creo que una tasa inflacionaria excesivamente baja o negativa empeorará las cosas, y eso es algo que la Fed debe y puede evitar.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-- James D. Hamilton es profesor de Economía en la Universidad de California, San Diego

 

Ahora ve
Así se grabó el final de la séptima temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×