China eleva tasa de interés a 2.5%

El Banco Central hizo su primera alza en casi tres años debido a los temores de una mayor inflación; la medida es contraria a las expectativas del mercado y genera tensiones por la recuperación.
yuan-dinero-revaluacion  (Foto: CNN)
BEIJING (CNN) -

El Banco Central chino sorprendió a los mercados el martes con su primer alza de tasas de interés en casi tres años, una medida que refleja su preocupación por el incremento en los precios de los activos domésticos y la persistente inflación.

La entidad dijo que elevaría sus tasas de interés de referencia para los depósitos y los préstamos a un año en 25 puntos básicos, a 2.5% y 5.56%, respectivamente.

"El alza de la tasa de interés está totalmente fuera de las expectativas del mercado", dijo Zhu Jiangfang, economista jefe de CITIC Securities en Pekín.

"La reciente alza en la inflación general ha puesto a la tasa real en territorio negativo. Y creo que es por esto que el Banco Central tuvo que elevar las tasas de una forma tan apresurada", expresó.

Un grupo de importantes economistas, incluyendo algunos asesores del Banco Central, habían sugerido elevar las tasas de depósitos para mantener los retornos de los ahorristas en territorio positivo.

China reportó una inflación al consumidor del 3.5% en el año hasta agosto y los economistas creen que este ritmo se intensificó a 3.6% a septiembre.

Sin embargo, el incremento en las tasas es sorpresivo dado que recientemente varios líderes chinos habían expresado su confianza en el control de la inflación y habían dicho que un alza en las tasas podría aumentar el flujo de capital especulativo hacia el país.

"Ellos lo hicieron ahora probablemente porque los datos del PIB e IPC del jueves son demasiado fuertes para ellos", dijo Dariusz Kowalczyk, economista jefe de Credit Agricole CIB en Hong Kong.

China publicará el jueves el dato de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para el tercer trimestre y una serie de datos económicos de septiembre.

Economistas consultados por Reuters esperan una desaceleración en el crecimiento económico a un 9.5% a tasa anual en el trimestre pasado, por debajo del 10.3% del segundo trimestre.

Aunque fue anunciada por el Banco Popular de China, la decesión de elevar las tasas habría tenido el apoyo de las altas esferas del poder en Pekín, y tendría el visto bueno del primer ministro Wen Jiabao.

Experiencias del pasado demuestran que una vez que Pekín logra un consenso sobre subir o recortar las tasas, las decisiones se toman con frecuencia.

Algunos piensan que está llegando el momento de que China se embarque en un ciclo de endurecimiento más agresivo. Hasta el momento, Pekín ha dependido de restricciones a los préstamos y de alzas en los requisitos de reservas bancarias para evitar un recalentamiento de su economía.

"Fundamentalmente, las tasas son demasiado bajas para una economía que está creciendo cerca de un 10%. Para evitar mayores distorsiones, China necesita comenzar a elevar sus tasas a niveles más apropiados", dijo Rob Subbaraman, economista de Nomura en Hong Kong.

"La economía china parece estar desacoplándose de otras grandes economías, y sus políticas también deberían hacerlo", indicó.

Debatido pero inesperado

Un grupo de importantes economistas, incluyendo algunos asesores del Banco Central, habían sugerido al banco elevar las tasas de depósitos para mantener los retornos de los ahorristas en territorio positivo.

China reportó una inflación al consumidor del 3.5% en el año hasta agosto y los economistas creen que este ritmo se intensificó a un 3.6% a septiembre.

Sin embargo, el incremento en las tasas es sorpresivo dado que recientemente varios líderes chinos habían expresado su confianza en el control de la inflación y habían dicho que un alza en las tasas podría aumentar el flujo de capital especulativo hacia el país.

"Lo hicieron ahora probablemente porque los datos del PIB e IPC del jueves sean demasiado fuertes para ellos", dijo Dariusz Kowalczyk, economista jefe de Credit Agricole CIB en Hong Kong.

China publicará el jueves el dato de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para el tercer trimestre y una serie de datos económicos de septiembre.

Economistas consultados por Reuters esperan una desaceleración en el crecimiento económico a un 9.5% anual en el trimestre pasado, por debajo del 10.3% del segundo trimestre.

Un sondeo había mostrado el mes pasado que un grupo de economistas consideraba que las tasas se mantendrían estables por un período prolongado, sin cambios en el horizonte hasta el segundo trimestre del 2011.

Impulsados en parte por estas expectativas de bajas tasas, los precios de los activos chinos han mostrado indicios de aceleración.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El índice de acciones de la bolsa de Shanghai ha trepado cerca de un 16% en los últimos nueve días de operaciones. Y a pesar de meses de campaña para enfriar al mercado de bienes raíces, la inflación en los precios de las viviendas ha empezado a cobrar fuerza nuevamente.

"Esto es un balde de agua fría para el mercado", dijo Zhang Yuheng, analista de Capital Securities en Shanghái. "El alza en sí misma no es tan grande, pero el impacto sicológico es fuerte ya que aparecerán expectativas de más alzas de tasas", señaló.

Ahora ve
Chefs nacionales e internacionales se unen para repartir comida
No te pierdas
×