Bernanke defiende plan económico para EU

El presidente de la Fed aseguró que la política monetaria no llevará a una inflación no deseada; el funcionario advierte que uno de los mayores riesgos que enfrenta el país es el elevado desempleo.
ben-bernanke-fed-3-rt.jpg  (Foto: CNN)
WASHINGTON (CNN) -

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, dijo este miércoles que la política monetaria agresiva de la entidad no generará una inflación no deseada en el futuro.

En una columna de opinión que será publicada este jueves en el diario Washington Post, Bernanke sostuvo que los mayores riesgos que el país enfrenta actualmente son la tasa de desempleo que se mantiene demasiado alta y que los indicadores de inflación son demasiado bajos.

"Una inflación demasiado baja puede presentar riesgos si la economía tiene problemas. En el caso más extremo, una inflación muy baja puede convertirse en deflación, lo que puede contribuir a largos periodos de estancamiento económico", escribió Bernanke.

"Aún en la ausencia de esos riesgos, una inflación baja y en declive indican que la economía tiene capacidad considerable de posibilidades, lo que implica que hay un espacio en la política monetaria para apoyar ganancias adicionales en el empleo sin correr el riesgo de un sobrecalentamiento económico", agregó.

La Fed lanzó el miércoles una nueva y controversial política, al comprometerse a comprar 600,000 millones de dólares más en bonos del Gobierno hasta mediados del próximo año, en un intento por darle respiro a una alicaída economía estadounidense.

La decisión, que llevó a la Fed a terreno desconocido, tiene como objetivo disminuir aún más el costo del préstamo al consumidor y las empresas, que aún sufren los efectos de la peor recesión en décadas.

El Banco Central de Estados Unidos dijo que comprará cerca de 75,000 millones de dólares mensuales en bonos del Tesoro de largo plazo. Agregó que revisaría regularmente el ritmo y tamaño del programa y lo ajustaría dependiendo del ritmo de la recuperación.

Cerca del 90% de sus compras se centrarían en bonos del Tesoro con vencimientos entre dos años y medio y 10 años, dijo el Banco de la Reserva Federal de Nueva York en un comunicado.

Bernanke también rechazó la inquietud respecto a si las compras de activos y su efecto en los mercados financieros tendrían un efecto positivo discernible en la actividad económica estadounidense, que creció sólo a un 2% anual en el tercer trimestre.

Al estimular los precios de las acciones y de los bonos corporativos, explicó, la compra de bonos de la Fed puede -y ya lo ha hecho en cierta medida- estimular el tipo de inversión que comenzará a reducir la tasa de desempleo del país, que llega a un 9.6%.

"Condiciones financieras más favorables promoverán el crecimiento económico", escribió.

"Las tasas más bajas de los bonos corporativos instarán a la inversión. Y los precios mayores de las acciones aumentarán la riqueza de los consumidores y ayudará a incrementar la confianza, lo que también puede estimular el gasto", agregó.

No obstante, Bernanke reconoció que la idea de conducir la política monetaria a través de este tipo de compras no es muy familiar, señalando que esto ha llevado a la Fed a proceder con cautela.

El reiteró la noción de que el Banco Central tiene las herramientas que necesita para retirar el estímulo monetario si la inflación parece estar creciendo demasiado rápido.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
¿Por qué tiembla tanto en México?
No te pierdas
×