AL y Asia sortean el ‘efecto’ Fed

Los países del bloque dijeron que aplicarán medidas para evitar una masiva llegada de capitales; señalan que el estímulo de la Fed dificulta un acuerdo sobre el equilibrio en el mercado de divisas.
monedas  (Foto: Jupiter Images)
SEUL/BEIJING (CNN) -

Las autoridades de las nuevas potencias económicas del mundo en Asia y América Latina prometieron este jueves presentar nuevas medidas para frenar los ingresos de capitales luego que la Fed estadounidense anunciara que inyectará miles de millones de dólares para rescatar a su economía.

Las economías emergentes expresaron su disconformidad con la medida de la Reserva Federal, que hace aún menos probable un acuerdo sustantivo sobre desequilibrios globales y tipos de cambio en la cumbre del Grupo de los 20 líderes globales de la próxima semana en Seúl.

"En la medida que el mundo no ejerza restricciones a la emisión de monedas globales como el dólar -y esto no es fácil-, entonces la ocurrencia de otra crisis es inevitable, lo que unos pocos occidentales sabios lamentan", dijo Xia Bin, asesor del Banco Central chino en un diario manejado por la entidad.

El Ministerio de Finanzas y Estrategia de Corea del Sur dijo que había enviado "un mensaje a los mercados" el jueves y consideraría "agresivamente" controles sobre los flujos de capital, mientras que la Secretaría de Comercio Exterior de Brasil dijo que la decisión de la Fed podría causar "medidas de represalia".

Tailandia elevó la posibilidad de una acción concertada para combatir la avalancha de dólares que se espera llegue a los mercados emergentes.

"El gobernador del Banco Central ha confirmado que ha tenido discusiones con los bancos centrales de países vecinos, que están listos para imponer medidas en conjunto si es necesario para frenar el posible flujo de dinero especulativo a la región", dijo el ministro de Finanzas, Korn Chatikavanij.

Un alto funcionario indio, que habló con la condición de no ser identificado, afirmó que mientras Estados Unidos tenía el derecho a estimular su propia economía, otros también servían a sus propios intereses y dijo que cualquier acuerdo sobre las monedas en Seúl tenía que ser un "triunfo para ambos bloques".

"Y eso obliga a una solución política y ese es el por qué todos estamos mirando a Seúl", acotó.

El mes pasado, los ministros de Finanzas del G20 discutieron un acuerdo que llevara al papel las visiones radicalmente diferentes de los dos principales combatientes, Estados Unidos y China.

El comunicado del encuentro llamó a evitar las devaluaciones cambiarias competitivas y a los gobiernos a trabajar por un conjunto de políticas que reduzcan los desequilibrios en las cuentas corrientes de los países.

El chino Xia advirtió en el diario Financial News que Beijing defenderá su propios intereses. "Debemos pensar en 'lo que es bueno para nosotros'."

"No me parece que este es el tipo de ambiente en el que un país se comprometerá a objetivos", dijo el estratega de Credit Suisse Olivier Desbarres.

Tras la medida de la Fed de comprar 600,000 millones de dólares en bonos de Estados Unidos, el Banco Central surcoreano salió a comprar su moneda el jueves en un intento por frenar su avance luego de alcanzar máximos de seis meses.

Otras monedas de alto rendimiento también subieron, como el dólar australiano, que llegó a un techo desde 1982 y Japón advirtió que estaba listo para intervenir y detener la escalada del yen, que podría perjudicar a sus exportadores.

En público, los funcionarios de Corea del Sur se manifestaron optimistas de un acuerdo en el encuentro del G20, pero en privado, el optimismo sobre un pacto apoyado en números firmes ha sido limitado por la oposición de Alemania y China.

"Es muy difícil decir que tendremos números (fuera de la cumbre)", dijo un funcionario surcoreano que declinó ser identificado.

Controles de capital

Seúl ha declinado anunciar controles a los flujos de capital por temor a pasar un bochorno antes del G20, pero otros participantes han sido menos vergonzosos.

Brasil ha anunciado una serie de medidas en las últimas semanas para combatir la apreciación del real al intervenir directamente en el mercado y duplicar un impuesto a los flujos de capitales, aunque las medidas parecen no haber tenido mucho impacto.

Colombia anunció la semana pasada una serie de medidas para contrarrestar el avance de su moneda, incluyendo mantener su dinero en extranjero, comprar dólares en los mercados de futuros y ayudar a la industria a reducir las tarifas de importación.

Los ingresos de capital han sido masivos. Los flujos hacia fondos de mercados emergentes llegaron a 46,400 millones de dólares en el año a la cuarta semana de octubre, comparado con los 9,400 millones de todo el 2009, según la firma EPFR.

Brasil se quejará

Brasil usará la próxima cumbre del Grupo de 20 economías líderes para quejarse por la decisión de la Reserva Federal estadounidense, dijo el jueves el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega.

Mantega dijo a la prensa que la decisión de la Fed del miércoles podría agravar los desequilibrios de la economía global.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Todos quieren que la economía de Estados Unidos se recupere, pero no hace ningún bien simplemente arrojar dólares desde un helicóptero", afirmó.

"Tienes que combinar eso con política fiscal. Tienes que estimular el consumo", añadió.

Ahora ve
Harry Potter cumple 20 años
No te pierdas
ç
×