La ‘guerra de divisas’ apoya al peso

Es improbable que los países lleguen a un acuerdo común, por sus propios intereses: Merrill Lynch; el relajamiento cuantitativo no hará nada para ayudar en el proceso de recuperación de EU: Molano.
Monedas  (Foto: Jupiter Images)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Un pacto colectivo que detenga que detenga la llamada "guerra de divisas" parece improbable, si se considera que los gobiernos están poniendo sus propios intereses como prioritarios, por lo que la tendencia de apreciación de las monedas, entre ellas el peso mexicano, se mantendrá en las próximas semanas, coinciden analistas.

El tipo de cambio deberá mantenerse apoyado, puesto que el Banco de México (Banxico) no parece estar dispuesto a implementar medidas en el corto plazo, aseguró David Beker, director de Economía y Estrategias de Renta Fija para América Latina de Merrill Lynch, mientras Salvador Orozco, subdirector de Análisis de Mercado de Dinero y Cambio de Santander estima que el peso podría mantenerse con un piso alrededor de 12.15 por dólar.

Desde finales de agosto y hasta ayer martes, el tipo de cambio registra una apreciación de 7.6%. El programa de compra de bonos de la Reserva Federal (Fed) seguirá siendo un factor positivo para el desempeño de los mercados accionarios a nivel internacional, asegura a su vez Arturo Espinosa, director de Servicios de Análisis de Santander.

"Pensamos que la decisión anunciada por la Fed ya fue descontada, en buena medida, por los mercados financiero; sin embargo, las condiciones de liquidez seguirán favoreciendo valuaciones elevadas en los mercados accionarios".

La cautela de las monedas emergentes, luego de los crecientes reclamos hacia EU por intentar depreciar su moneda ante el mecanismo de compra de bonos que anunció la semana pasada la Fed, provocó una moderada toma de utilidades en las monedas de mercados emergentes y ayudó al dólar, al tiempo que se sumaban preocupaciones por la situación fiscal de Irlanda, resalta Mario Copca, director del Mercado de Cambios de la firma MetAnálisis.

"El mercado sigue a la espera de nueva información económica que permita confirmar la expectativa de una apreciación del peso hacia 12.12 por dólar o que cambie esa previsión y comience una mayor toma de utilidades".

El saldo semanal de las posiciones especulativas en futuros del peso en Chicago, subieron a 3,346 contratos ligeramente por arriba de los 3,228 contratos de la semana anterior, lo que indica que hubo una moderada compra de pesos.

El relajamiento cuantitativo (inyección de liquidez), puede proporcionar algún alivio a EU impulsando el valor de los activos financieros, pero no hará nada para ayudar en el proceso de recuperación económica, advierte Walter Molano, economista en jefe de BCP Securities.

"Al final, no hay sustituto para la limpieza de los estados financieros de las instituciones quebradas. Las lecciones de las crisis financieras de alrededor del mundo han sido que los bancos insolventes deben ser confiscados rápidamente", dice.

La administración de estas instituciones financieras, necesita ser despedida, los accionistas eliminados y limpiar los estados financieros. "Dejar de hacerlo mantendrá a la economía cargada, con el peso muerto de un sistema financiero disfuncional que le impedirá embarcarse en la fase de recuperación del ciclo de negocios".

De hecho, subraya que el relajamiento cuantitativo del presidente de la Fed, Ben Bernanke, puede ser un intento para impulsar los estados financieros de los bancos, inflando los precios de los activos. Dados los créditos pendientes o sin pagar en EU, la necesidad de las familias de limpiar sus estados financieros y los actuales problemas legales con los embargos de hipotecas, los bancos probablemente no darán crédito adicional al mercado minorista.

"Esto significa que quizás inyectarán los fondos adicionales a los mercados financieros. Como resultado, los precios de los activos continuarán elevándose. El efecto positivo de los valores ayudará a las familias a incrementar su gasto, pero no hará mucho por el panorama del empleo", expone Molano.

Para el estratega de Merrill Lynch, David Beker, a pesar de que resulta muy difícil evaluar en qué medida fluirá el alivio monetario hacia los mercados emergentes, queda claro que los rendimientos en el mundo desarrollado se mantendrán bajos por más tiempo, impulsando la búsqueda de rendimientos y de crecimiento en los emergentes.

"A pesar de que los participantes en los mercados ya anticipaban el anuncio de la segunda ronda de relajación, en vista de la apreciación de divisas y la compresión de rendimientos en las curvas de las tasas de interés en Latinoamérica, esperamos que continúe la actividad al convencerse los inversionistas de que los bancos centrales del mundo no se quedarán con las manos cruzadas ante una sorpresa de crecimiento negativo".

A varios gobiernos de la región les preocupan las presiones que generen una apreciación de sus divisas en un contexto de incertidumbre sobre el crecimiento global para el próximo año. "Esto ha desatado declaraciones y medidas en contra de la apreciación: un ambiente al cual deberíamos acostumbrarnos, puesto que, en nuestra opinión, es probable que se intensifique en los próximos meses", aclara.

Ahora ve
Así luce la Ciudad de México, a un día del terremoto de magnitud 7.1
No te pierdas
×