Críticas a EU ensombrecen cita del G20

Las tensiones internacionales se avivan mientras se aproxima la reunión del Grupo en Corea de Sur; el estímulo de la Fed no sólo ha sido criticado por extranjeros, sino también por estadounidenses.
dólar, billete, economía, presión  (Foto: Photos to go)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

Las crecientes críticas a la política de la Reserva Federal estadounidense (Fed) alimentan las tensiones internacionales mientras los líderes de las principales economías están por reunirse el miércoles en Corea del Sur.

La Fed anunció la semana pasada que inyectaría otros 600,000 millones de dólares a la economía del país mediante la compra de bonos del Tesoro a largo plazo, una medida conocida como segunda ronda de flexibilización cuantitativa o QE2.

La decisión, temen algunos, podría ocasionar presiones inflacionarias, una nueva burbuja de activos o reavivar la llamada "guerra de divisas" (en la cual las naciones deprecian sus monedas para mantener competitivas sus exportaciones).

El presidente Barack Obama atenderá esas inquietudes en días próximos, al llegar a la cumbre del G20 en Corea del Sur.

La crítica más dura provino del Ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, quien dijo a la prensa que "con todo el respeto, la política estadounidense anda despistada. Inyectar más liquidez al mercado no resolverá sus problemas." Schäuble dijo incluso que es "contradictorio que los estadounidenses acusen a los chinos de manipular el tipo de cambio y luego deprecien artificialmente al dólar al imprimir más dinero".

Las autoridades chinas, en cambio, no han anticipado críticas sobre la decisión de la Fed, indicando que la reforma al sistema financiero internacional y las acciones del Banco Central estadounidense se discutirán en las sesiones del G20. Sin embargo, el gobernador del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, señaló en un foro económico en Beijín que la medida de la Fed podría contribuir a desequilibrios globales al devaluar el dólar y provocar un flujo de efectivo a las economías emergentes, según reportó el servicio estatal de noticias.

El sudafricano Pravin Gordhan, voz destacada entre los ministros de finanzas de las economías emergentes, indicó que la decisión de la Fed es decepcionante porque socava el espíritu de la cooperación multilateral, la razón de ser de las reuniones del G20.

Obama, por su parte, defendió desde la India la actuación de la Fed y apuntó que el crecimiento de la economía estadounidense no es bueno sólo para el país "sino para todo el mundo".

Pero las críticas a la Fed provienen incluso desde dentro, como lo manifestó el gobernador Kevin Warsh en un artículo para el Wall Street Journal. En la nota, publicada el lunes, Warsh defendió la última ronda de compras de activos, pero reconoció también que la QE2 encierra "riesgos nada banales" y advirtió que el Banco Central podría cambiar el rumbo si esos riesgos comienzan a materializarse.

El gobernador agregó que la Fed "no es un taller de reparaciones para políticas fiscales, regulatorias o comerciales rotas" y que sus acciones son limitadas y están sujetas "a revisión constante."

El presidente de la Fed de Dallas, Richard Fisher, también advirtió que la QE2 podría provocar mayores descensos del dólar, más especulación en los mercados, alza en los precios de los commodities y pérdida de credibilidad para la Fed. Señaló que la economía está tan inundada de dinero que inyectarle más al sistema no servirá para impulsar las contrataciones.

"Les pedí (a los miembros de la Fed con capacidad de voto) que consideren si no estamos prescribiendo la medicina equivocada para la enfermedad que sufre nuestra economía", dijo Fisher.

Ahora ve
Escultores del hielo alistan sus piezas en mercado de Edimburgo
No te pierdas
×