Miembros de la Fed defienden estímulo

Funcionarios del Banco Central aseguran que el plan de 600,000 mdd es necesario para la economía; los titulares regionales buscan la confianza del mercado, y no ven presiones inflacionarias.
fed-reserva-federal-AP.jpg  (Foto: AP)
MONTGOMERY, Estados Unidos (CNN) -

Consejeros de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) se defendieron de una ola de críticas por su estímulo económico de 600,000 millones de dólares, argumentando que este era necesario para apuntalar a la frágil recuperación económica.

El intento de la Fed de inyectar dinero al sistema financiero mediante la compra de bonos del Tesoro ha generado temores de que genere burbujas de activos en los mercados emergentes e inflación doméstica.

El presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart, se enfrentó a la reiterada idea de altos funcionarios económicos de países como China y Brasil de que este estímulo era una medida indirecta para alentar las exportaciones con un dólar más débil.

"No hay un intento de política monetaria para maquinar valores específicos -o incluso una dirección- para el dólar", dijo Lockhart en un discurso ante la Alabama World Affairs Council en la noche del martes pasado.

"Esta política no fue adoptada para incentivar la depreciación del dólar", agregó.

Otros tuvieron palabras similares.

En una entrevista con el diario Wall Street Journal, Charles Evans de la Fed de Chicago dijo que la principal preocupación del Banco Central debe ser, por definición, el desempeño de la economía estadounidense.

Tras salir en el verano pasado de su peor recesión desde la Gran Depresión, la economía estadounidense ha crecido de manera irregular, el desempleo se mantiene pegado en 9.6% y la inflación está por debajo de los niveles de comodidad de la Fed.

"Yo seguiría queriendo aplicar política monetaria expansiva hasta que tenga algo de confianza de que esa situación esté cambiando", dijo Evans al Journal. Afirmó que los 600,000 millones de dólares son un "buen punto de partida" del programa de alivio.

El presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, estaba dispuesto incluso a considerar compras adicionales.

"En la medida que el panorama económico no mejore claramente, esperaría que compremos el monto total", comentó al the Wall Street Journal.

"Si la economía estuviera más débil y tuviéramos más deflación y una mayor tasa de desempleo, entonces tendremos que ver si tenemos que tomar medidas adicionales", agregó.

Lockhart, presidente de la Fed de Atlanta, también indicó que esperaba que el programa total de 600,000 millones de dólares sea completado en su plazo hasta junio.

Su colega de St. Louis, James Bullard, sugirió que debería existir un giro perceptible en las perspectivas de la economía para detener las compras.

"La economía tendría que mejorar bastante antes de que todo el comité retroceda sobre eso", dijo Bullard a Bloomberg Radio.

Ahora ve
“El pueblo venezolano no cumple órdenes del imperialismo”, dice Maduro
No te pierdas
×