Empresas padecen la violencia en México

Multinacionales como Caterpillar, Goldcorp y Schlumberger han implementado medidas para protegerse; 15% de los negocios han pospuesto inversiones a corto plazo, según un sondeo realizado por EU.
violencia  (Foto: CNNMoney.com)
Scott Cendrowski

Fue una acción sin antecedentes en la guerra entre los cárteles de la droga en México. Era la madrugada de un jueves a fines de octubre cuando hombres armados dispararon contra tres autobuses que transportaban personal de la maquiladora que la empresa Eagle Ottawa opera en Juárez, especializada en tapicería para vehículos. En el ataque cuatro empleadas fueron asesinadas y 17 personas más resultaron heridas, alarmando a ese pueblo fronterizo. Nunca antes los empleados de una fábrica estadounidense habían sido el blanco de la violencia que azota al país. Tan solo en este año, más de 10,000 personas han sido asesinadas en la guerra intestina que libran los cárteles de la droga, según el diario mexicano Reforma. Mientras que un sinnúmero más se ha visto envuelto en tiroteos, secuestros y extorsiones.

La violencia comienza a afectar a las multinacionales, no sólo a las que operan en la frontera. "Son Al Capone y Tony Soprano haciendo lo que quieren sin ninguna o poca interferencia policiaca", explica Tom Cseh, subdirector de Vance International, una empresa de seguridad privada.

Entre los incidentes reportados en últimas fechas: a comienzos de otoño, Caterpillar ordenó a 40 empleados estadounidenses retornar con sus familias a Estados Unidos tras un tiroteo frente a una escuela en Monterrey; el gigante petrolero Schlumberger declaró que la violencia en el norte de México impactó sus ingresos del tercer trimestre; la compañía  minera Goldcorp planea construir una pista de aterrizaje para transportar el oro por aire en lugar de llevarlo a través de carreteras peligrosas.

Las empresas extranjeras por mucho tiempo han estado encantadas de participar en la robusta economía mexicana, que ofrece una fuerza laboral capacitada y barata. Incluso con los problemas que el país atraviesa (y que le están costando al país 1.5 puntos porcentuales del  Producto Interno Bruto (PIB) según cálculos de J.P. Morgan), se espera que su PIB aumente cerca de 5% en 2010. "No la veo (a la violencia) como un factor real que desaliente las inversiones en México", indica Al Zapanta, director ejecutivo de la Cámara de Comercio México-Estados Unidos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero incluso una empresa como Unilever, que tiene la mayor fábrica de desodorantes del país a las afueras de Distrito Federal, admite que enfrenta retos en la distribución de sus productos en las regiones más afectadas de México. "No es algo que quieras ver, pero lo hemos afrontado antes", sostiene su CEO Paul Polman.

La actitud está cambiando. Un sondeo difundido en octubre y realizado por Departamento de Estado a 220 empresas estadounidenses que operan en México, reveló que el 15% de los negocios han pospuesto inversiones a corto plazo. Más del 75% dijo que la violencia amenazaba la estabilidad de México a largo plazo. Y, lo que no sorprende, más de una docena de empresas norteamericanas con operaciones en México declinaron comentar públicamente la situación. "No queremos atención", dijo uno de los ejecutivos a Fortune.

Ahora ve
Shakira asegura que está viviendo el momento más difícil de su carrera
No te pierdas
×