Irlanda acepta rescate de la UE y el FMI

El país pidió un préstamo de emergencia a la Unión Europea y el FMI para estabilizar sus bancos; se alcanzó un acuerdo en principio para recibir un apoyo de menos de 100,000 millones de euros.
irlanda  (Foto: CNN)
DUBLÍN (AP) -

Después de semanas de negarse a aceptar un rescate financiero multimillonario, Irlanda pidió el domingo un préstamo de emergencia a la Unión Europea y el FMI para estabilizar sus bancos endeudados. Adoptar el mismo plan de acción de Grecia habría parecido impensable para Irlanda hace algunos años, cuando era el "Tigre Celta" en crecimiento y la envidia económica de Europa.

Otros países de la eurozona y el Banco Central Europeo habían presionado a Dublín para que aceptara la ayuda de contingencia después que creció el nerviosismo sobre un masivo proyecto irlandés para rescatar a sus bancos. Había temor de que el problema se extendiera a otras economías tambaleantes que comparten el euro, como Portugal y España.

Solicitar ayuda a la UE y al Fondo Monetario Internacional significó un anuncio humillante para el gobierno irlandés, que hace pocos días había negado que estuviese negociando dicho paquete o siquiera que fuera necesario.

Los ministros de finanzas europeos accedieron rápidamente al acuerdo, argumentando que "está garantizado para salvaguardar la estabilidad financiera de la Unión Europea y la zona del euro".

El primer ministro Brian Cowen dijo que su país alcanzó un acuerdo en principio con la Unión Europea y el FMI para recibir menos de 100,000 millones de euros (140,000 millones de dólares) a fin de apoyar a los bancos de Dublín que se han quedado sin efectivo.

El ministro irlandés de finanzas Brian Lenihan pasó gran parte de la noche hablando con sus homólogos en la eurozona, de 16 países, sobre los complejos términos y condiciones del paquete de ayuda de emergencia, que continúa definiéndose.

Lenihan dijo que Irlanda necesita menos de 100,000 millones de euros (140,000 millones de dólares) para usarlos como línea de crédito para sus bancos respaldados por el Estado. Esas instituciones bancarias irlandesas reciben cada vez menos depósitos y tienen cada vez más dificultades para recibir préstamos en el mercado regular.

Antes, en una reunión extraordinaria de su gabinete el domingo, Cowen subrayó que Irlanda no va a elevar su gravamen de 12.5% sobre las ganancias de las empresas, su herramienta más poderosa para atraer y retener a 600 compañías estadounidenses con sede en el país.

El dinero del paquete de ayuda provendrá de la comisión ejecutiva de la Unión Europea y el fondo de apoyo establecido por los países de la eurozona previamente en el año. También podría haber préstamos bilaterales de países fuera de la eurozona.

Irlanda ha estado al borde de la bancarrota por la desafortunada decisión de asegurar a sus bancos contra todas las pérdidas, lo que ahora le ha costado más de 50,000 millones de euros (69,000 millones de dólares) y ha llevado a su déficit a terrenos insondables.

Este país de 4.5 millones de habitantes enfrenta al menos cuatro años más de importantes recortes a su presupuesto y aumentos a los impuestos que suman al menos 15,000 millones de euros (20,500 millones de dólares), tan sólo para que su déficit, que aumentó este año al récord europeo de 32% del PIB, pueda regresar al límite de 3% para el 2014.

Gran Bretaña, el país con la exposición mayor a los bancos irlandeses reiteró el domingo que estaba listo para ayudar a Irlanda en sus préstamos. El tesoro británico dijo en un comunicado que es parte del "interés nacional británico" revivir a los bancos irlandeses y que estará "muy involucrado en las negociaciones sobre la escala y el tipo de asistencia".

La primera parte del préstamo de Irlanda podría surgir de la Comisión Europea. Después el FMI, con sede en Washington, y varias naciones de la eurozona podrían recaudar el dinero en los mercados de bonos.

En el 2008 Lenihan anunció que Irlanda aseguraría todos los depósitos y los enormes préstamos de los bancos a acreedores en el exterior, contra cualquier incumplimiento en el pago. En ese entonces, calificó su decisión como "el rescate financiero más barato de la historia" y dijo que no le costaría a los contribuyentes irlandeses ni un centavo.

Ahora ve
Jabones usados en hoteles de lujo representan una esperanza para Haití
No te pierdas
ç
×