La economía mexicana se aleja de su meta

Para 2011 el Congreso estimó una expansión de 3.9%, pero analistas consideran que crecerá menos; la cifra del PIB trimestral parece concordar con la moderación en el crecimiento, advirtieron.
Economia  (Foto: Photos To Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La economía mexicana comienza a mostrar signos de desaceleración, por lo cual analistas estiman que en 2011 bajará su ritmo de crecimiento hacia 3.5% o 3.2%, cifra que estaría lejos de la tasa de expansión estimada por el Congreso de la Unión en el Proyecto Económico del año siguiente, de 3.9%.

El crecimiento económico de México se está moderando a tasas más consistentes con la capacidad de producción del país, pero la actividad también está influida por la debilidad de la demanda externa y el avance gradual del mercado doméstico, opina Alfredo Coutiño, director para Latinoamérica de Moody´s Analytics. El especialista calcula que la economía mexicana "no puede crecer arriba de 3.5% sin generar desequilibrios".

A pesar de la recuperación existente, el crecimiento promedio estará arriba de su potencial al cierre de 2010, alcanzando una tasa de 5%. "La economía continuará moderándose el próximo año, pero también como resultado de la limitada capacidad de producción se desacelerará a 3.5% con el propósito de crecer sin desequilibrios. De hecho, la economía mexicana no evitará la tradicional desaceleración que usualmente ocurre un año antes a las elecciones presidenciales, en este caso en 2011", expone.

La economía de México redujo su ritmo de expansión en el tercer trimestre del año por una menor actividad de la industria ligada a Estados Unidos, pese a una leve mejoría del sector servicios, mostraron el lunes cifras oficiales. El Producto Interno Bruto (PIB) de México se expandió un 0.7% entre julio y septiembre pasados a tasa desestacionalizada, dijo este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). La lectura es mucho menor a la expansión del 2.30% registrada en el periodo previo.

En general, la cifra del PIB concuerda con una moderación esperada en el ritmo de expansión de la economía mexicana, conforme el impulso existente desde mediados de 2009 ha recorrido mucho su curso, opina Jimena Zuñiga, analista de Barclays. Las estadísticas reveladas por el INEGI apoyan su expectativa de 5.1% para el crecimiento del presente año y el pronóstico de 3.2% para 2011, destaca en un análisis sobre la evolución del PIB mexicano.

La debilidad del mes no la interpreta más que como un natural flujo de datos de alta frecuencia; pero la cifra del PIB, parece concordar la moderación en el crecimiento que la analista había estado esperando.

"No existe un argumento firme para un mayor relajamiento monetario; después de todo, el relativamente bajo crecimiento de México esperado para 2011 parece relacionado primariamente con su reducido potencial de crecimiento del PIB, más que una recuperación cíclica detenida, lo cual no debe ser resuelta con política monetaria", dijo.

Luis Flores, economista senior de Ixe Grupo Financiero, agregó que el reporte del tercer trimestre muestra que el mercado interno continúa fortaleciéndose. La actividad industrial, más relacionada con el mercado externo, siguió creciendo a un buen ritmo, a pesar de una menor actividad en Estados Unidos.

"Asumiendo que no habrá una nueva recesión en EU y que el avance del mercado interno continúe, esperamos que el PIB registre incrementos anuales de 4.9% y 3.7% en 2010 y 2011, respectivamente. Hacia finales de 2011, con una brecha del producto cerrada y una demanda doméstica recuperada, habrá mayor necesidad de apretar la política monetaria. Esperamos que eso suceda en marzo de 2012", explicó.

En tanto, la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin) indica que llegó a su fin la fase caracterizada por la acelerada reactivación de las actividades económicas. Es decir, comenzó la desaceleración.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La duración e intensidad de esta etapa dependerán fundamentalmente de dos factores: de la fuerza con que se transfiera a nuestra economía el impacto desacelerador proveniente de EU y de la capacidad de nuestro mercado interno para convertirse en la principal fuerza motriz del crecimiento.

Frente a esta situación, precisó el organismo, es indispensable insistir que ha llegado la hora de fortalecer al mercado interno. Del ejercicio eficaz, oportuno y transparente del Presupuesto de Egresos de la Federación, de la conservación de un ambiente propicio para los negocios y del estímulo a la inversión y al consumo de lo hecho en México, dependerá la capacidad del mercado interno para sostener el avance de la economía en su conjunto.

Ahora ve
“Todos chipotudos o todos parejos”, dice Guajardo en renegociación del TLCAN
No te pierdas
×