México goza de buena salud: analistas

Es la mejor oferta dentro de la serie de activos en América Latina, asegura Walter Molano; aunque su principal desafío es recaudar más para hacer política social, dice Daude de la OCDE.
mundo, planeta, economía, inversiones,  (Foto: Photos to go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A pesar de que la economía mexicana fue una de las más golpeadas por la  crisis de 2009, hoy es una de las más sanas en América Latina y puede ser una de las mejores ofertas de activos en la región,  asegura Walter Molano, economista en jefe de BCP Securities.

Si bien la economía de Estados Unidos crecerá entre 2% y 3% el próximo año,que a su vez afectará el PIB mexicano, "EU sigue siendo el mercado más grande y su expansión sigue significando buenas oportunidades para México, para hacer más negocios y penetrar más en ese mercado y así crecer. Hay un tema de geografía y de menores barreras comerciales que hacen que México esté en una posición privilegiada", dice Christian Daude.

Sin embargo, el economista de la oficina para las Américas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), considera que  uno de los principales desafíos que tiene enfrenteMéxico es recaudar másy no sólo en comparación con países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), sino con economías similares de América Latina.

"No estamos diciendo que la recaudación de impuestos en México tiene que ser de 10% del Producto Interno Bruto (PIB) de un día a otro, pero claramente hay que incrementar la parte que no proviene de los ingresos petroleros y es un reto no tanto para el crecimiento económico, pero sí para poder hacer política social que también tiene un impacto importante en el desarrollo del país", expone Daude.

En materia impositivahay muchas cosas que se pueden mejorar en México. "Ha habido muchos intentos, que  van en la dirección correcta, pero hay un tema de economía política que lo (hace) difícil como son, por ejemplo, las exoneraciones o subvenciones dentro del IVA o tasa cero a algunos bienes".

Desde el punto de vista económico hay muchos argumentos para eliminar este tipo de diferencias, y tiene consecuencias positivas para la eficiencia económica, pero siempre está el tema de cómo compensar aquellos sectores de la población que se verían desfavorecidos por esta política, sobre todo si pensamos en los sectores pobres, destaca.

La situación del desempleo en México, no se puede comparar a la que registran los países miembros de la OCDE, debido a que el mercado laboral mexicano una gran proporción de mano de obra trabaja en el sector informal.

"Si uno piensa en México, eldesempleo adquiere una dimensión más desesperanteque en países europeos en donde existe una redes de protección social muy generosa y amplia; cuando uno pierde su trabajo, en general, está protegido por 1 o 2 años con ingresos más o menos similares a los que tenía cuando trabajaba".

En el plano social, esa protección permite mayor estabilidad, a diferencia de cuando pierde su trabajo y no tiene cobertura de desempleo, como puede ser en muchos casos en América Latina. "Entonces sabemos que ese tipo de cosas también pueden generar problemas en otros ámbitos".

Para Molano, México es hoy uno de los mejores créditos en la región y puede ser el mejor posicionado para capear una tormenta global. "La política prudente es la virtud más importante del país yen 2009 cuando la mayor parte del mundo estaba experimentando con el ‘vudú Keynesiano', México era el único país que restringía su política fiscal. Como resultado, no sufrió ninguno de los dolores fiscales y de deuda que están envolviendo al planeta".

De igual forma, agrega Molano, su régimen de tipo de cambio flotante "le permitió soportar el infierno que estalló en el extranjero. El peso mexicano se devaluó más de 50%, pero esto no fue un problema dentro del sistema financiero.Los bancos mexicanosse encuentran entre los mejor capitalizados en el mundo, mientras que los prudentes estándares de crédito también limitaron el apalancamiento excesivo que yacía en los sectores de vivienda y corporativo".

Como resultado, las variables macroeconómicas del país son sanas. La economía mexicana debe crecer más de 4.5% anual en 2010. El déficit de cuenta corriente será menor de 1% del PIB y la inflación seguirá cerca de 4% anual y, "en consecuencia, México  no está sufriendo los problemas de sobrecalentamiento que están plagando a demasiados de sus pares y también hay signos de que la violencia está llegando a su fin".

Ahora ve
El Festival Internacional de las Luces ilumina el Centro Histórico de la CDMX
No te pierdas
×